ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

OFERTAS EN ZAPATOS DE MARCA

ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

HOTELES BARATOS

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Sunday, January 31, 2016

Mis vacaciones en Logroño y en otros sitios que merecen la pena

1

El Hotel Husa Gran Via Logroño está en el centro de Logroño, justo al lado del casco histórico de esta ciudad famosa por sus vinos. Tiene una buena ubicación para hacer turismo. Te queda todo a una caminata de distancia. 

Justo por esa ubicación céntrica lo elegimos nosotros. A mi marido tanto le da alojarse en el centro de una ciudad como en mitad de la nada. A mí no me da igual. Soy una urbanita convencida. El Hotel Gran Vía está situado en la calle principal de Logroño, se encuentra a unos cinco minutos de la famosa calle Laurel. 

Nos dieron una habitación con una decoración más clásica que la de la casa de una suegra triste. Me sentí vieja en aquella habitación en tonos marrones, sin demasiada luminosidad y con unos cuadros sobre el cabecero de mi cama que parecían sacados de un museo de pinturas antiguas. 

No te faltan comodidades en tu habitación. Tienes aire acondicionado, calefacción, conexión WiFi gratuita, minibar bien surtido, un televisor aceptable. El cuarto de baño no era gran cosa, pero valía para pasar dos días sin echar mucho de menos los baños de tu casa. 

Menos me gustó el desayuno. Te ponían todo contado. La bollería se me quedó corta. Tuve que ir a acabar de desayunar a una cafetería. Últimamente se me da por comer un montón por las mañanas. 

Mi marido quería comer en el bar del hotel. Decía que tenía comidas ligeras. Le dije que ni hablar. Yo necesitaba raciones completas. 

Pese a algunas desventajas que tiene, os recomiendo este hotel. Deberían actualizar un poco la decoración de las habitaciones y cambiar los suelos de moqueta. Las moquetas no son nada limpias.

------------------


2

El Ambiente Hostel en Lisboa no es más que una pensión. Eso sí, tienen todo muy limpio y ordenado. Lo malo es que hay que compartir cuarto de baño con desconocidos y no es plan, por lo menos para mí. 

Yo estuve en esta pensión con unas amigas. Fuimos a Lisboa por motivos de trabajo y no queríamos gastar mucho en alojamiento. Por eso nos decantamos por esta pensión, que yo no hubiera elegido si hubiera sabido que tenía que compartir el cuarto de baño con mis amigas y con algunas más. 

En habitaciones tienen de todo. Las más caras son habitaciones más de hotel, con su cama normal, un sofá y unos sillones, además del armario. Las peores tienen literas. Mis amigas se metieron todas en una habitación de las que tenían literas. Yo preferí pagar un poco más y tener una habitación decente. Las camas literas no están pensadas para mí. 

El hostal también dispone de una cocina compartida. Yo ni la pisé. Mis amigas, en cambio, se metieron a cocineras expertas y toda la pensión empezó a oler a paella quemada que tiraba para atrás. No sé como no las echaron. 

El Ambiente Hostel se encuentra a 1,4 km de la famosa avenida da Liberdade y a 1,8 km de Rossio. El aeropuerto de Portela está a cinco kilómetros. Te queda bien para regresar al aeropuerto sin dejarte un dineral en un taxi. 

Os recomiendo está pensión si no os importa compartir el cuarto de baño. Es un alojamiento limpio, bien situado para hacer turismo de monumentos, mucha arquitectura y mucho pisar el centro histórico de Lisboa. 

No recomiendo el Ambiente Hostel en Lisboa para unas vacaciones familiares. cuando llevas a tus hijos necesitas un cuarto de baño propio. Compartir el cuarto de baño con extraños no me parece adecuado para las personitas pequeñas de la casa. Y para mayores tampoco, pero cuando es lo que hay, toca fastidiarse.

-----------------------


3

El Room Mate Marcos en Oviedo es el hotel de las habitaciones a rayas negras o a cuadros igual de negros. A nosotros nos habían reservado una habitación con las paredes a rayas y el suelo a iguales rayas que le tuve que pedir que me la cambiaran. Me dio un dolor de cabeza horrible nada más entrar. La nueva habitación no era mucho mejor: tenía las paredes pintadas a cuadros blancos y negros como un mantel fúnebre. Casi no pude dormir en toda la noche. 

Encima era una habitación con el techo abuhardillado y la ventana quedaba justo encima de la cama. Yo temía que la ventana no estuviera bien cerrada y me entrara de noche un murciélago o un bicho de esos horribles. Mi marido decía que podía dormir tranquila porque en Oviedo no hay de esos bichos. 

El Room Mate Marcos tiene una buena ubicación. En dos minutos de caminata te pones en la catedral de Oviedo. Es una pena que su decoración no esté a la altura de su buena ubicación. Los de recepción nos dijeron que estaba decorado con estilo Art Déco. Más bien estaba decorado con estilo de la casa de Drácula. 

Ni siquiera tener conexión wi fi gratis en mi habitación me quitó el miedo que me ocasionaban aquellas paredes. Estuve incomodísima. Menos mal que no había llevado a mis hijas porque se me hubieran traumatizado con aquella decoración más propia de un tanatorio que de un hotel. 

En nuestra habitación había caja fuerte, minibar, un buen televisor. El caurto de baño también estaba bien equipado con secador de pelo y artículos de aseo suficientes. 

Desayunamos en el hotel.El restaurante Marcos sirve un desayuno bufé hasta las doce. Te dan tiempo de sobra para desayunar la bollería industrial que ponen. 

Mi marido quería reservar una de sus excursiones por los alrededores. Le dije que ni hablar. El turismo cultural me aburre. Alquilamos un coche en el hotel y nos fuimos de compras. Prefiero mil veces el turismo de adelgazar la tarjeta de crédito. 

No so recomiendo ni os dejo de recomendar este hotel. Sería mucho mejor con otra decoración. Mi marido decía que no era para tanto. ¡Vaya sí lo era!

-------------------------

Mis vacaciones en Perú

ManuAle Residencial está en la Urb. 3 de Diciembre G 18 Frente al Mercado Heroes del Cenepa, Tacna, Perú. Es un hotel en el que te ponen unos desayunos tan abundantes que no te hace falta comer más en el resto del día. 

Yo estuve allí con mi marido. Él estaba en Perú por trabajo y yo por el placer de acompañarlo. A los maridos no se los puede dejar solos porque enseguida encuentran compañías que no les hacen falta. 

No creo que vuelva. Si llego a estar dos días más, regreso a España divorciada. Mi marido algunas veces no está nada acertado a la hora de hacer reservas. me había dicho que nos íbamos a alojar en un hotel que era divino y me encontré con una especie de pensión. Menos mal que toda la habitación con sus cinco camas era para nosotros solos. Nos sobraron cuatro camas y nos faltó espacio. 

El resto de la casa era como una casa de familia. Tenían un comedor con sus sillas de madera a juego con una mesa también de madera que parecía la de la casa de una familia numerosa. 

El ManuAle Residencial está ubicado en Tacna. como os decía, no creo que vuelva por allí. Me sentí como en el fin del mundo. Nunca había echado tanto de menos a mis hijas. 

Ventajas tiene este hotel o como lo quieras llamar. Por ejemplo, no te cobran extra por el desayuno ni te cobran la wi fi. 

No es grande. Sólo tiene ocho habitaciones, todas con varias camas y un cuarto de baño más bien cutre. Menos mal que las toallas se veían limpias. Aún así, salí a comprar toallas para los dos. No me fiaba. 

El televisor que te dejan en la habitación es bueno. De plasma y grande. Parece que la gente por allí le dan mucha importancia a tener un buen televisor. 

No fuimos a la sala donde había un televisor compartido con el resto de huéspedes. A mí me gusta ir a lo mío. Eso de compartir mi vida con los otros huéspedes no me va. Huyo de las estancias tan comunes. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar este hotel que se encuentra a 4 km del aeropuerto de Tacna. Puedes ir a otros aeropuertos, pero el de Tacna es el que más cerca te queda.

-------------------

Saturday, January 30, 2016

Mis vacaciones en Segovia y en otros lugares chulos

1

El Descanso de los Lares es una casa rural que está en la provincia de Segovia. Es una casa rural que te sorprende porque no está en uno de esos edificios de piedra sino en una casa que no te parece ni muy vieja ni muy reciente. Como decía mi marido, es como la casa de su tía del pueblo. 

Nos salió bien de precio. Pagamos unos 23 euros por persona y día. Más pagas en un hotel y no estás tan cómoda como en esta casa rural ubicada en pleno pueblo. No es de esas casas rurales que están en medio de la nada y que te mueres de miedo de noche. 

El Descanso de los Lares se encuentra en el casco urbano de Miguel Ibáñez, en una de las zonas de casas viejas del pueblo. 

La casa no es lujosa. Yo diría que es cómoda. Tiene los suelos de baldosas, unas camas de matrimonio con cabeceros de forja, cortinas de vistosos colores en las ventanas haciendo juego con las colchas de las camas. 

En el patio tiene una barbacoa donde mi marido hizo una churrascada que olía mejor de lo que sabía. Mi marido pasó mucho tiempo haciendo maravillas en la dichosa barbacoa. Las niñas se entretuvieron en el salón donde estaba el futbolín, una diana y otros juegos que no iban nada conmigo. 

Tuvimos la gran suerte de que estábamos solos. La casa tiene cinco habitaciones, todas con un buen televisor de plasma, un buen aire acondicionado y cinco cuartos de baño. 

Los cuartos de baño están muy bien. Tienen unas bañeras hidromasaje que ya les gustaría en algunos hoteles tener. No te falta de nada. Hasta tienes espejos de aumento para depilarte hasta el último vello de la cara, secadores de pelo, geles y demás. 

No tuvimos problemas para comer. Entre las barbacoas de mi marido y los platos bien cocinados que hacía mi suegra en la cocina de la casa rural mis hijas y yo quedamos alimentadas para el resto del mes. Madre e hijo hacen comidas sin límites. les debe parecer que cocinan para un ejército. 

Os recomiendo esta casa rural. Es perfecta para ir con toda la familia. Los responsables lo tienen todo previsto para las familias. Te ofrecen cunas, bañeras para bebés, ordenadores con acceso a Internet para los niños más mayores y para los padres y madres. La conexión a la Red de Redes es gratuita. 

Te salen las vacaciones baratas. Si te gustan los pueblos, es una opción estupenda para unas vacaciones familiares. 

Está a unos veinte minutos de Segovia capital, a una hora de Ávila a hora y media de Madrid. Como os decía, es ideal.

------------------------


2

El Ilunion Atrium está en la calle Emilio Vargas de Madrid. Es un cuatro estrellas que vale la pena por los buenísimos desayunos que sirve. También vale la pena por su decoración moderna y por lo limpio que lo tienen todo. 

Nosotros elegimos el Ilunion Atrium porque está a 10 minutos en coche del aeropuerto de Barajas y del centro de convenciones IFEMA. Teníamos que regresar al aeropuerto y no queríamos un hotel que nos quedara muy lejos de los aviones y también teníamos que ir al IFEMA. Por eso era perfecto para nosotros. 

En este hotel no te aburres. Puedes entretenerte en la piscina exterior si no hace frío. Nosotros tuvimos la suerte de poder disfrutarla sin tener que compartirla con una multitud. Cuando estuvimos querían cerrarla porque el agua estaba fría y la temperatura no invitaba a darse un chapuzón en agua casi congelada. La gente no se atreve a nada. A mí siempre me gustó nadar en agua fría. 

Mi marido fue todos los días al gimnasio del hotel. Yo aprovechaba para sentarme en la zona de wi fi gratuito y mirar mi correo electrónico. En la habitación te cobraban un extra y no era cuestión hacer más ricos a los del hotel. 

No son nada generosos regalando cosas. Por ejemplo, del minibar de la habitación te cobran todo menos el agua. Casi me sorprendió que no nos cobrarán un extra por encender el televisor de plasma que teníamos en nuestro cuarto. 

Os recomiendo este hotel. El Atrium Hotel, situado en el distrito de Arturo Soria, es un hotel con un toque moderno que le da el atrio de cristal impresionante. A 50 metros del hotel hay una parada de autobús que te lleva al centro de Madrid en 15 minutos. Eso está bien si no tienes coche propio o alquilado. 

La habitaciones me gustaron. La nuestra tenía caja fuerte, un escritorio, el televisor de plasma, un armario. En el cuarto de baño te dejan secador de pelo y artículos de aseo suficientes. Nos dejaron también un albornoz y unas zapatillas enormes. 

Nos quedamos a comer y a cenar en el restaurante del hotel unos platos de la temporada que te quitan el hambre. Nosotros siempre pedíamos mesa en la terraza de fuera. Es donde mejor se está. 

Lo que no me gustó anda fue que el parking fuera gratis sólo el viernes y el sábado. A nosotros nos cobraron el sábado porque decían que lo tenían hasta los topes. Saben como hacer dinero.

---------------------------------


3

El Hotel Osuna en Madrid es un hotel que está en la calle Luis de la Mata, muy cerca del aeropuerto. Yo le alojé sola un día que estaba en Madrid por trabajo y no quería perder el tiempo en desplazamientos fuera de la zona por la que me movía. 

Es un hotel limpio, ordenado, con habitaciones grandes, cuartos de baño algo peores y un jardín estupendo donde tienen la piscina con sus hamacas. 

El Hotel Osuna te queda a unos cinco minutos en coche del centro de convenciones IFEMA de Madrid y a ocho minutos en coche del aeropuerto de Barajas. Yo iba a una exposición del IFEMA y aproveché que los del hotel te ofrecen un servicio gratuito para ir hasta allí. También me apunté a su transporte para regresar al aeropuerto. No había llevado mi coche y, como no tenía a las niñas, tampoco era necesario alquilar un coche. 

La decoración de mi habitación era un poco clásica. me recordó la de los pisos bien que hay en algunas ciudades españolas. Mi habitación estaba decorada en tonos azules y blancos igual que la de mis padres. Me sentí cómoda en ella. Tenía un minibar bien surtido del que sólo cogí unas botellas de agua y un televisor vía satélite que se veía estupendamente bien y se escuchaba aún mejor. 

Me quedé a comer en el restaurante del hotel. Es estupendo con sus vistas a la piscina. Te ponen bien de comer. Mucha cocina mediterránea, es decir, arroces hasta aburrir. 

Os recomiendo este hotel. El Hotel Osuna se encuentra a menos de 500 metros de la estación de metro de Canillejas, desde donde te pones en Madrid ciudad en 25 minutos. 

Está en el barrio de Hortaleza, un barrio con muchos parques bonitos y calles tranquilas para pasear lejos de las calles más concurridas de la capital de este país nuestro.

Thursday, January 28, 2016

Mis vacaciones con golf y marido

1

Mobgolf es un buscador de campos de golf que le viene genial a los amantes de ese deporte que tanto gusta a mi santo esposo. Yo odio el golf, pero él se vuelve loco por el deporte de los palos y las pelotas de yeso. 

En este sitio en Internet encuentras campos de golf y puedes hacer una reserva. Hacer la reserva a través de Mobgolf no te incrementa el precio, al contrario. Hay campos de golf que te salen más baratos que si hicieras directamente la reserva directamente. 

En total tienen 32 campos de golf y unos tres mil usuarios registrados. Seguro que tendrán más cuando sean más conocidos. De momento, están empezando como quien dice. 

Os recomiendo Mobgolf. No importa que no seas una experta en golf. Casi todos los campos de golf que tienen en su listado cuentan con escuelas para hacer de ti una experta. Yo lo intenté una vez en una de esas escuelas y sólo conseguí hacer el ridículo. Para jugar bien al golf tienes que tener mucha fuerza en los brazos, cosa que yo no tengo. 

En todo caso, Mobgolf me parece una aplicación interesante, sobre todo para cuando estás de viaje en una zona que no conoces mucho y quieres jugar al golf. A mi marido le resuelve muchas veces la papeleta en estos casos. 

Mobgolf no sólo te busca campos de golf. También encuentra torneos de este deporte, más al gusto de los viejos que de la gente joven. Mi marido es una de esas excepciones juveniles que se muere por el deporte de los palos de hierro.

--------------------------


2


Los Prado Apartments tienen una buena ubicación en Madrid y están decorados con buen gusto. Todo está impecable, muy limpio y se ven los muebles y los sanitarios nuevos. 

Nosotros nos alojamos en uno de estos apartamentos con mi suegra en Navidades. Queríamos estar en la zona de lo sitios de mayor interés en arte y cultura en general. El famoso Museo del Prado está situado a sólo cinco minutos del portal. 

Los apartamentos son perfectos para parejas que buscan pasar unos días románticos con cierta intimidad. También son ideales para familias e incluso para grupos de amigos que buscan más el silencio que la fiesta. 

Nuestro apartamento estaba equipado con todas las comodidades. Teníamos una cocina preciosa decorada en tonos blancos y rojos. Las habitaciones me parecieron muy cómodas con sus camas grandes de matrimonio y su luminosidad natural. El cuarto de baño se veía como recién remodelado. 

Estuvimos mejor que en nuestra casa. Como el apartamento es tan céntrico, pudimos ir de noche a cenar por la zona sin necesidad de subir a un coche. Sólo cenamos fuera dos días. El resto de la semana comimos las exquisiteces de mi suegra. La cocina fue la estancia del apartamento que más frecuentó. Le encanta cocinar. 

Os recomiendo los Prado Apartments por su buena ubicación y por lo cuidados que están. Tienen todo lo que necesitas para ser feliz con los tuyos en unas vacaciones. No descartamos volver algún día. Son unos apartamentos que te quedan a una caminata de todo lo que interesa visitar en la capital de España. Te ahorras mucha pasta en transportes públicos.

----------------------------------------


3

El Lenin Hostel, que está en la calle Valencia de Barcelona, no es más que una pensión cutre. Yo estuve pro allí porque iba sola a la boda de una amiga y no quería gastar mucho dinero en un alojamiento. Me arrepentí. Me hubiera valido la pena pagar más y tener una habitación que se pudiera llamar habitación. 

Me dieron una habitación que tenía cuatro camas. No podías dar un paso sin tropezar con un mueble. Era horrible. Encima era estrecha como un pasillo. Tanta estrechez repercutía en una mala iluminación. Menos mal que la ventana que daba a un callejón la tenía bien ventilada cuando la abrías de par en par. 

Tenía un cuarto de baño propio. No era gran cosa. Los sanitarios se veían tan usados como los de una estación de tren. Me dejaron una botella de jabón de manos barata que ni toqué. Preferí utilizar el gel de baño que llevaba en mi equipaje para todo. 

El Lenin Hostel ocupa un edificio modernista típico situado a sólo a unos veinte metros del paseo de Gracia de Barcelona. 

Realmente no estamos hablando de un hotel. Es una pensión tipo albergue que cuenta con una sala con televisión, otro salón que tiene tres ordenadores que puedes usar gratis para conectarte a la Red de Redes y, si te apetece cocinar, puedes ir a la cocina compartida con todos los huéspedes. Yo entré a echarle un vistazo y salí horrorizada. Estaban todos los huéspedes pobres poniéndose de café hasta las cejas aprovechando que era gratis. Tampoco te cobran la conexión a Internet de las habitaciones. Se nota que los responsables del albergue se esfuerzan por dar un servicio profesional. 

El Lenin se halla a unos metros de las Casa Batlló y La Pedrera, de Gaudí, y está a sólo 1diez minutos a pie de la parada del autobús en la plaza de Cataluña. Fue allí donde servidora cogió el autobús que la llevó al aeropuerto. 

No os recomiendo este albergue. Hay alojamientos mucho mejores en Barcelona y, cuando no estás acostumbrada a alojarte en este tipo de alojamientos, te sientes casi como en la cárcel. Aquello no era para mí.

---------------------------------


Wednesday, January 27, 2016

Mis borracheras más caras

1

El DepiKofino, Sevilla, es un restaurante de tapas originales y vinos caros. Es uno de los restaurantes sevilanos favoritos de mi marido ahora que se le da por la cocina innovadora. 

Yo, en cambio, soy más de comidas de toda la vida. El DepiKofino, Sevilla, tienen tapas que son demasiado modernas para mi paladar clásico. 

NO es un restaurante grande. Por eso me parece más adecuado para ir con tu pareja o con una amiga, que para ir en plan grupo extenso. Tiene un ambiente bastante intimista, que invita a la conversación relajada. 

Mi marido quiere ir siempre para la terraza. Menos mal que en invierno la cubren. De lo contrario, nos moriríamos de frío. Sevilla puede ser bastante fría en invierno algunos días. 

Siempre me sorprenden con la decoración de los platos. En este restaurante emplatan de una manera muy original. El personal es muy eficiente, empezando por los camareros. Te atienden enseguida, cosa que se agradece. 

La última vez que estuvimos por allí, empezamos con una mini pizza de morcilla, que la llaman Juda-s pizza, y que está bastante buena. Yo me pasé de la pizza a un dulce que es una torta de aceite y ahí me quedé. 

Mi marido, en cambio, se atrevió con el arroz tailandes, el bacalao con porrusalda, el 
Ravioli con salmón... Últimamente come demasiado. Aún quería meterse entre pecho y espalda la carrillada con boniato. Le dije que o dejaba de comer o íbamos a un abogado a divorciarnos. No aguanto los hombres gordos. 

Os recomiendo este restaurante que se encuentra en la calle Eduardo Dato de Sevilla, junto a la 
Buhaira. Si te gusta la cocina moderna, es tu restaurante en Sevilla.

-------------------------


2

Si eres joven y buscas un hotel para ir a hacer turismo barato a la capital de Francia con tus amigos, el Le Montclair Hostel es el hotel que necesitas. Es un hotel que tiene camas literas en todas sus habitaciones para que les quepa una tribu entera en cada cuarto. 

Yo me alojé hace cosa de dos años en este hotel con unas amigas. Quedé a cuadros cuando vi las habitaciones. En mi vida había dormido en una cama litera. Cuando vivía con mis padres tenía mi propia habitación y mi cama para mí sola. Aquello parecía una cárcel. 

Está en la zona de XVIII Distrito, a pocos minutos de caminata del Museo de Montmartre y de la Basílica del Sagrado Corazón de París. Realmente, más que un hotel, el Le Montclair Hostel es un albergue que te queda cerca de sitios tan conocidos como el Moulin Rouge y las Galeries Lafayette. Están a unos tres kilómetros y eso en París es cerca. 

Mis amigas se quedaron a desayunar. Yo desayuné fuera. Me dijeron que el desayuno continental que les sirvieron con mucha bollería industrial y muchos zumos de cartón estaba bueno. Para ellas estaría buena cualquier cosa porque iban en plan ahorrar. 

Lo que tenía bien este albergue era la wifi gratis. Iba como una moto. Pero tenías que conectarte en una especie de saloncito con unos ordenadores para tal fin. 

Ellos hacían lo que podían a la hora de ofrecer servicios a sus clientes. Por ejemplo, tenían un bar o lounge donde servían un aperitivo bastante decente. 

En recepción el personal se mataba por informarte de todos los sitios de interés turístico de París. Lo malo es que sólo hablaban francés. Muchas veces acababan haciéndose entender por señas. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Le Montclair Hostel en París. Está bien cuando eres joven y quieres ahorrar. Por supuesto, no vale para llevar a la familia.


-------------------------


3

Yo no soy nada de museos, pero acabo visitando sus salas porque mi marido se empeña en llevar a mis hijas de turismo cultural en lo ssitios que visitamos, bien por trabajo o bien por placer. 

En Marrakech visitamos la Casa de la fotografía, un museo que me pareció un poco cutre. Lo mejor era la tranquilidad que había dentro. Por eso no nos apuramos a salir. La calle en la que está este museo es una escandalera porque está muy cerca de un mercado muy concurrido pro los locales. 

La exposición de fotos era bastante bonito. Se notaba que los responsables del museo habían hecho un esfuerzo por ofrecer un buen producto a sus visitantes extranjeros. Había turistas sacando fotos desde la terraza. Yo le dije a mi marido que ni se le ocurriera. No me gustaba que pareciera un turista nipón con su cámara de fotos en acción. 

Una vez que vimos todas las fotos, nos dirigimos a la pequeña cafetería de esta Casa de la fotografía. Nos sirvieron un té muy sabroso y pudimos descansar antes de seguir callejeando por Marrakech. 

La entrada no es nada cara porque te vale para varios días. Deberían tomar nota los museos españoles. Al valerte la entrada para entrar varios días, se garantizan visitas repetidas. Nosotros regresamos a los dos días porque nos habían encantado las vistas desde la terraza y también el té que servían en la cafetería. 

Os recomiendo visitar la Casa de la fotografía de Marrakech. No es un museo como los que hay en España, pero, pese a ser apañado, es coqueto y te sientes dentro como en el cielo por la paz que hay.

--------------------------

Mis vacaciones de ciudades famosas y compras

1

Novotel Melbourne St Kilda se encuentra en el barrio costero de St Kilda. Es un hotel tranquilo, con habitaciones grandes y todas las comodidades que tienes en tu casa y alguna más. 

Nosotros buscábamos un hotel situado justo en la playa para nuestras vacaciones en Australia. Nos encanta el mar a todos, sobre todo a mí. Yo soy de playa y sol hasta en invierno. Este hotel te queda a sólo 6 km de la ciudad de Melbourne. Si te gusta andar, puedes ir andando, cosa que no os recomiendo porque en un país extranjero es mejor desplazarte en coche. Nunca sabes lo que te puedes encontrar. 

Nuestra habitación tenía unas vistas espectaculares de la bahía. Daba gusto levantarse por la mañana y asomarse al mar desde la ventana. Te levantaba la moral. 

Me gustó mucho la habitación que no dieron. Era amplia, luminosa, con un buen televisor con televisión vía satélite y un aire acondicionado que funcionaba mejor que el de mi casa. Tuvimos la gran suerte de que nos tocó una de las habitaciones que tenían bañera de hidromasaje. Yo ya no salía de la bañera. 

A donde casi no entré fue a la piscina del hotel. Me pareció pequeña y encima le vi una especie de flotador colgado en una pared que me dio miedo. Saque´a mis niñas de allí porque aquel flotador invitaba a ahogarse. Me daba malas vibraciones. El Novotel St Kilda cuenta con esta piscina de las que os hablo climatizada, un gimnasio y aparcamiento propio. Nosotros habíamos alquilado un coche que dejamos en el parking del hotel. 

Fuimos a comer a la terraza comedor en el Restaurante Grill 3182 y al Bar del hotel también fuimos. Mi marido quería salir a comer a los restaurantes de la zona, pero a mí no me apetecía. Estaba en plan hacerlo todo en el mismo sitio. Sólo salí del hotel para ir a la playa y para ir de tiendas. Mi vicio de las compras no se me va ni en Australia. 

Desde el hotel se encuentra a poca distancia a pie de Luna Park, el famoso arte y la artesanía mercado de los domingos, así como Acland y Fitzroy Street, que son las zonas comerciales de primera, restaurantes y vida nocturna.

----------------------------


2

Cuando vamos a Segovia nos gusta alojarnos en el centro. Es mucho más cómodo que si te vas a las afueras, sobre todo cuando llevas dos niñas de corta edad que no quieren dar un paso y que no están acostumbradas a desplazarse en transportes públicos. 

Por eso elegimos la última vez que estuvimos en la bonita Segovia el Hotel AR Los Arcos Segovia, un cuatro estrellas céntrico. En cinco minutos de caminata sobre altos tacones te pones en el acueducto de Segovia y también te queda cerca la muralla de la ciudad. 

El Hotel AR Los Arcos Segovia no es un hotel lujoso, pero resulta cómodo por su ubicación y por lo limpio que lo tienen. La única desventaja que le encontré fue el tamaño de sus habitaciones. La que nos tenían reservada era pequeña, pero las que nos ofrecían para cambiarla eran peores. 

La habitación se nos quedó todavía más pequeña cuando abrimos la cama supletoria para las niñas. Nos sentimos como una familia de sardinas enlatadas. No podrías dar un paso. Mi hija mayor decía que quería dormir en el cuarto de baño. No me extraña. El cuarto de baño, en comparación, era grande. Casi me venían ganas a mí también de meterme en la bañera a dormir. 

El armario era del tamaño de la habitación. Metías la ropa de mi marido y no quedaba sitio para la nuestra. Tuve que dejar nuestras maletas sin deshacer. Las de mi santo las vacíe en el armario porque el pobre no encuentra sus pantalones favoritos si no los ve colgados. 

Ventajas sí tiene este hotel. Por ejemplo, la conexión WiFi gratuita en todas las instalaciones de Los Arcos. No tienes problemas a la hora de consultar tu correo electrónico. Otras ventajas son el minibar gratuito con refrescos y la caja fuerte gratuita. 

El hotel se encuentra en el casco antiguo, en el centro de las zonas de compras y negocios de la ciudad del Acueducto. Yo aproveché para salir de compras por las callejuelas de los alrededores. 

En este hotel son muy originales a la hora de servir el desayuno. Te ponen el buffet tan bien colocadito que unos alimentos de supermercados parecen de groumet. la fruta pelada y cortada en trocitos. Los donuts de toda la vida en sus platitos. El fiambre loncheado en lochas gruesas, tal como le gusta a mi marido. Comes aunque no quieras. Mi marido se tomo el zumo de cartón que había en una jarra como si fuera de naranjas recién exprimidas. 

Os recomiendo este hotel. El Hotel AR Los Arcos Segovia tiene una ubicación excelente para hacer turismo por Segovia. Te queda a un paso de todo.

----------------------------


3

El Mercure Bergamo Palazzo Dolci Bergamo es un hotel que está en un palacio renacentista italiano que por dentro poco tiene que ver con la fachada. Tiene una decoración interior un tanto extraña. Las habitaciones, por ejemplo, están todas decoradas en colores azul, marrón y blanco, pero predominando siempre el azul. 

Me pareció un hotel poco alegre. Nos habían reservado una habitación de las altas y le pedí que nos la cambiaran. Se le veían las vigas de madera en el techo y a mí no me gusta ver vigas de madera. Las de los pisos de abajo eran mejores. Tenían techos normales, pero sus paredes eran también azules y la moqueta del suelo del mismo color azul intenso. 

Lo que menos me gustó fue el suelo. La moqueta siempre me da sensación de seguridad, sobre todo cuando es oscura. 

A mi marido, en cambio, le encantó este edificio del año 1879. Le encantan los hoteles que están en palacios y en edificios viejos en general. Si fuera por él, nos iríamos a vivir a un casco histórico. 

El Mercure Bergamo Palazzo Dolci hotel está bien ubicado. Está en la parte baja, moderna y dinámica de la ciudad de Bérgamo, a sólo 200 metros de la estación de tren de esta localidad y justo enfrente de la XXIII Centro de Congresos Papa Giovanni. También queda cerca la estación de autobús con servicios directos a los de Bérgamo Orio, al Serio Aeropuerto. 

La habitación, como os decía, me pareció mejorable. Menos mal que tenía una buena conexión wi fi y el aire acondicionado funcionaba a las mil maravillas. Cuando llegamos teníamos una teteta lista para preparar un café o unas infusiones. Esto me gustó. 

Teníamos un televisor de pantalla plana y el minibar. Poco cogimos del minibar. 

El desayuno se me quedó corto. encima la fruta estaba demasiado madura para mi gusto. Si hubiera estado allí mi madre, diría que estaba pasada de moda. Nosotros somos de fruta más bien verde. La fruta muy madura me parece de saldo. me llamó la atención que tuvieran productos sin gluten en el buffet. Lo que no tenían era nada sin azúcar. La bollería era industrial a más no poder y los zumos de cartón. Tampoco el embutido era de buena calidad. Allí predominaba lo barato y lo de oferta. 

Fuimos al L'Accademia bar, donde sirve buenos vinos, aperitivos y cenas. Cenamos un día aprovechando que están abiertos hasta tarde. 

Pese a sus desventajas os lo recomiendo. El Mercure Bergamo Palazzo Dolci Bergamo es un hotel pintoresco que tiene sus ventajas, como la ubicación, y sus desventajas, como la decoración de unas habitaciones que están bien insonorizadas. No parece que estás en una zona turística.


---------------------------


4


El DoubleTree by Hilton Hotel Dublin - Burlington Road es un hotel moderno y cómodo. Yo sólo estuve alojada un par de noches. Estaba sola y por motivos de trabajo. 

Me dieron una habitación bonita, con vistas al lago. Bueno, no era un lago sino un canal que hay en la zona sur de Dublín. En las orillas del canal hay un montón de bares que se llenan hasta los topes de irlandeses bebiendo las famosas pintas de cerveza. Yo los veía desde la ventana de mi habitación. Lo que más me llamaba la atención era la cantidad de hombres bien trajeados que había bebiendo cerveza. Eran los trabajadores de las oficinas de la zona. 

Lo que no me gustó fue que no hubiera desayuno. Me lo dijeron nada más entrar en el hotel y casi me da un ataque de hambre. Ni siquiera la galleta de chocolate caliente que me dieron me quitó las ganas de picar. 

También pasé de comer en su restaurante. Cobraban 50 euros y el menú no era gran cosa. Me fui a comer a un restaurante de la zona por menos de la mitad de precio. 

Mi habitación tenía una cama grande. También había habitaciones de dos camas pequeñas arrimadas. Estaba limpia. Lo mismo puedo decir del cuarto de baño. La habitación tenía wi fi gratis y una buena conexión a Internet. 

El pub del bar es enorme. Estuve con unos amigos y nos lo pasamos pipa. Yo quería bajar al centro, pero quedaba un poco lejos y mis amigos no querían andar ni meterse en un autobús. 

Os recomiendo el DoubleTree by Hilton Hotel Dublin - Burlington Road, sobre todo si quieres ir a Dublín a beber cerveza. Este hotel está rodeado de bares donde puedes saborear unas buenas pintas.


--------------------------

5

El Hotel Valencia Center está en la Avenida de Francia, 33, a unos 400 metros de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Te queda de cine para hacer turismo por la zona, pero queda un poco lejos del centro de Valencia. hay unos tres kilómetros desde el hotel hasta las calles más céntricas. 

Nosotros nos alojamos en este hotel con las niñas porque queríamos llevarlas a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. También lo elegimos porque tiene sauna, gimnasio, piscina al aire libre y conexión Wi-Fi gratuita. Mi marido es de los que frecuenta mucho los gimnasios. Por eso solemos elegir hoteles que tienen un buen gimnasio y también tenemos en cuenta que tengan una sauna aceptable, sobre todo si llevamos a mi suegra. Ella es de las que van a la sauna todos los días si pueden. 

El hotel está situado a 10 minutos de caminata de la estación de metro de Ayora, que te lleva al centro de la ciudad y al aeropuerto. Enfrente del hotel hay una parada de autobuses que llevan a la playa o al centro de la ciudad en 5 minutos como mucho. Puedes, pues, prescindir de un coche. Nosotros no lo hicimos porque es un lío llevar a dos niñas pequeñas en el metro o en un bus urbano. 

Nuestra habitación tenía aire acondicionado, televisión vía satélite, caja fuerte, minibar. La cama era grande, pero el colchón me pareció duro. Tampoco me gustó que nos dejaran flores encima de las mesillas de noche y en el lavabo del cuarto de baño. Odio las flores. Las tiré y les dije a las camareras que no las volvieran a poner. 

El cuarto de baño era pequeño. Tenía una bañera tan pequeña que pensé que no cabía dentro. el espejo de aumento lo pusieron tan alto que tuve que subirme a una silla para alcanzarlo. Estaba limpio, eso sí. Tan limpio como la habitación, que tampoco era grande. Menos mal que habíamos reservado una más y pude meter a mis hijas en esa segunda habitación. 

Comimos y cenamos en el restaurante del hotel, que sirve cocina mediterránea. Mucho arroz y esas cosas que te ponen en Valencia. 

Alquilamos un coche en el mostrador de información turística. Mi marido quería dejarlo en el parking del hotel, pero yo me negué al saber que nos cobrarían un suplemento. 

Os recomiendo este hotel. Es una buena opción para hacer turismo cultural por la bonita Valencia. Además el hotel es bastante tranquilo.

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

ENCUESTAS PAGADAS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA