ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

OFERTAS EN ZAPATOS DE MARCA

ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

HOTELES BARATOS

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Saturday, February 27, 2016

Tomando el té en Córdoba

En el Salón de Té Casa Andalusí, Córdoba, sirven unos tés y unas infusiones deliciosas en un ambiente muy árabe. La decoración te lleva a los salones de té que encuentras en los países musulmanes y lo mismo puedo decir de la música. Yo suelo ir bastante a este local cuando estamos en Córdoba. Me gusta el ambiente tranquilo y relajado que tiene el salón. 

A este salón van muchos estudiantes a estudiar. No es un local que se llene de gente joven ruidosa. Allí todo es silencio y tranquilidad. 

Yo me pierdo con sus tés, infusiones, batidos árabes, y una surtida repostería es lo que principalmente se ofrece. 
Lo más típico es degustar el té moruno, y en mi caso es el que más me gusta y lo suelo pedir siempre. Se elabora a base de hierbabuena. 

Pero podréis optar por otros mucho más tipos de tés e infusiones, tanto fríos como calientes, por lo que encontraremos la bebida ideal sea cual sea la estación del año. 
Están deliciosos sus tés fríos de frutas, de limón, melocotón o naranja. Sus batidos morunos como los de almendras, mango o pistachos… y los zumos y granizados. También podremos tomar chocolate y distintos tipos de café. 

En cuanto a los tés calientes. Creo que ya los he probado todos. Me han encantado los que tienen combinaciones de frutas y especias. Son tés que sólo encuentras en este tipo de teterías que abundan en esta zona de la calle Buen Pastor de Córdoba. 

El té te lo sirven en la típica tetera árabe y los tomamos también el típico vasito de té de los países árabes. Parece que en esos vasitos su sabor es mucho mejor que en un vaso de los que tienes tú en casa. 

Os recomiendo el Salón de Té Casa Andalusí tanto por la decoración árabe del local como por su ambiente muy árabe y también por la gran variedad de tés que puedes degustar.

Thursday, February 25, 2016

Mis vacaciones en Buenos Aires

1

El China Rose es un restaurante de Buenos Aires. Está en su Barrio Chino. Nosotros fuimos por recomendación de un amigo. Nos había dicho que era un restaurante muy elegante. Así es. Da gusto sentarse en una de sus mesas. El restaurante está decorado con muy buen gusto, sin estridencias y primando la comodidad sobre lo superfluo. 

El menú de este restaurante es bastante mejor que el menú que tienen los restaurantes de la zona. Es un menú, como decía mi chico, que está acorde con la elegancia del local. Me gustaron tanto sus platos como la variedad de comidas que había. Podías elegir entre muchos platos distintos. 

La atención de los camareros es muy profesional. Son amables y te atienden rápido, cosa que yo valoro mucho. No me gusta estar esperando horas ni por la comida ni por la factura. 

Mi chico y yo fuimos un sábado. Estaba bastante concurrido, pero no tardamos mucho tiempo en conseguir una mesa libre. La persona que organizaba el tema de las mesas en el restaurante fue muy atenta con nosotros. Nos dijo que en diez minutos teníamos mesa y así fue. 

Nos gustó mucho la cazuela de mariscos que nos sirvieron después de unos entrantes de fiambres. Estaba el marisco que te chupabas los dedos. Me recordó en su sabor a los mariscos gallegos. También estaban deliciosos los tallarines de mar. 

Nuestra mesa estaba en un patio interior muy mono en el que hay pocas mesas. Te sentías como en casa. Cuando te vas te dan una galleta de la suerte. Mi marido no quería comerla. Es muy maniático en esas cosas. Al final acabé comiendo yo las dos galletas. 

Os recomiendo el restaurante China Rose de Buenos Aires. Está limpio, te atienden rápido los camareros, las raciones son abundantes, la comida es sabrosa y el ambiente es tranquilo. Pienso volver cuando regresemos a la capital de Argentina.

------------------


2

El Hotel Tacuabe en Argentina es uno de esos hoteles a los que no me apetece volver. Me decepcionó. Es un hotel que necesita una reforma a fondo, empezando por un aire acondicionado que no funciona ni cuando lo intentan arreglar. A nuestra habitación vinieron dos veces a arreglarlo y, después de cada arreglo, quedaba peor. Casi nos achicharramos de calor. 

Nuestra habitación era de las mejores, según los de recepción. No quiero ni pensar como serían las habitaciones peores. Cuando entramos y vi la alfombra sucia que había en el suelo casi me desmayo. Recuperada de mi espanto, enrolle la alfombra y la dejé en una esquina del cuarto. 

La limpieza brillaba por su ausencia. habitación sucia y cuarto de baño todavía más sucio. Había una pileta que parecía que nunca en la vida la habían limpiado. Tuve que limpiar yo todo. En este hotel tienen unos empleados que parece que no saben lo que es la limpieza. 

No fuimos a desayunar. Después de ver la suciedad en la habitación y en el cuarto de baño no quería ver el desayuno. Mi marido quería ir, pero le dije que mejor desayunábamos en una cafetería. 

No os recomiendo este hotel. El Hotel Tacuabe es sucio, está mal organizado y promete cosas que no tiene, por ejemplo, un spa que nosotros no encontramos por ningún lado. Mejor no encontrarlo porque seguro que estaría sucio como estaba todo el hotel. 

El trato del personal es muy altivo. Te miran como si tuvieras la obligación de alojarte en su hotel. Encima nunca saben nada. Te dicen que de esto se encarga el dueño y de lo otro también. Ah... y ese dueño que se encarga de todo no está nunca en el hotel. Debe ser un dueño fantasma. 

El hotel está en un edificio viejo que parece una casa rentabilizada en alquiler de habitaciones a precios baratos para turistas y no turistas. Cuando estuvimos nosotros muchos de los huéspedes eran argentinos. Deberían reformarlo y contratar otro personal.

Mis vacaciones en el México menos famoso

La Casa de Renta en Bahía de Kino es un hotel coqueto en México para pasar unos días en pareja al otro lado del charco. Nosotros acabamos en este hotel huyendo de Cancún. No me apetecía volver a la ciudad de los recién casados. 

Este hotel tiene muy buena ubicación para unas vacaciones relajadas de sol y playa en México. La Casa de Renta en Bahía de Kino se encuentra en Bahía Kino, a pocos metros de la playa. Desde nuestra habitación se veía la preciosa playa donde pasé horas y horas, unas veces con mi chico y otras veces sola. Mi santo no es muy de playas. Además ni siquiera en vacaciones desconecta de su trabajo. Menos mal que en el hotel había conexión WiFi gratuita. Si nos la hubieran comprado nos hubiéramos arruinado. Mi chico está siempre conectado. 

El aparcamiento privado es gratuito. Otro extra que nos ahorramos. Habíamos alquilado un coche para desplazarnos por los alrededores y a mí no me gusta dejar el coche en la calle, y menos en una ciudad que no conozco. 

Os hablaba de nuestra habitación. Realmente teníamos un apartamento. Era muy cómodo. Teníamos un buen televisor en el pequeño salón, una cocina completa con microondas y nevera. El baño tenía bañera. Había apartamentos que tenían cuarto de baño sólo con ducha, pero yo preferí el que tenía mejores sanitarios. Me gustan los cuartos de baño completos. 

La Casa de Renta en Bahía de Kino está decorada con muy buen gusto. Casi no parece una casa mexicana. Priman los colores crema, los muebles son modernos y las camas grandes y cómodas, muy al estilo europeo.

Para hacer compras no tuvimos problema. Te queda muy cerca el pueblo, donde puedes comprar todo lo que necesitas para cocinar en la bonita cocina del apartamento. 

El establecimiento cuenta además con terraza y zona de barbacoa. El aeropuerto internacional General Ignacio Pesqueira García está a 1 hora y media en coche de la Casa de Renta en Bahía de Kino.

Mis vacaciones en un palacio cutre

El Hotel Palau Lo Mirador, Torroella De Montgrí fue un palacio para mis vacaciones. Habitaciones amplias, jardines de cuento de hadas, un restaurante que abría el apetito con sus manjares, parking gratis... 

Lamentablemente, no todas fueron ventajas. Me decepcionó no tener conexión wi fi. Casi me muero del susto cuando supe que no podía conectarme a la Red de Redes desde mi habitación. Otra desventaja fue no tener ascensor. Tirar de dos criaturas escaleras arriba me dejaba sin fuerzas. 

Dentro de este hotel te sientes como en la Edad Media. todas las habitaciones tienen nombres de personajes antiguos. El nuestro era un vasallo de un Rey de Aragón. Nos tocó una habitación grande, con sillones tapizados en color azul, igual que el sofá y el cabecero de la cama. Teníamos un balcón con vistas al precioso jardín. 

El cuarto de baño tenía una bañera con hidromasaje fabulosa. Casi era mejor el cuarto de baño que la habitación. Los sanitarios se veían nuevos y nos dejaron amenities de sobra, pañuelos de papel incluidos. 

La habitación me apreció oscura. De día aún había luz, pero de noche, las lámparas no iluminaban casi nada. Mi chico decía que aquello era romántico. Mis hijas no decían lo mismo. Se metían en mi cama muertas de miedo. 

Pese algunas incomodidades, os recomiendo este hotel. Es muy palaciego. Los jardines los tienen muy cuidados. Da gusto pasear por ellos. Te sientes una princesa que regresa a su castillo de la Edad Media. 

Del restaurante del hotel sólo puedo decir maravillas. Es un restaurante muy bueno, con una comida variada y sabrosa, sobre todo para los paladares infantiles, y con platos mediterráneos muy bien presentados. La playa te queda a unos seis kilómetros. Nosotros fuimos con las niñas por los alrededores. Hay pueblos preciosos. Por ejemplo, Llafranc, Calella, Begur, L'estartit, Peratallada, Pals... Merecen una visita.

Mis vacaciones en el León más rural

1

El Hotel Rural El Verdenal, Noceda del Bierzo, es un hotel rural que podía estar mejor insonorizado. Casi no pude dormir las tres noches que pasé alojada en este hotel con mi chico. Era como estar en mitad del campo rodeada de ruidos de todo tipo de bichos. 

Ni siquiera la cama cómoda que teníamos en nuestra preciosa habitación con terraza me proporcionó mucho descanso. Otra incomodidad fue el cuarto de baño. En mi vida pasé tanto frío al ducharme. Era como estar en Siberia. 

¿Más desventajas? Pues sí. A mi chico casi le dio un patatús cuando vio que el televisor no funcionaba. Se quedó sin sus partidos de fútbol, lo cual para mí fue una ventaja. El fútbol me pone de los nervios. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar este hotel rural. Está bien para pasar frío. Nosotros casi regresamos a casa convertidos en esquimales. Un día salimos a pasear por los alrededores y regresamos a los quince minutos. Empezó a nevar y no se podía dar un paso por aquellos caminos entre montañas. 

El hotel no es grande. Sólo tiene 11 habitaciones. Cuando estuvimos nosotros sólo había una habitación ocupada. Pudimos elegir una que tenía terraza. No fue muy buena idea porque resultó ser bastante fría. La calefacción funcionaba peor que una escopeta de feria. 

La habitación no me gustó en general. la cama era cómoda, como os dije, pero se trataba de dos camas individuales pegadas. Yo prefiero camas de matrimonio de verdad. Estas dos camas estaban entre un montón de muebles que te quitaban más espacio que comodidad te daban. El armario empotrado, el escritorio, las mesillas, unos sillones, una silla a mayores que no sé para qué la queríamos... 

La ropa de la cama era barata. Parecía de una tienda de segunda mano. La colcha me vinieron ganas de tirarla por la ventana nada más verla. Era viejísima.

------------------------


2

Las carnes rojas no son nada recomendables, pero, a veces, no te puedes prohibir un buen plato de carne de buey como los que sirven en la Bodega el Capricho, Jiménez de Jamúz, un restaurante que está en la provincia de León. 

Nosotros lo descubrimos pasando por la carretera. Teníamos hambre y paramos. Fue un acierto. Nada más entrar el dueño nos enseñó la cocina y los grandes trozos de carne que tenían para preparar. Casi me doy la vuelta. A mí no me gusta ver la carne en plan carnicería de mercado de abastos. Pasado el susto de la cocina, nos fuimos para la terraza aprovechando que tenía calefacción. 

Comimos unas chuletas de buey que nos quitaron el hambre para tres días. Mi chico se animó con un solomillo a la parrilla, pero yo tuve de sobra con el chuletón de buey. No soy de comer mucha carne. Yo soy más de pescados. Me sientan mejor en mi delicado estómago. 

Además de la chuleta pedí una ensalada. Las ensaladas no pueden faltar en mi vida. Me dan mucha vitalidad. Mi chico pidió puré de patatas. Decía que olía como el que hace su madre. 

Os recomiendo el Bodega el Capricho, Jiménez de Jamúz por lo buenas que están sus carnes rojas. No son carnes duras, al contrario. Son carnes blanditas, pero bien hechas. No se te hacen bola en la boca. Fue una pena no llevar a las niñas porque seguro que se hubieran comido algo de solomillo de buey sin protestar. a mis hijas no les gustan las carnes duras. Tienen que ser unas carnes muy blanditas para que te las coman. 

La carta de vinos de este restaurante es amplia. Yo me contenté con una agua y mi chico también porque había que conducir todavía muchos kilómetros. No era cuestión de beber una botella de aquellos vinos con tanto alcohol. 

La desventaja mayor de este restaurante es que los servicios se reducen a dos: uno para chicos y otro para chicas. Había cola el día que estuvimos nosotros. Otra desventaja son los precios. Nos clavaron 75 euros por cabeza. A mi chico casi le dio un soponcio cuando vio la factura. El buey nos salió más caro que si lo hubiéramos matado nosotros.




Tuesday, February 23, 2016

Mi restaurante favorito en Córdoba

En el Mesón Moriles, Córdoba, saboreas la auténtica comida cordobesa en una gran variedad de platos, todos ellos deliciosos. Nosotros vamos siempre al Mesón Moriles La Bodega que se encuentra en la Carretera del Aeropuerto, nº 4. Abrió sus puertas en el año 2004. 

Hay otros dos restaurantes más de esta pequeña cadena de locales de comida cordobesa. He ido con familia, amigos, con mi pareja. Incluso he estado en la comunión de un sobrino. 

El restaurante es muy frecuentado por gente joven. No es un local lujoso, pero es cómodo con su decoración sencilla y funcional. Tiene dos plantas. Nosotros nos solemos quedar en la planta baja o en la terraza que hay fuera, si el tiempo lo permite. Yo soy muy friolera. Por eso nunca como o ceno en las terrazas cuando hace un poco de frío. 

El Mesón Moriles es ideal tanto para comer como para tapear. A mí me encanta su flamenquín de jamón serrano. Se trata de un rollo de carne relleno de jamón y empanado. Te lo sirven en casi todos los restaurantes de Córdoba, pero en ninguno está tan bueno como en el Mesón Moriles. 

La última vez que estuvimos nos decantamos por los pescados, es decir, por muchas frituras de pescado: chanquetes, chipirones, japuta, rosada, boquerones, pijotas, calamares. Yo también pedí merluza y mi marido se apuntó al delicioso bacalao porque el pez espada, su favorito, se había terminado. 

Lo que no os recomiendo es el pulpo a la gallega. Tienen que aprender un poquito más para prepararlo tan bien como lo hacen en las pulpeiras gallegas. Lo demás está todo delicioso. 

Os recomiendo el Mesón Moriles, Córdoba. En cualquier de los tres locales que tienen en esta bonita ciudad andaluza te tratan como si fueras su mejor cliente. No hay que esperar horas par que te traigan la factura. Por cierto, no te cobran mucho. Por eso están siempre hasta los topes. La gente se apunta a los restaurantes baratos en los que se come bien y te dan unas raciones generosas.

Saturday, February 20, 2016

Mis vacaciones más sexys en Italia

La Casa Portagioia en Italia es una casa ideal para pasar unos días románticos con tu pareja. Lo tienen todo muy cuidado. La casa está perfectamente restaurada. Parece una casita de cuento. Es de piedra y conserva los techos de madera en sus interiores, habitaciones incluidas. El mobiliario también es antiguo. En nuestra habitación había una armario de madera de castaño que me recordó los armarios de las habitaciones de la casa de mis abuelos cuando yo era pequeña. 

Los dueños de esta preciosa casa rural son muy amables. Están siempre pendientes de ti e intentan hacerse entender. Chapurreaban español que daba gusto. 

El entorno es igual de fabuloso. Estás en el corazón de la Toscana, un sitio de campos verdes y tranquilidad absoluta. 

No descarto volver. Terry y Marcello, los dueños, son un encanto. Te hacen sentir como en tu casa. Terry hace unas comidas que te chupas los dedos. 

Tuvimos la suerte de que hacía buen tiempo y pudimos usar la piscina que tienen en el jardín. La piscina estaba muy limpia y lo mismo puedo decir de la casa. Lo tienen todo como los chorros del oro. 

No nos aburrimos. Entre las tardes de piscina y las excursiones a Cortona y Arezzo estuvimos más que entretenidos. 

En cuanto a nuestra habitación, era espaciosa, decorada con gusto dentro de la sencillez de una decoración rural. La cama era grande, de matrimonio, con el cabecero de forja. El armario era grande. Desde las ventanas teníamos unas vistas preciosas. 

Os recomiendo, pues, la Casa Portagioia. Sólo por la amabilidad de sus dueños merece la pena pasar por allí unos días. Tienes toda la tranquilidad del mundo para leer, puedes pasar horas y horas en un jardín muy cuidado. El jardín me encantó, pero el comedor también. Te ponían unas mesas con unos manteles blancos de tela tan bien planchados y tan lindos que te parecía que estabas en la casa de tu tía del pueblo, pero pagando, claro.

Entre La Alpujarra y un Museo de Chocolate

1

La Alpujarra, Granada, es una tierra legendaria. Cuando la conoces, tienes que volver porque tiene mucho encanto. 

Cuando conocí la Alpujarra me llamaron la atención las montañas que tiene durante kilómetros. Puedes ir por pequeños caminos, ideales para practicar senderismo. Nosotros fuimos con unos amigos por las laderas meridionales de la famosa Sierra Nevada. Los pueblos alpujarreños son muy bonitos. Puedes ir andando y parando en los pueblecitos para tomar algo. A mí caminar me da mucha hambre. 

Donde más paramos fue en el pueblo de Yátor, en el fondo de un valle recorrido por el río que también se llama Yátor. 

Otro pueblo de La Alpujarra que visitamos fue Yegen. Me encantó su Barrio Bajo. Es muy bonita la plaza del Barrio Bajo, con una fuente abrevadero 

La Alpujarra tiene un paisaje de cárcavas semidesérticas, con vastas panorámicas hacia las sierras prelitorales de Gádor en la provincia de Almería y la Contraviesa en la provincia de Granada. Tampoco debes perderte el Cerrajón de Murtas. ¿Y qué decir de la aldea más bonita de la Alpujarra? La aldea de Montenegro es para no perdértela. 

Os recomiendo visitar La Alpujarra. Es el sitio perfecto para practicar senderismo con amigos o con familiares. Yo fui con mi chico y con unos amigos y nos lo pasamos de cine, pero reconozco que comimos más por los bares de los pueblos que anduvimos. Como dice mi chico, yo practico senderismo de tapeo por los pueblos. 

La Alpujarra no te deja indiferente con un paisaje de cárcavas y formas erosionadas. La Alpujarra te gusta o no te gusta. No hay términos medios.

----------------


2

El Museo del Chocolate, Sueca, en Valencia es un museo que no debes perderte si te gusta tanto el chocolate como a mí. Yo soy de las que me levanto el ánimo con un trocito de chocolate. Me gustan todos los chocolates, hasta con el chocolate blanco me chupo los dedos. 

Cuando sales de este museo sabes todo lo habido y por haber del chocolate. La visita empieza con una explicación completa que incluye la historia del chocolate, su fabricación y los utensilios que se utilizan y se utilizaron en la elaboración de este producto tan delicioso. No se olvidan de las supersticiones. Te dan un grano de café diciendo que da suerte. Yo lo tiré. No me gusta creer cosas sin fundamento. 

Yo hubiera quitado tanta explicación. Te hacen perder el tiempo con una especie de clase magistral que aburrió a más no poder a mis hijas y con un vídeo que te anticipa lo que vas a ver en las salas del museo. 

En este museo tienen utensilios, máquinas antiguas como las tostadoras de cacao, descascarilladoras, pastadoras, máquinas emulsionadoras y demás. Esta parte de la visita, que es guiada, fue la que menos me gustó. donde disfruté del museo fue cuando accedimos a la fábrica de chocolate Comes, una fábrica que data del año 1870 y que sigue elaborando sus chocolates de manera artesanal. 

Nos dieron unos chocolates que estaban muy buenos. Fue lo mejor de la visita. Yo hubiera quitado tanta explicación. Servidora había entrado en el museo para probar los chocolates, no para que me subieran el dolor de cabeza con una clase magistral sobre el chocolate. 

Pese a todo, os recomiendo visitar el Museo del Chocolate, Sueca. Es un museo mejorable, por supuesto, pero huele tan bien que da gusto pasear por sus distintas salas. Mis hijas se quitaron el aburrimiento de encima degustando los chocolates. Deberían dar más. Salimos del museo con ganas de más chocolate.

Mis vacaciones de museos

1

El Museo de los Caminos está en Astorga, en una localidad de la provincia de León, en Castilla-León. Es un museo que recibe su nombre a que esta en lo que fue en su día una encrucijada de caminos. 

Nosotros fuimos a verlo porque nos habían dicho que el edificio había sido diseñado por Gaudí, el arquitecto que hizo la Sagrada Familia de Barcelona. Es un edificio de cuatro plantas unidas por una bonita escalera de caracol, que les hizo mucha gracia a mis hijas. A mí me hizo menos gracia por lo que me mareaba subir y bajar por ella. 

Tiene cosas de arqueología, restos prehistóricos, tallas anónimas en madera policromada, pinturas, orfebrería religiosa y una interesante exposición de artistas leoneses contemporáneos en la última planta. 

Lo que más me gustó de este museo fue el edificio. Parece un castillo por fuera. Gaudí tenía unas ideas muy originales a la hora de hacer todo tipo de construcciones. 

Os lo recomiendo. El Museo de los Caminos en Astorga está muy cerca de la catedral de esta bonita ciudad castellana. Merece una visita, sobre todo por fuera. Dentro a mi chico le llamó mucho la atención la colección de esculturas medievales de madera policromada y los cacharros de orfebrería renacentista y barroca. Hubo cosas que le gustaron menos. Por ejemplo los objetos de época romana que se veían muy viejos. A mí me horrorizaron los sepulcros góticos. La gente mete en un museo hasta lo que mete miedo. Por lo menos deberían meter esos ataúdes en una sala en la que estuviera prohibida la entrada para los niños. Mis hijas casi se me traumatizan al ver aquellas cajas. También tienen en este museo muchas cosas relacionadas con el Camino de Santiago, cosas que a nosotros no nos interesaron mucho. 

El museo es bastante grande. A mí la escalera de caracol me lo hizo todavía más inmenso. No era para mí aquella escalera imposible.

--------------------


2

Hace unas semanas estuve con mi hermana en el Museo de Santa Clara de Murcia, un museo que está ubicado en un convento. Las monjas necesitaban dinero y se les ocurrió montar este museo en el año 2005, gracias a un convenio entre la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la Fundación Cajamurcia, el Ayuntamiento de Murcia y la comunidad religiosa de Las Claras. 

Además de servirle para ganar un dinerito todos los días, tanto acuerdo como hicieron para organizar el museo les sirvió para restaurar y reconstruir parte del antiguo palacio que mandó construir el emir musulmán Ibn Hud en su día. También se reconstruyeron parte de las estancias que había tenido el Monasterio de Santa Clara, que data desde los lejanos años en los que las tropas castellanas reconquistara la zona. 

En el Museo Santa Clara hay varias salas con objetos del pasado andalusí de la ciudad de Murcia, y también hay salas que recogen el patrimonio artístico que poseen las Hermanas Clarisas en Murcia. 

Su ubicación es muy buena. Mi hermana y yo estábamos paseando pro el centro de Murcia y nos encontramos con el museo. Yo no quería entrar, pero mi hermana entra en todos los museos y, como no quería esperarla fuera también entré. No me gustó mucho. Es un museo que huele a monjas. me sentí como una pecadora. 

Por eso no os lo recomiendo ni os lo dejo de recomendar. Es un museo más. Las monjas son muy listas a la hora de hacer dinero. En el museo tiene esculturas, pinturas, documentos, piezas suntuarias, etc. Lo más bonito es el retablo de Santa Clara, obra del siglo XVI de Jerónimo Ballesteros. Menos em gustaron los retablos de San Juan Evangelista y la Predella de la Última Cena. Mi hermana quedó encantada con las esculturas de Diego de Mora, Francisco Salzillo, Roque López y de todos esos escultores que sólo conocía ella. La gente no se paraba delante de esas esculturas. Lo que más les llamaba la atención a los pocos visitantes que había en el museo era la imagen del Cristo de las Isabelas, obra del famoso Salzillo.

Wednesday, February 17, 2016

Mis vacaciones en Salamanca y en Barcelona con parking gratis

1

El Hotel Ibb Recoletos Coco Salamanca es un cuatro estrellas que tiene parking gratis, una gran ventaja para los huéspedes que acostumbramos a viajar llevando nuestro coche. Este hotel está en la Avenida Agustinos Recoletos, 44. 

Nosotros lo elegimos por lo del parking gratis. Últimamente miramos mucho esto del parking porque, cuando te cobran un extra por dejar tu coche en el aparcamiento, la estancia se te encarece bastante. 

El Hotel Ibb Recoletos tiene una preciosa piscina al aire libre que invita a nadar durante horas. Fue una pena que no hiciera muy buen tiempo cuando estuvimos nosotros. Me quedé con las ganas de disfrutar más la piscina. 

Nos dieron una habitación amplia, decorada con un estilo clásico y con unos cortinones que quitaban toda la luminosidad. Podías dormir de día como si fuera de noche con las cortinas corridas. No era una habitación lujosa. 

Menos lujoso era el cuarto de baño. Tenía los azulejos de color amarillento a juego con unos sanitarios que se veían antiguos sin estar viejos. La ducha era normalita. Lo mismo puedo decir del secador de pelo que estaba enganchado al lado del espejo del lavabo. 

Nos quedamos a comer en el restaurante. Una comida normal. También fue normalito el desayuno. No había mucha abundancia ni en embutidos ni en bollería. En este hotel no engordas con los desayunos. 

Os recomiendo este hotel. Es un hotel que te sale bien de precio porque no pagas extra por el parking y tiene conexión WiFi es gratuita. Yo pude trabajar como si estuviera en mi casa en el escritorio de mi habitación. 

El Hotel Ibb Recoletos Coco Salamanca está a 1,8 km de la plaza Mayor de Salamanca, a 2,2 km de la famosa universidad de Salamanca y a sólo 2,5 km del Museo de Art Nouveau y Art Déco. Casi puedes ir andando. Mi marido fue andando con las niñas. Él hace mucho turismo cultural, todo lo contrario que servidora. Lo mío es el turismo de compras.

-----------------------------


2

El NH Collection Barcelona Gran Hotel Calderón está en Rambla Catalunya, 26, una ubicación perfecta para una persona que quiera recorrer la ciudad condal. Es un hotel que ha sido remodelado hace poco tiempo. Huele todavía a albañiles. 

Yo estuve alojada sola. La habitación me sobró porque era enorme. Me gustó su decoración en color blanco. Tenía los suelos de tarima. Los sillones eran de color rojo. Le daban un toque sexy a una habitación un tanto sosa para las personas que están acostumbradas al calor del hogar. 

La mayor ventaja del hotel NH Collection Barcelona Gran Hotel Calderón es su ubicación en el centro de Barcelona. Está a diez minutos a pie de Las famosas Ramblas y del Passeig de Gràcia, la calle de mis compras en esta ciudad. 

Es un hotel bastante grande con sus 255 habitaciones en 11 pisos. Mi habitación era de las altas. Tenía unas vistas panorámicas a la ciudad condal estupendas. 

No descarto alojarme otra vez en este hotel. Cuando vaya con mi familia a Barcelona nos vendrán muy bien las habitaciones comunicadas. Sola también estás bien en este hotel. Yo subí a la piscina de la terraza desde donde ves toda Barcelona. No fui para nadar sino para descansar en las hamacas. También fui al solárium y a una sauna que estaban al lado de la piscina. A donde no fui fue al gimnasio. 

Me vino muy bien el desayuno para madrugadores. Lo tienes que pedir en recepción. Yo lo pedí el segundo día porque tenía que coger el avión muy pronto. Fue mejor que el desayuno buffet que sirven más tarde. En el desayuno buffet había muchos zumos naturales y bollería de la buena, pero los zumos del desayuno de madrugadores se notaban recién exprimidos de las naranjas. 

Os recomiendo este hotel. El NH Collection Barcelona Gran Hotel Calderón es un hotel muy cómodo tanto para las familias como para personas que viajan solas. Está bien insonorizado y lo tienen todo muy limpio. Las habitaciones son mucho mejores que las estancias comunes. A mi el bar, pro ejemplo, no me gustó mucho. Tenía aspecto de bar de barrio.

Tuesday, February 16, 2016

Mis vacaciones en hoteles con jacuzzi

1

El Best Western Candia Hotel es un hotel que está en 40, Diligianni Str., Atenas, Grecia. Es perfecto para los turistas porque no te sale muy caro y está en el centro de Atenas. 

Mucho tampoco te pueden cobrar porque, pese a ser un cuatro estrellas, es muy sencillo. Las habitaciones parecen más de un dos estrellas de España que de un hotel que tiene cuatro estrellas. La nuestra era pequeña y tenía tres camas. Casi no podías ni moverte. Te levantabas de noche para ir al baño y te dabas golpes con las otras tres camas. Era horrible, sobre todo para mí que estoy acostumbrada a alojarme en habitaciones amplias. 

Lo bueno de las tres camas en una habitación fue que nos pudimos meter los cuatro. Mi chico y yo nos apretujamos en una cama y las otras dos camas se las repartieron las niñas. 

La habitación estaba decorada en tonos cremas. Los suelos eran de tarima de madera. Tenía un espejo enmarcado en una madera que recordaba los muebles viejos a juego con un escritorio con igual aspecto de mueble de otros tiempos. Nos dejaron un jarroncito con flores encima del escritorio que quité nada más verlo. Detesto las flores en las habitaciones. 

El cuarto de baño no era mejor. Lo único que tenía de bueno era el jacuzzi. Te metías allí dentro y se te iban las tensiones del día. 

En todo caso, os recomiendo este hotel. El Best Western Candia Hotel es un hotel bastante tranquilo y lo tienen muy limpio. Nuestra habitación estaba como los chorros del oro. 

Me gustó que tuviera un buen aire acondicionado para no asarnos de calor allí dentro, conexión Wi-Fi gratuita, una nevera pequeña en la que podías guardar alguna bebida que traías de fuera y un televisor de pantalla plana. Tuvimos la suerte de que nos dieran una habitación con balcón con vistas a la ciudad. Desde la ventana veías la Acrópolis. Todo un lujo. 

La piscina no era gran cosa. Era una piscina pequeña que parecía de un chalé segunda vivienda de una familia burguesa. 

Lo que más me gustó de este hotel fue la ubicación. El Best Western Candia Hotel está muy cerca del Museo Arqueológico Nacional. Nosotros fuimos andando. 

También destacaría lo bien comunicado que está. Este hotel está entre las estaciones de metro de Larissis y Metaxourgeio y enfrente de la estación central de trenes de la ciudad de Atenas.

--------------------------


2

El Abba Burgos es un hotel que está en la calle Fernán González, 72, una ubicación muy buena para hacer turismo por Burgos. 

Nosotros elegimos este hotel tanto por su ubicación como por la estupenda piscina que tiene. El Abba Burgos está situado a sólo cuatrocientos metros de la catedral de Burgos. Puedes ir andando. Pero mejor que su ubicación es la piscina. Tiene una piscina cubierta climatizada que es una pasada. Pasé horas nadando. Da gusto nadar con el agua calentita en invierno. También tiene una buena sauna, un gimnasio completito y una pista de pádel donde mi chico pasó horas jugando con su hermano. A mí no me gusta este deporte de raqueta. 

No nos cobraron extra ni por la piscina ni por el gimnasio, sauna y demás. Todo un detalle. Otra ventaja a tener en cuenta era la conexión Wi-Fi gratuita en todo el hotel, habitaciones incluidas. 

Nuestra habitación era grande, con tres camas, y las había de cuatro incluso. Es un hotel pensado para gente que hace el Camino de Santiago, como decía mi chico. No era nuestro caso, pero sí el caso de otros huéspedes. 
El Abba Burgos se encuentra en el mismísimo camino de Santiago, junto al parque del Castillo y frente al centro de convenciones de Atapuerca. El castillo de Burgos está a una caminata de cinco minutos. Desde nuestra habitación había unas vistas estupendas de Burgos. 

La nuestra era una habitación muy luminosa, decorada en colores blancos y con aire acondicionado, televisión vía satélite, caja fuerte y minibar bien surtido. Tenía un escritorio que me vino bien para trabajar cómodamente. Yo soy de las que lleva trabajo encima. Ganar dinero es muy importante para mí, sobre todo en vacaciones. Me llamó la atención que nos dejaran una plancha. Nos vino bien. Mi chico siempre saca de las maletas sus camisas bien arrugadas para tener trabajo que hacer. 

El cuarto de baño me gustó menos que la habitación. No era grande y tenía una decoración que mezclaba lo moderno con lo antiguo. Por ejemplo, tenía una bañera cutre dentro de una mampara más adecuada para una ducha por su estilo. Teníamos un secador de pelo y artículos de aseo suficientes para dos personas. 

Nos quedamos a comer y a cenar en el restaurante del hotel. Era lo más cómodo porque también estaban alojados mis cuñados. No me gusta salir a restaurantes de fuera de los hoteles cuando estamos en familia. El restaurante Abba sirve platos de temporada elaborados con productos muy frescos. Nosotros comimos en la terraza jardín con vistas a la ciudad. No era grande, pero se estaba bien allí. 

El hotel también tenía un bar cafetería, perfecto para tomar esos cafés que los cafeteros no podemos evitar a lo largo del día. 

Os recomiendo este hotel. Es bastante moderno en su interior. Lo que no me gustó fue que me cobraran un extra por el parking.

Saturday, February 13, 2016

Mis vacaciones con familia y mascotas

1

El Hotel Univers en Andorra es un hotel acogedor que está ubicado en una casa vieja con cinco plantas. No es un hotel grande, pese a tener tanto piso. Sólo tiene 31 habitaciones, todas exteriores. Estás como en familia. 

Nuestra habitación era de las mejores. Tenía un balcón con unas vistas preciosas a los alrededores nevados del hotel. Era una habitación acogedora, con una cama de matrimonio cómoda, una pared revestida de madera detrás de la cama, tonos cremas por todas partes, incluidos los cortinones que te quitaban la tremenda luminosidad que entraba por el ventanal. 

También me gustó el cuarto de baño, un baño completo con bañera y ducha. Se veía recién reformado, cosa que yo valoro mucho. Detesto los cuartos de baño que se ven muy usados. 

En nuestra calefacción estuvimos calentitos. Yo siempre temo pasar frío en los sitios con nieve. En este hotel no pasmos nada de frío. Tenía una buena calefacción y la de nuestra habitación era calefacción individual. Podías regularla a tu gusto. 

Disponía nuestro cuarto de una televisión con canales vía satélite, un teléfono directo que no usamos. En el cuarto de baño había un secador de pelo que funcionaba bien. El WiFi gratuito estaba disponible en todas las estancias del hotel, incluidas las habitaciones. En nuestra habitación el wi fi iba como una moto. 

Os recomiendo el Hotel Univers en Andorra, un hotel que está muy bien para unas vacaciones en pareja en la nieve. A mí no me gusta esquiar, pero me encanta ir a los sitios nevados. Me relaja un montón ver como a mí alrededor se desliza la gente por las montañas con los esquís. 

Mi chico, en cambio, disfruta del deporte de la nieve. Le vinieron muy bien los precios especiales para disfrutar de las estaciones de montaña y esquí de Vallnord y Grandvalira y el parque de actividades de montaña Naturlandia.

------------------------


2

El Hostal Liste es un alojamiento que está en un barrio de clase trabajadora venido algo a menos en La Coruña. En concreto está en la calle Capitán Juan Varela, 21. 

Pese a ser una especie de pensión está mucho mejor que las pensiones que nos imaginamos. Por ejemplo, todas sus habitaciones tienen cuarto de baño propio. Un baño sencillo como sencillas son sus habitaciones. 

La mía era una habitación doble que te vale de sobra para uso individual. No me sobró espacio. Si hubiera venido mi chico, seguro que nos peleábamos por falta de espacio. En el armario, por ejemplo, sólo cabía el contenido de mi maleta. 

La cama era bastante cómoda, de madera de color cerezo y las paredes de la habitación estaban pintadas de blanco. Te daba sensación de limpieza. De hecho, todo estaba muy limpio. Las sábanas y las toallas te las cambian a diario. 

La conexión wi fi de mi habitación era gratuita. Funcionaba bien. Lo mismo puedo decir del televisor. 

Os recomiendo este Hostal Liste que está situado muy cerca de la estación del tren y también cerca de la estación de autobuses de La Coruña. Puedes ir andando al Corte Inglés y para ir al centro de la ciudad tampoco tienes mucha distancia, aunque os recomiendo coger un bus o bajar en taxi. Aparcar en La Coruña es difícil. Yo prefiero desplazarme en transporte público. 

Los precios del Hostal Liste están muy bien. Una habitación simple te sale a unos 30 euros. La habitación más cara es la que tiene cama supletoria. Te puede salir a 60 euros en temporada alta.

-------------------------


3

El Hotel Oasis es un dos estrellas que está cerca de la playa de la Barceloneta en Barcelona. Tiene una ubicación estupenda. Puedes ir andando a los sitos de mayor interés turístico de la ciudad condal. 

El hotel es discreto, acogedor, limpio. No todas sus habitaciones son iguales. Las hay mejores y las hay peores. A nosotros nos habían reservado una habitación un poco oscura. Le pedí que me la cambiaran y me dieron una habitación luminosa, con las paredes pintadas de color amarillo, una buena cama de matrimonio y un gran ventanal por el que entraba la luz del día a raudales. Me gustó. 

El cuarto de baño no estaba mal, pero era muy pequeño. No me gustó el lavabo. Era de esos lavabos que parece un cuenco de porcelana encima de un mueble de madera. La bañera era casi diminuta, pero se veía nueva. Lo mismo puedo decir del resto de los sanitarios. 

El Hotel Oasis está situado a solo 250 metros de la estación de tren de França. Lo digo por si te da por subirte a un tren. A mí no me gustan mucho los trenes. A cien metros del hotel está el barrio del Born de Barcelona. Es un barrio que le gusta mucho a mi chico. Siempre dice que le gustaría tener una casa en este barrio. 

Os recomiendo este hotel de dos estrellas. Merecería una estrella más. Hay hoteles de tres estrellas que son peores. En nuestra habitación había un aire acondicionado que funcionaba a las mil maravillas, un buen televisor con televisión vía satélite, un pequeño escritorio y un armario que se me quedó diminuto. Suelo viajar con bastante ropa. 

La playa de la Barceloneta están a tan sólo 200 metros. Yo iba andando con mis crías. Mi marido, en cambio, prefirió hacer turismo de museos y de iglesias con su madre. Iban a iglesia de Santa María del Mar que está a menos de cinco minutos de paseo pausado desde el hotel. Mi suegra es muy católica. se sitúa a 4 minutos a pie. 


Este hotel está muy bien comunicado con el resto de la ciudad. A sólo 50 metros está la estación de metro de Barceloneta. El metro es el transporte público más rápido que hay en Barcelona.

--------------------------------

4


El Best Western Candia Hotel es un hotel que está en 40, Diligianni Str., Atenas, Grecia. Es perfecto para los turistas porque no te sale muy caro y está en el centro de Atenas. 

Mucho tampoco te pueden cobrar porque, pese a ser un cuatro estrellas, es muy sencillo. Las habitaciones parecen más de un dos estrellas de España que de un hotel que tiene cuatro estrellas. La nuestra era pequeña y tenía tres camas. Casi no podías ni moverte. Te levantabas de noche para ir al baño y te dabas golpes con las otras tres camas. Era horrible, sobre todo para mí que estoy acostumbrada a alojarme en habitaciones amplias. 

Lo bueno de las tres camas en una habitación fue que nos pudimos meter los cuatro. Mi chico y yo nos apretujamos en una cama y las otras dos camas se las repartieron las niñas. 

La habitación estaba decorada en tonos cremas. Los suelos eran de tarima de madera. Tenía un espejo enmarcado en una madera que recordaba los muebles viejos a juego con un escritorio con igual aspecto de mueble de otros tiempos. Nos dejaron un jarroncito con flores encima del escritorio que quité nada más verlo. Detesto las flores en las habitaciones. 

El cuarto de baño no era mejor. Lo único que tenía de bueno era el jacuzzi. Te metías allí dentro y se te iban las tensiones del día. 

En todo caso, os recomiendo este hotel. El Best Western Candia Hotel es un hotel bastante tranquilo y lo tienen muy limpio. Nuestra habitación estaba como los chorros del oro. 

Me gustó que tuviera un buen aire acondicionado para no asarnos de calor allí dentro, conexión Wi-Fi gratuita, una nevera pequeña en la que podías guardar alguna bebida que traías de fuera y un televisor de pantalla plana. Tuvimos la suerte de que nos dieran una habitación con balcón con vistas a la ciudad. Desde la ventana veías la Acrópolis. Todo un lujo. 

La piscina no era gran cosa. Era una piscina pequeña que parecía de un chalé segunda vivienda de una familia burguesa. 

Lo que más me gustó de este hotel fue la ubicación. El Best Western Candia Hotel está muy cerca del Museo Arqueológico Nacional. Nosotros fuimos andando. 

También destacaría lo bien comunicado que está. Este hotel está entre las estaciones de metro de Larissis y Metaxourgeio y enfrente de la estación central de trenes de la ciudad de Atenas.

-------------------------------


5

El Apartamento Laurel está en General Orgaz 14 (Bajo Derecha), Tetuán, un barrio de Madrid que merece mucho la pena para conocer culturas distintas. Últimamente, está hasta los topes de extranjeros. 

Yo estuve con mi hermana. La pobre tiene un montón de problemas para encontrar un alojamiento que le admita el perro. Como dicen que es de una raza peligrosa, ni los hoteles que admiten mascotas se lo quieren. En este apartamento no tuvimos problemas. Nos dijeron que el perro era tan bienvenido como nosotras. Ni siquiera nos cobraron un extra por el chucho. 

El apartamento tiene tres habitaciones, una cocina que es lo mejor del piso, un cuarto de baño mejorable y un patio interior que parece un invernadero con tanto verde. Las habitaciones también son mejorable. Quitando la mía, decorada en tonos azules y blancos, las otras dos eran cutres a más no poder. Me quedé con la mejor habitación antes de que mi hermana viera la habitación mediocre que le había tocado. 

El cuarto de baño tenía un lavabo con una cortinilla debajo que me puso de los nervios. Quité la cortinilla y apareció a la vista un pie de lavabo que parecía haber salido de una escombrera. Mi hermana me pidió por favor que dejarla la cortinilla puesta. Así lo hice. 

Donde pasé más tiempo fue en la cocina. Tenía unas lacenas en color crema con un toque azul a modo de adorno que las hacía ideales. Era bastante espaciosa. Podías preparar un cocido sin ahogarte con el humo. 

Os recomiendo este apartamento que está situado a 500 metros del Palacio de Congresos de Madrid. Es acogedor con su patio y su conexión WiFi gratuita. El Apartamento Laurel cuenta con cocina, lo mejor que tiene como os he dicho, con lavavajillas. No tienes que lavar ni un solo plato a mano. También tiene un televisor decente y una terraza para tomar el fresco sin necesidad de salir a la calle. 

El Apartamento Laurel está a 600 metros del estadio Santiago Bernabéu. Lo digo para los futboleros. El Paseo de la Castellana te queda como a un kilómetro. Tampoco te queda lejos el aeropuerto. Barajas está a unos once kilómetros.

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

ENCUESTAS PAGADAS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA