ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

GANA 12 EUROS POR ENCUESTA

REGALOS CHIC

MODA PLAYA

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Saturday, May 19, 2018

Mis vacaciones en familia



Lo pasamos muy bien en el Hotel del Golf Playa porque está justo delante de la playa Pinar de Castellón. Es un hotel perfecto para unas vacaciones de sol y playa con niños. Además, este hotel tiene una guardería para dejarlos mientras tú vas a la playa tranquilamente o te vas de tiendas. 

También está muy bien para los maridos a los que les gusta el golf, como a mi santo. Este hotel está frente al campo de golf de Costa Azahar. Mi marido se lo pasó de cine jugando al deporte de los palos con sus amigos. Yo me dediqué al turismo de sol y playa aprovechando que el hotel dispone de una piscina exterior y tiene la playa allí mismo. También tiene el hotel una terraza donde puedes tomar un refresco bien frío mientras miras lo feliz que es la gente cuando no trabaja. La conexión Wi-Fi gratuita me vino de cine para mi ocio y mis trabajos a través de la Red de Redes. 

Todas las habitaciones eran parecidas. Nosotros nos quedamos con la que nos dieron. Las habitaciones del Hotel del Golf Playa son luminosas y amplias, con espacio suficiente para que no te sientas como una sardina enlatada con el resto de la familia que llevas. Se está bien en la habitación gracias a que cuenta con aire acondicionado. Todas las ahbitaciones tiene un balcón, perfecto para tomar el sol sin salir de tu cuarto, cosa que cada vez más hago. Nuestra habitación tenía vistas a la piscina. Desde la terraza veía a mis niñas nadando como sirenitas en la gran piscina del hotel. 

El cuarto de baño era muy sencillo. Tenía una ducha como la de las habitaciones de los hospitales, con banqueta para sentarte. Yo quité la banqueta. Me ducho siempre de pie. 

Nos quedamos a desayunar, comer y a cenar en el hotel. Era lo más cómodo estando con las niñas. El Hotel Golf tiene un restaurante bufé y un bar-cafetería con unos precios algo elevados. Lo que no tuve que pagar porque me entraba en el precio fue el variado programa de animación, así como un parque infantil. Sí pagamos un extra por un campo de minigolf en el que mi marido presumió de saber jugar al deporte de los palos y las pelotas.

Sunday, May 06, 2018

Mis vacaciones más ardientes



1

Lo que más le gustó a mis hijas de Praga es la estatua ecuestre de Venceslao. Es el símbolo de la patria checa. No entendí qué le vieron. Las llevamos a ver una estatua que la parodia en las galerías art Mouveau del palacio de Lucerna y siguieron diciendo que les gustaba la estatua original. La parodia tiene el caballo muerto. Se lo colgaron del techo con las patas hacia arriba. Esto hacía reír a los turistas. Mis hijas lo encontraron de mal gusto. Ellas querían a Venceslao con su caballo vivo. 

La parodia de la estatua ecuestre de Vendeslao es de un tal David CernÝ. Un hombre que se ha hecho famoso en su país con una parodia de mal gusto. tienen razón mis hijas: un caballo representado muerto no es nada bonito. 

Nuestro viaje a Praga fue bastante cultural. Llevamos a las niñas al Museo Dox, dimos un paseo por el animado barrio de Zizkov y paseamos por otras calles de la ciudad llenas de edificios de agujas góticas. 

Praga es una ciudad bonita a su manera. El Castillo de Praga es el castillo más grande del mundo. Hay que verlo. Mirando su fachada, te das cuenta de la grandeza que se dieron siempre los dirigentes de los países, fueran reyes o no fueran reyes. En este castillo vivieron reyes y todo tipo de gobernantes. Cuando empezaron a ser republicanos no renunciaron a los lujos. 

Mi marido se quedó con ganas de hacer la ruta de la cerveza en la parte vieja de Praga. No se lo permití porque es padre de familia. Uno empieza con una cerveza y acaba con veinte cantando el Asturias Patria querida. Sería horrible. 

Tampoco quise entrar en la Catedral de San Vito. Tenía suficiente con verla por fuera. La fachada era muy de catedral. Praga tiene una parte moderna más desconocida e interesante. No es una ciudad sólo de iglesias, catedrales y castillos. Lo que sí parece por todos sus lados es una ciudad de un cuento de hadas en el que infinitas y mágicas torres acogen a guapas princesas muy deseadas por sus príncipes. Las calles parecen creadas para el simple disfrute de los turistas y las tiendas están decoradas con el mayor detalle para que te sientas cómoda comprando. El marcado ambiente medieval que envuelve la ciudad la hace única. Por eso os recomiendo visitarla.



2

Dos días fueron los que pasamos la semana pasada en Lisboa con las niñas. Lisboa es una ciudad que nos gusta a todos y solemos ir con cierta frecuencia aunque sólo sea para hacer unos viajes por la capital del país vecino en sus famosos tranvías. Prefiero un viaje en el tranvía nº 38 que una cena romántica en un restaurante lisboeta, pero, si pueden ser las dos cosas, mejor que mejor. 

Poco puedes hacer en dos días. Nosotros fuimos los cuatro hasta el Castillo de San Jorge, dimos un paseo por la Lisboa más pueblerina. Subimos al mirador de Santa Justa. Mi marido se empeñó en ir a tomar unas cervezas a la cervecería Trinidade, una cervecería con una cerveza exquisita. Aunque no te guste la cerveza, la de la cervecería Trinidade seguro que te parece deliciosa. Es lo que me pasa a mí. También me gusta mucho el local de la cervecería, un local lleno de azulejos que no te deja indiferente. 

En Lisboa no debes perderte la Praza do comercio. Hay unos restaurantes con mucho ambiente. Tampoco debes perderte el Monumento a los Descubridores. Pero lo mejor, como os he dicho, son los tranvías. 

Os recomiendo visitar Lisboa. Los tranvías son Lisboa, son uno de los mejores medios de transporte para conocer Lisboa. Tienes que visitar los barrios humildes, el puerto, la zona alta. Quedan cinco líneas de tranvía en Lisboa. Hubo unas treinta a principios del siglo XX, cuando el tranvía estaba de moda en muchas ciudades. En Lisboa el tranvía tiene su razón de ser porque es una ciudad con muchas cuestas. El metro no llega a todas partes de la ciudad. Lisboa es una ciudad medieval, con calles enrevesadas. La gente se ha cansado de conducir en una ciudad con poso sitio para dejar el coche y vuelven a fijarse en el tranvía como medio de transporte.



3

Me llamó la atención que Alzira conserve parte de su muralla antigua. De hecho, hasta no hace tantos años, en la Villa de Alzira, el barrio antiguo de la ciudad había una muralla. No sé como la gente no tenía claustrofobia con tanta muralla. Yo prefiero aguantar a los piratas a tener que vivir en un sitio con dificultades para salir y para entrar. 

En todo caso, hoy no hay piratas en Alzira sino muchos turistas, demasiados para mi gusto. En temporada alta parece que estás en una ciudad en fiesta continua. El verano pasado mi marido nos llevó al Parque Natural de la Murta para escapar un poco del mundanal ruido que había en las playas de los alrededores. Pudimos respirar un poco de aire puro en una tarde en la que las niñas lo pasaron mejor que yo. Acabamos la visita al parque con una visita al Monasterio de la Murta. Un sitio tan triste como una monja. Casi me vino la depresión mirando la fachada del monasterio. 

Hay muchos edificios antiguos en Alzira. El mismo ayuntamiento de la ciudad, es un edificio que data del lejano siglo XVI. Se nota que es una ciudad con mucha presencia eclesial en el pasado. Fuimos paseando hasta las Escuelas Pías. Ahora es la Casa de la Cultura, pero se nota que anduvieron por allí los curas. El edificio tiene un aire muy eclesial. 

Os recomiendo visitar Alzira. Si te apartas del monasterio, de las escuelas Pías y de las iglesias lo pasas bien. Eso es lo que no me gusta de Alzira: su pasado clerical reflejado en muchos monumentos. Tiene otros sitios para visitar. Por ejemplo La Casa Museo de la Magia. Mis hijas lo pasaron de cine allí dentro. Si vas a Alzira, puedes dedicar la mañana a caminar por las calles del casco antiguo, finalizando la visita en la Plaza de la Constitución o en la Plaza Cassasús; y por la tarde, continuas andando hasta las Murallas del Viejo Mercado en el Parque de Arabia Saudita y seguir la caminata hasta la Plaza Mayor. También es recomendable visitar el Museo Municipal de Alzira. Nosotros no nos fuimos de Alzira sin acercarnos a la costa en Cullera. La playa es un placer que no me prohivo.

Tuesday, May 01, 2018

Mis vacaciones senderistas



1

Uno de los mejores hoteles que hay en Alcobendas es el Amura Alcobendas, un hotel con spa y centro de bienestar. No me lo creía cuando me alojé con mi esposo. Mi santo iba a una reunión de negocios que se celebraba en este hotel y lo acompañé. Yo también hacía negocios esos días por la zona. Tenía unas clases que les daba a las consultoras de mi empresa. 

Pues bien, quedé encantada con los servicios recibidos en este hotel que tiene conexión wi fi gratuita en todas sus estancias. La conexión wi fi de nuestra habitación funcionaba de maravilla. Nos dieron una habitación amplia con decoración muy de hotel y dos camas inmensas. No había diferencia entre la cama de matrimonio y la cama auxiliar que ocuparon mis dos niñas. La habitación estaba muy limpia. 

Lo mismo pudo decir del cuarto de baño. Era un cuarto de baño con una buena ducha, una pileta lo suficientemente amplia como para compartir en un lavado de dientes familiar. Las toallas te las cambiaban todos los días, igual que las sábanas de las camas. 

El desayuno se nos hizo escaso. De fruta había unas rodajas de sandía que se comió mi hija mayor sola. la bollería que me tocaba a mí se la di a la otra niña. Mi santo y servidora acabamos desayunando de nuevo en una cafetería de los alrededores. 

Pese a esta desventaja del desayuno escaso, os recomiendo el Hotel Amura Alcobendas. Es un hotel que está limpio, es moderno y tiene un personal amable. Del spa y del centro de belleza ni os hablo. El spa es fantástico. Mi marido no vino porque estaba muy ocupado con sus negocios. Se perdió lo mejor del hotel. 

Para desplazarte hasta Madrid ciudad no tienes problemas. A 500 metros de la puerta de este hotel está la parada de metro Moraleja, que ofrece conexión directa con el centro de la ciudad, con la estación de Chamartín y con el estadio Santiago Bernabéu. Yo aproveché para ir en metro a mis tiendas favoritas.



2

Si quieres hacer una ruta senderista de alto riesgo, puedes hace la Vía verde Plazaola que hice con mi marido y prometo no repetir la experiencia. Mi santo me dijo que sólo había que ir bien abrigados y llevar unas linternas. Cuando vi aquellos caminos por dentro de unos túneles de tren, me vinieron ganas de pedir el divorcio. 

La Vía verde Plazaola transcurre por las vías del ferrocarril minero que unía San Sebastián y Pamplona. Con el paso del tiempo, los hierros de las vías fueron desapareciendo. Las autoridades competentes aprovecharon el viejo trazado de la vía del tren para atraer turistas con una vía verde. 

La peor parte de esta ruta son los túneles. Yo pasé más miedo que en una película de miedo. Era horrible. Tenías que ir por con las linternas iluminando el suelo y lo que te rodeaba. Temí que nos pareciera un lobo o un bicho parecido haciendo estragos en nuestras existencias. 

Nos cruzamos con un grupo de jóvenes que hacían la ruta en bicicleta. Tanto tiene ir andando como en bicicleta. Yo casi prefiero ir andando. Ir en bicicleta es muy cansado porque hay que pedalear como una condenada. 

Lo mejor de la Vía verde Plazaola es un pequeño museo con la historia del ferrocarril que pasó por aquellos parajes silvestres. En el museo hay un espacio destinado a los más pequeños de la casa. Nosotros íbamos sin las niñas. Nunca hubiera llevado a mis hijas por un camino con túneles sin iluminar. Se me hubieran muerto de miedo. Mis hijas son muy sensibles. 

No os recomiendo hacer esta ruta, a no ser que te gusten las experiencias fuertes en una naturaleza asilvastrada, con paisajes donde avistas animales salvajes. Nosotros vimos unos zorros. No se veían agresivos. parecía que se acababan de dar una comilona de gallinas por los gallineros de las casas de los ganaderos que quedan en estos valles que serán un verdadero santuario natural, pero a mí no me gustaron

Monday, April 30, 2018

Vacaciones de Miss Culta




1

Mi marido me prometió unos días de vacaciones tranquilas en Mallorca y a mí me parecía imposible que consiguiera encontrar una localidad en esta bella isla de las Baleares donde no hubiera mucho agobio de turistas desatados. Lo consiguió: eligió Porto Cristo en Mallorca y fue todo un acierto.

En este pueblo tienes sitios tan interesantes para ver como cuevas, calas preciosas, restaurantes acogedores, buenos hoteles sin huéspedes dedicados a la borrachera continua y tiendas donde puedes vaciarle la cartera al marido.

Porto Cristo en Mallorca vive del turismo igual que otros pueblos de la isla, pero las autoridades locales han hecho una política mucho más acertada. No encuentras playas descuidadas y todos los equipamientos públicos están en perfectas condiciones. A mí me sorprendió. Estaba muy cansada de ir a Mallorca y encontrarme con turistas desatados. En esta localidad mallorquina, en cambio, encuentras playas muy cuidadas y calas salvajes.

Yo aproveché para acercarme a Manacor. Te queda a sólo 12 kilómetros de Porto Cristo. En Manacor estaba alojada mi hermana con su familia. Era a donde quería ir yo, pero mi santo se empeñó en unas vacaciones más de pueblo en Mallorca. Afortunadamente, en Porto Cristo, no echas de menos las comodidades de una ciudad más grande porque es una localidad que cuenta con todo lo que necesitas para ser feliz.

No sólo hicimos turismo de sol y playa en Porto Cristo. También hicimos turismo cultural. fuimos con las niñas a ver la estatua de una sirena, en la calle de San Jorge y seguimos paseando hasta la antigua Torre des Falcons, una atalaya de 1577, que se alza sobre una cueva escondida que no me gustó mucho. En la Plaza del Carmen se encuentra la iglesia de la Mare de Déu del Carme, en honor de la patrona de los marineros. Hay que recordar que Porto Cristo fue un pueblo de pescadores en sus orígenes.
Cerca de Porto Cristo hay también muchas cosas que ver, como el famoso sistema de cuevas de las Coves dels Drach,es decir, cuevas de dragones, y las Coves dels Hams, o cuevas del garfio, por las figuras de las formaciones rocosas naturales que tanta gracia hicieron a mis hijas. En el cercano Sa Coma hay un safari zoo muy recomendable para los más pequeños de la casa. A mis hijas les encantó.




2

Mi marido quería conocer in situ la estación de esquí más mítica del Tirol, es decir, Kitzbühel. Esta estación de esquí alberga la Hahnenkamp, la carrera del circuito mundial de la que seguramente habrás oído hablar en los programas de deportes.

A mí no me gusta esquiar. Acompañé a mi marido a la Kitzbuhel por el casino que abre al ponerse el sol. No pierdo ocasión para tentar a la suerte en los casinos cuando viajo. Soy de esas jugadoras afortunadas que siempre salen de los casinos con el bolso lleno de pasta. Es cuestión de jugar con cabeza.

No me atreví a esquiar en Kitzbühel. No sé esquiar bien y por allí había muchos esquiadores expertos. Mi marido, en cambio, se atrevió a deslizarse por las pistas más difíciles. Supongo que lo haría para impresionarme. No era necesario. Ya me tiene enamorada desde hace años.

Lo que no debes perderte son las tiendas de marca que hay en el pueblo del mismo nombre. Son lo mejor de lo mejor. Por las calles del pueblo ves coches deportivos de gente que tiene mucha pasta. Eso explica que haya tiendas de las marcas más famosas. Sólo por este ambiente de dinero y felicidad vale la pena ir a Kitzbühel en Austria. A mí me gustaron mucho las tiendas, el casino y hasta me sentí cómoda por las calles adoquinadas y tortuosas del pueblo. Las pistas de esquí las tienen muy cuidadas también. Por algo estamos hablando de una de las estaciones de esquí más importantes del mundo mundial.

La estación es bastante amplia y variada en lo que se refiere a pistas. Las hay para esquiadores expertos y las hay para esquiadores menos expertos. Yo fui hasta una de casi principiantes y me asusté al verlos esquiar. si aquellos eran los que no sabían, no quería ver las maravillas que hacían sobre la nieve los esquiadores expertos. Por eso no me atrevía a esquiar. No quería hacer el ridículo.




3

Unos mosaicos que vi bastante bien conservados estaban en el Museo de San Salvador de Chora en Estambul, un museo ubicado en un edificio que fue en su día iglesia y, posteriormente, mezquita. Nosotros fuimos con un guía que nos fue explicando con calma todas las representaciones que recogían los mosaicos.

Son frescos y mosaicos bizantinos. Nos contó el guía que fueron tapados con yeso. Cuando retiraron el yeso los encontraron casi tan bien como cuando estaban inicialmente al descubierto decorando las paredes de la primitiva iglesia cristiana. Era una iglesia que estaba fuera de la ciudad. De hecho, chora significa fuera de las murallas.

Este museo se lo recomiendo a los fans del arte bizantino. Los frescos son los mejores conservados del mundo. Es toda una lección de Historia del Arte in situ pasarte por las salas del museo. La pena es que cobren la entrada un poco cara. Había turistas que no entraban por el precio. En Estambul hay veces que tienes la sensación de que los lugareños, sean autoridades o ciudadanos de a pi, piensan que los turistas extranjeros somos millonarios.

El mosaico que más gustó a mis hijas fue el de San Salvador. Mi hija mayor copió el dibujo a partir de una foto que sacó su padre. Es un mosaico muy logrado tanto en color como en trazos. San Salvador tenía un traje de color azul precioso. Me refiero al color. Mi marido decía que no eran colores primitivos. Si no lo eran, había que felicitar a los restauradores del mosaico. Lo habían dejado muy bonito para los visitantes. Yo prefiero ver pinturas restauradas a ver pinturas en ruinas.

El edificio del museo procede del lejano siglo XIV. Fue muy bien restaurado tanto por fuera como por dentro. Es uno de esos edificios que tiene Historia en sus piedras porque por allí pasaron creyentes de dos religiones muy distintas.




4

En Villanueva de la Sierra en Cáceres se celebra una Fiesta del Árbol. Yo fui con mi marido y con mis hijas a plantar árboles como el resto de asistentes al evento. Me pareció una iniciativa interesante para concienciar a los niños y a los mayores de lo necesario que es seguir plantando árboles tal como hacían nuestros antepasados. Los árboles son muy importantes para asentar el terreno y evitar riadas cuando empieza a llover de manera copiosa. También son necesarios para que el campo sea más sano. Un campo sin árboles es un campo de golf sin interés alguno porque no tienes ni una sombra que te cobije de las altas temperaturas.

No sólo hacen falta en Villanueva de la Sierra. También haría falta más población. En este municipio han hecho desde su alcaldía alguna iniciativa para atraer nuevos vecinos a un municipio que tiene sólo unos 600 habitantes. Están como en familia.

El centro de salud más próximo no está en el municipio sino a unos 30 kilómetros. Me contaba un vecino que les va un médico todas las semanas, pero eso no es tener un centro de salud como Dios manda, con sus urgencias, sus médicos de familia, sus pediatras, sus enfermeros y enfermeras todos los días.

Nos llamó la atención que los pocos agricultores que quedan tengan tantísimas ovejas. Me decían los vecinos que hace años había muchos pequeños agricultores y pequeños ganaderos. Con 30 ovejas se vivía. Hoy día para tener subvenciones hay que tener miles de ovejas. Más que rebaños son fábricas de ganado ovino lo que tienen en este pequeño municipio extremeño.

Os recomiendo visitarlo. No es un pueblo que esté muy recordado por las autoridades. Deberían restaurar edificios como el Monasterio de Los Ángeles. Son unas ruinas que se arruinan cada día más en medio de una naturaleza plagada de arroyos y verdor silvestre. El lugar que tiene más vidilla en Villanueva de la Sierra es su Plaza Mayor. Es donde se concentra la gente del pueblo, sobre todo cuando hace buen tiempo.

Monday, April 09, 2018

Mis vacaciones familiares felices



1


Nos alojamos en el Mercure Algeciras porque nos dijeron que tenían habitaciones grandes unos amigos nuestros que habían estado previamente alojados en este hotel de Algeciras y quedaron muy contentos. Nosotros también quedamos contentos y satisfechos.

El Mercure Algeciras es un alojamiento hotelero en el que no te aburres. Cuenta con casino y centro de fitness para divertirte y entretenerte. Yo soy muy jugona. Una jugona responsable, pero una jugona a fin de cuentas. Mi chico se siente feliz de esta característica mía porque soy una ganadora. Cuando me cambia la racha dejo las tragaperras.

Este hotel situado en Algeciras es eprfecto para alojarte si estás en esta bonita ciudad andaluza de paso, como era nuestro caso. Es un hotel de 3 estrellas que te ofrece recepción 24 horas, mostrador de información turística con todos los folletos habidos y por haber y Wi Fi gratuita en todas sus estancias. Además, hay terraza para tomar un zumo fresquito al aire libre.

Las habitaciones del hotel disponen de armario, TV de pantalla plana y baño privado con todo lo que necesitas para sentirte limpia. Algunas habitaciones del Mercure Algeciras tienen terraza, como la nuestra. Te las cobran más cara, pero vale la pena. Una terraza es muy necesaria cuando estás en un sitio tan caluroso como Algeciras y alrededores. Yo me tomaba el sol allí mismo sin ir a la playa.

Cada mañana se sirve un desayuno buffet sobrado de bollería industrial y de zumos fresquitos, eso sí, de cartón todos. Mis hijas quedaron contentas: les encantan los zumos de cartón, cuanto más azucarados mejor para sus paladares infantiles.

El Mercure Algeciras se encuentra a 20 kilómetros de Tarifa y a 9 kilómetros de Gibraltar, nuestro destino final. Mi chico iba por negocios al peñón. El aeropuerto de Jerez está a 86 kilómetros. Un poco lejos.

Os lo recomiendo. Es un hotel en el que te sientes cómoda. Está limpio y no es nada ruidoso. Se alojan muchos hombres y mujeres de negocios.




2


No hay nada mejor para unas vacaciones en familia extensa que un apartamento. Nosotros fuimos con mi madre y las niñas al Aparthotel Novo Sancti Petri, un complejo hotelero que sólo tiene tres estrellas, pero que merecería cuatro estrellas tanto por lo bien que te tratan como por sus prestaciones en comodidades.

La playa te quedaba a tres minutos. La tenías allí mismo. la piscina estaba limpia. Los apartamentos te los limpiaban a fondo. No había problemas para conseguir toallas y sábanas limpias.

Nuestro apartamento no era lujoso, pero estaba muy bien. Me recordó un poco a nuestra casa. Tenía una una decoración elegante en tonos crema muy tranquilizadores y disponía de zona de cocina moderna con microondas, nevera y vitrocerámica. Mi madre pudo cocinar todas sus exquisiteces para sus nietas. La cocina fue para ella sola. Así nos ahorramos el dinero de comer y cenar fuera del apartamento.

No nos aburrimos. Los apartamentos se hallan a cinco minutos a pie de los comercios y restaurantes de La Barrosa, a menos de 30 kilómetros de Cádiz y a 2 kilómetros de cuatro campos de golf. Mi chico fue a jugar al golf mientras las mujeres de la casa íbamos a la playa. Estuvimos todos contentos. Yo también aproveche para ir de compras a Cádiz.

Cogimos un coche alquilado. No hubiera hecho falta porque este Aparthotel Novo Sancti Petri en Cádiz tienen un servicio de transporte al aeropuerto. También tienen parking, pero te lo cobran. Nosotros dejamos el coche fuera. Es bastante seguro. A nuestro coche alquilado no le pasó nada. Lo que sí es gratis es la conexión wi fi. Falta hace que sea gratuita. Yo no puedo estar sin conexión a Internet.

Os recomiendo el Aparthotel Novo Sancti Petri en Cádiz. La piscina al aire libre es pequeña y los apartamentos no tienen estancias grandes, pero, como está todo bien organizado, no te sientes con falta de espacio. La decoración en tonos cremas le da un aire familiar. Te sientes como en tu casa.




3


Nunca había visto un jardín más bonito que el que vimos en el Castillo de Villandry del Valle del Loira, en Francia. Son unas seis hectáreas de jardines maravillosamente bien cuidados y de huerto. Da gusto pasear entre unos setos y flores tan bien colocados. Mis hijas quedaron a cuadros. No es para menos. Lo que llama la atención es que este castillo sea de propiedad privada. Tuvo unos dueños a principios del siglo pasado que invirtieron toda su fortuna en ponerlo tan bonito como está hoy en día. El castillo es de la época renacentista.

En total hay seis jardines en el extenso terreno que rodea al castillo. Cada uno de estos seis jardines es una especie de lienzo vegetal enmarcado por terrazas sucesivas que te atrapan con su belleza. Los seis jardines en los que se divide el gran jardín tienen un tema y un diseño diferentes. Esto les da mucho encanto. En la diferencia está el gusto. Si fuera todo igual sería menos atractivo para el visitante que los descubre in situ.

Nos gustó mucho el Huerto Decorativo: sus 9 parcelas forman un tablero de ajedrez multicolor que parece haber sido bordado por las manos perfectas de una modista. Mi marido admiró mucho el Jardín Ornamental, un jardín que se divide en dos salones en torno a los temas de la música, con sus bojes en forma de harpa tal cual el instrumento de música, y del amor a través de diferentes alegorías vegetales cortadas dando formas de: corazón, mariposas, abanicos…

¿Y qué decir del Jardín de Agua? Rodeando un estanque en forma de espejo Luis XV, el Jardín de Agua invita a meditar mientras que el Jardín del Sol se presta a la ensoñación de los enamorados todavía felices. Mis hijas se quedaron con el laberinto, un lugar lleno de niños. Lo que no les gustó nada fue el Huerto de Simples, donde se cultivan plantas aromáticas y medicinales. Mis niñas huelen las medicinas, aunque sea en planta, y huyen como de la peste.

Os recomiendo visitar el Castillo de Villandry, un castillo en cuyo huerto hay un cultivo ecológico y sostenible. Tanto los jardines en sí como el huerto me parecen muy interesantes.

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

REGALOS CHACHIS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA