ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

OFERTAS EN ZAPATOS DE MARCA

ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

HOTELES BARATOS

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Wednesday, July 29, 2015

Viajando con un par de botas

1

Con un par de botas es un blog de viajes de aventura que tiene posts interesantes sobre Groenlandia del Sur. Lo malo es que es demasiado profesional. Se nota que su autor ha abierto este blog para ganarse la vida escribiendo sobre los lugares que supuestamente visita. Digo supuestamente porque nunca te puedes fiar de la gente que escribe. Un amigo de mi marido trabaja de corresponsal para un periódico y muchos de sus artículos son inventados. 

En todo caso, el autor de Con un par de botas lo explica todo con mucho detalle. No sé si tanto detalle se debe a que conoce el sitio que describe o a que ha buscado información sobre dicho sitio en Internet. Habla sobre todo del sur de Groenladia. Recomienda ir en barco y desplazarse andando. Esto me hace gracia porque yo en barco me imagino, pero andando con mis zapatos de tacón sobre esas tierras heladas no me imagino ni loca. Menos me imagino llevando un infiernillo y comiendo comida deshidratada como él recomienda. Lo más friki son sus consejos de cómo comer peces del fiordo de los ríos y casi todo lo que proporciona la Naturaleza. Mucha hambre tendría que tener para hacerlo. 

En Con un par de botas su autor cuelga muchas fotos tomadas por él. Unas fotos bonitas, especialmente para los amantes de la Naturaleza salvajemente helada. 

Muchas son también las recomendaciones que nos hace de gastronomía y de cervezas de Groenlandia. Mi marido, quien es un gran seguidor de este blog, se agenció la cerveza de Groenlandia para probarla. No le gustó. A mí lo que no me gusta es el blog. Como os decía, me parece demasiado profesional para ser creíble.

-------------------------------

2

Los foros de opinión de toda la vida en Internet han dado paso a plataformas como polemika.org, desde las que se puede incidir en el cambio de posición de los políticos. Yo no estoy tan segura en esto. La política va por una camino y los ciudadanos por otro camino muy distinto, que es el de la realidad. 

En todo caso, siempre puedes inscribirte en una plataforma como polemika.org y pensar que tus opiniones y tus votos van a ser tenidos en cuenta por los que mandan. La ilusión es muy importante en la vida de una persona. 

La web de esta plataforma me parece bastante mejorable. Cuando entras te encuentras un poco perdida. Un poco por probar acabas pinchando en el link oculto que te abre la página. Eso deberían mejorarlo. 

No me acaba de convencer esta plataforma. Por eso no os la recomiendo ni os la dejo de recomendar. Tampoco me va mucho dar opiniones sobre política o temas polémicos en la Red de Redes, ni siquiera de manera anónima. Una tiene muy aprendido eso de que nunca se debe opinar de política ni de religión. ¿Para qué buscarte enemigos? 

Aún así, me he inscrito en polemika.org cuando vi un tema de cine que me interesaba. Defienden mucho al cine. Hacen bien. A ver si con tanta defensa consiguen que las entradas de cine sean más baratas para que las familias con niños podamos ir a ver las películas a la gran pantalla sin dejarnos el sueldo en las tardes de domingo. Sería un gran logro por su parte.

Tuesday, July 28, 2015

De vacaciones en Granada

El AH Granada Palace, Monachil, es un hotel que necesita una reforma tanto en las habitaciones como en las estancias comunes. Yo me esperaba algo mejor. Fui porque una amiga me habló maravillas de su spa. No era para tanto. Tampoco lo es el hotel y menos teniendo en cuenta que está a las afueras de Granada. El centro de la ciudad te queda a unos quince minutos en coche. 

Nos dieron una junior suite, una habitación enorme en la que no pasamos estrecheces de espacio, lo cual es muy importante para mí, sobre todo cuando viajo con mi marido y con las niñas. No hay cosa que más deteste que sentirme como una sardina en lata. La cama era enorme. Lo mismo puedo decir del armario empotrado. Nos sobro espacio en el armario deshaciendo todas las maletas. en la habitación había incorporada una especie de salita con mesa y sillones que habían conocido tiempos mejores. Lo mismo puedo decir de la mesa de escritorio y de su silla. El televisor era horrible. No parecía un televisor de hotel sino de una casa de familia pobre. No era ni de plasma. Nosotros pasamos de encenderlo. También pasamos de coger nada del minibar porque era de pago, al igual que la caja fuerte que estaba dentro del armario empotrado. 

Tuvimos la mala suerte de que se nos estropeó el motor de la persiana. Quedó subida mientras no vinieron a arreglarla y casi no pudimos dormir por la tremenda luminosidad que entraba por los grandes ventanales. 

No hay lujos en este hotel. Todo me pareció demasiado sencillo en un estilo que mezclaba lo viejo de un televisor de otros tiempos con un mobiliario estilo Ikea. 

El cuarto de baño era grande. Tenía un lavabo y frente a él la bañera de hidromasaje doble y al lado de la bañera la ducha; al fondo, separado por una pared sin puerta, si el váter y el bidé. No me gustó que el cuarto de baño estuviera separado de la habitación por una pared de cristal opaco. Esto no da intimidad. 

De las amenities mejor no hablo porque eran cutres a más no poder. Pasamos de usarlas. Además, yo soy de las que lleva el neceser lleno con todo lo que necesitamos yo y mi familia. 

Este hotel se ha quedado anticuado. Necesita una reforma. Con un poco de actualización de sus instalaciones, ganaría encanto. Es un hotel que está en una zona muy tranquila. Por los alrededores hay muchos chalés y nada donde gastar el dinero. Si quieres ir de compras, tienes que coger tu coche y bajar al centro de Granada. Era lo que hacía yo. Por tanto, ni os lo recomiendo ni os lo dejo de recomendar.

Tuesday, July 21, 2015

Mis vacaciones con más encanto

1

Hay hoteles pequeños que no tienen mucho encanto. Tal es el caso del Hotel Spa Casa Conors. Esperaba más cuando mi marido me dijo que había hecho una reserva en un hotel de Foz que estaba en un sitio tranquilo. 

Tranquilidad no nos faltó. El hotel no tiene ruidos y está en una zona que es difícil de encontrar. Dimos mil vueltas en el coche antes de llegar a la puerta. Yo ya me estaba rindiendo. Fue mi marido el que consiguió llegar gracias al GPS. 

Una vez allí, nos dieron una habitación de la planta baja, que era donde estaban todas las habitaciones. Había unas habitaciones arriba que estaban con reformas. Era una habitación amplia, con suelo de madera y decorada en tonos crema. Me llamó la atención lo bajita que era la cama. Mi marido decía que era casi como dormir en el suelo. Era imposible caer y lastimarte. 

La misma decoración sencilla encontramos en un cuarto de baño que tenía una pequeña bañera y no estaba sobrado de geles y champús. Menos mal que estaban las toallas limpias. Una tiene que consolarse con algo cuando está en un hotel que la defrauda. 

Las desventajas del Hotel Spa Casa Conors estuvieron en el spa. Allí no funcionaba nada. En el jacuzzi sólo funcionaba un botón. Lo mismo puedo decir de la piscina. Mi marido me animó para que fuera a nadar con él y las niñas y casi me ahogo. Aquella piscina no era para mí. 

Ni siquiera puedo decir que me gustara el jardín. Parecía más una finca de la aldea en Galicia que un jardín. No estaba nada cuidado. Por tener no tenía ni la hierba bien cortada. 

No os recomiendo este hotel y menos os lo recomiendo si quieres tener un buen parking para dejar tu coche. El parking del Hotel Spa Casa Conors se queda pequeño cuando está el hotel con una ocupación alta.

-----------------------

2

El Museo Nacional del Romanticismo no es más que una casa del siglo XIX decorada con el estilo de la época. De ahí que no sea un museo grande. Aún así vale la pena visitarlo. Resulta interesante ver como vivían los ricos de hace dos siglos en esta España nuestra que también fue la suya. 

El origen de este museo se remonta al año 1924. Por supuesto que no es el mismo que se inauguró en las postrimerías del reinado de Alfonso XIII. Ha aumentado gracias a las donaciones que ha recibido y con adquisiciones por parte del Estado. 

Yo fui con mi marido y con mis hijas porque una amiga me contó maravillas de este museo. Sabe mi amiga que servidora no es nada de museos, pero me dijo que me gustaría. Así fue. Nada más entrar, me encontré con un palacete madrileño y me vinieron ganas de quedarme a vivir un mes entre aquellas paredes. Había una sala de billar, una sala preciosa para descansar en familia o sin familia, habitaciones. Me llamó la atención encontrar en una pared un cuadro de Goya. Estaba en concreto en el oratorio. Realmente en este palacio hay muchas pinturas. También hay relojes de la época, cerámicas, abanicos, muebles. Puedes quedarte a vivir, como le decía yo a mi sano esposo según íbamos recorriendo las habitaciones de la casa. 

El Museo Nacional del Romanticismo organiza trimestres temáticos, todos ellos del siglo XIX, por supuesto. Son interesantes porque te tratan un tema concreto desde distintos puntos de vista. cuando fuimos nosotros tenían cuentacuentos. Mis niñas flipaban con aquellos cuentos del siglo XIX musicales. Tuvimos la suerte de que nos dejaran asistir a la sesión de cuentacuentos pese a no haber hecho la reserva previa que había que hacer. las actividades como la de cuentacuentos y otras no las cobran, son gratuitas. 

También destacaría el jardín del palacio. Es muy bonito y lo tienen muy bien cuidado. 

Os recomiendo ir a ver este Museo Nacional del Romanticismo. Yo pienso volver. Nos hemos apuntado a una visita guiada, de las que programan junto con el Museo del Traje. Me interesa ver la moda del siglo XIX en el Museo del Traje. Una amiga mía fue a verla y me contó maravillas.

Saturday, July 18, 2015

Mis vacaciones en Roquetas de Mar con las niñas

1

Suelo ir con cierta frecuencia a las tiendas de yogur helado Smooy Frozen Yogurt, sobre todo ahora en verano cuando apetece tomar todas las cosas frías. Te sirven en estas tiendas unos sabrosos yogures sin nada de gluten, ricos en fibra y bajo en grasas. Yogures que engordan menos que los que te venden en cualquier supermercado. 

Estas Smooy Frozen Yogurt cada vez están más presentes por toda España. Hay tiendas en Granada, Fuenguirola, Almería, Cádiz, Huelva, Sevilla, Roquetas de Mar, Zaragoza... También he visto tiendas de Smooy Frozen Yogurt en Tanger y en Lisboa. NO me extraña que tengan tanto éxito proque todo lo que venden es delicioso. 

En su surtido de yogures helados encontramos: 
-Smooy: un helado de yogur adornado con trozos de frutas muy saborosas. 
-Freezers: granizado de fruta, que le encanta a mi hija Patricia. 
-Twisters: helado mezclando sabor de yogur con chocolate. 
-Smoothies: mezcla de helado con granizado, algo muy refrescante 
-Sweets: tortitas o crepes que llevan fruta y helado como relleno. 
-Smooy Hot: un producto nuevo que lo podemos degustar en Bobones Hot, Piruletas Cake, Twister Hot, Cookies XL, Smoofins y también en bebidas calientes. 

Yo no suelo quedarme en el local porque se trata de locales pequeños en todas las ciudades donde están presentes estas tiendas y están hasta los topes de gente. En la tienda que tienen en Madrid se forman colas que llegan a la acera. Prefiero comprar lo que quieran las niñas y llevarlo para comer en casa o bien para dárselo como merienda en cualquier parque. 

Os recomiendo estas tiendas de yogures helados que encuentras por toda España. Es una pena que no sean locales más grandes. Con la misma decoración moderna que tienen, un poquito más de espacio vendría genial. Os recomiendo estas tiendas, como os he dicho, por lo ricos que están sus productos. A los críos les encantan. 

En cuanto a los precios son muy razonables. Cada yogur helado sale en dos euros. No me parecen caros.

-----------------------------

2

El Hotel Playalinda Roquetas de Mar es un hotel que deja bastante que desear. Tal vez lo haga porque sus huéspedes habituales no son exigentes. Yo sí lo soy. Cuando viajo con mi familia espero encontrar un hotel limpio, no un hotel con habitaciones en las que las camas están con las sábanas sucias. 

Fue lo que nos ocurrió en este hotel de Roquetas de Mar. Menos mal que miré las sábanas antes de acostarnos. Estaban sucias, con manchas. Aquellas sábanas estaban más usadas que las alfombras de la casa de mi suegra. Tuve que llamar a recepción y pedir unas sábanas limpias. Yo misma hice las dos camas: la de matrimonio y la auxiliar para las niñas. 

Tampoco el desayuno estuvo a la altura de un hotel de cuatro estrellas. Sólo había bollería industrial y el fiambre se reducía a un bacon de oferta tirando a malo malísimo. Lo mismo puedo decir de los zumos. Optamos por marchar a desayunar a una cafetería de los alrededores. A mí no me iba ni el café. 

Mi marido fue a la piscina con las niñas y le echaron una bronca por poner las toallas antes de las diez. Le dije que no volviera. Pero mi marido volvió al día siguiente y pudo comprobar que el responsable de las piscinas no les decía nada a otros huéspedes que ponían sus toallas antes de las diez de la mañana. Debía ser porque le daban propina. 

No me gustó nada este hotel. Necesita una reforma y mucha limpieza. La habitación acabé limpiándola yo misma porque no había manera de que las señoras de la limpieza la dejaran limpia como Dios manda. Cuando entramos llegamos nosotros a la habitación había hasta hormigas. Un asco. Miré en el cuarto de baño y también me encontré con los asquerosos insectos al lado del váter. Casi me muero de asco. Tuve que comprar un desinfectante y limpiar habitación y cuarto de baño a fondo para poder pasar cinco días en el hotel. 

Lo mejor de nuestra habitación era la terraza. Fue donde acabamos los cuatro tomando el sol. A mí no me apetecía pelearme por una tumbona en la piscina. Pero ni siquiera por la terraza vale la pena el hotel. No os lo recomiendo.

Thursday, July 16, 2015

Mis vacaciones en Milán

Las dos noches que estuve en el Hotel Merano, Milán no supe lo que era dormir. en mi vida me había tocado un hotel más ruidoso. El tranvía se oía a todas horas gracias a la mala insonorización que había en todo el edificio. 

Fue para mí un hotel incómodo tanto por los ruidos como por normas absurdas como tener que dejar las llaves de la habitación cada vez que salías a la calle. Me sentí como en un colegio de niñas en Suiza. 

El hotel es muy cutre. La fachada no te hace imaginar lo que encuentras cuando entras en tu habitación. La mía tenía el cuarto de baño incorporado en la habitación. Al lado de la mesilla de noche estaba el lavabo y el wáter. Casi nada. No quiero ni pensar qué hubiera sido de nosotros si hubiera viajado con mi marido y mis hijas. 

Peores eran las habitaciones que tenían que compartir el cuarto de baño. Por lo menos yo tenía aquellos sanitarios metidos en la habitación, pero que usaba yo sola. Los cuartos de baño compartidos con extraños son un asco por muy limpios que los tengan. 

No os recomiendo este hotel. El Hotel Merano, Milán es un hotel familiar muy mejorable. Por ejemplo, los cuartos de baños deberían ser mejores y todas las habitaciones deberían tener uno. La única ventaja que le encuentro es su ubicación. Está cerca de la Estación Central de Milán, desde la que puedes viajar a Como y a Bérgamo, ciudades próximas a las que llegaremos en una media hora de tren.

Wednesday, July 15, 2015

De fiesta en Tenerife

Estuvimos en La Orotava, Tenerife, en junio, justo cuando hacen sus fiestas. A mi marido le encanta ir a las fiestas de los pueblos. 

En esta localidad tinerfeña hacen unas Alfombras del Corpus preciosas. Las ponen en las calles principales del Casco Histórico. Nos dijeron que las hacen con arenas de las Cañadas del Teide y con flores de la zona. 

Nos gustó La Orotava. Pudimos ver muchos lugares interesantes y monumentos y casas emblemáticas preciosos. La Casa de Los Balcones o el Parque Nacional del Teide, nos llamaron mucho la atención. 

Nosotros fuimos un sábado, cuando hacían la exposición de ganado. Había muchos niños y gente mayor. Había también una procesión. Llevaron a hombros a San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza desde su Iglesia El Calvario hasta la Iglesia de San Francisco, en la zona del Casco de la Casa de Los Balcones. La romería era muy colorida con trajes y bailes típicos. Mis hijas quedaron maravilladas con los trajes. La mayor, Patricia, quería uno igual para ella. Este tipo de fiestas populares son muy interesantes para que los niños conozcan las fiestas ¡tradicionales de los pueblos de su país. 

Nosotros conocimos este pueblo tinerfeño por el hermanamiento que tienen con Puenteareas, un pueblo de Galicia que también hace alfombras para sus fiestas. Desde los años 80, un grupo de alfombristas de Tenerife viaja a Puenteareas a elaborar una alfombra, y un grupo de Galicia viaja a la Orotava para elaborar la suya junto a la Iglesia de la Concepción. 

Os recomiendo La Orotava y sus fiestas. Las mejores fechas para visitar esta localidad de Tenerife es cuando celebran sus fiestas. Hay mucha gente y te lo pasas de cine.

Comiendo en restaurantes con mi familia feliz

1

Mamá Dolores, Madrid, es un restaurante que está en el Barrio de Salamanca, en concreto en la calle Príncipe de Vergara. 

Es lo que llama mi marido un restaurante para gente mayor. No le falta razón. Tanto su fachada como su interior es demasiado discreto. Lo único bueno de la sala donde sirven la comida es lo luminosa que es. Por lo demás las mesas y las sillas son de color negro y los manteles en negro y blanco recuerdan a un tablero de ajedrez. 

Lo que más me gusta de este restaurante madrileño es lo bien que presentan los platos. Son platos que comes con los ojos. De su amplia carta, me quedo con las milhojas de foie con manzana o el tartar de atún que están que te chupas los dedos. A mi suegra le gusta mucho la hamburguesa con queso Idiazábal y mi marido siempre pide las croquetas de rabo de toro. En postres, una buena carrot cake y la tarta de chocolate que piden mis hijas son los mejores. 

En lo que cojea este restaurante es en vinos. Tiene una carta de vinos bastante mejorable. 

No es un restaurante para ir a comer todos los días. Sus precios son un poco elevados para los tiempos de crisis que estamos viviendo. Nosotros vamos de cuando en cuando, sobre todo porque este restaurante le encanta a mi suegra. Ya os dije que es un restaurante que gusta a la gente mayor. 

Os lo recomiendo. Está muy bien para una comida o cena familiar tranquila. Los camareros sirven rápido y te traen la cuenta también rápido. No hace falta pedírsela dos veces.

---------------------------

2

Mazzapan, Alicante es una cafetería que tiene unos pasteles que están muy buenos. Yo entré varias veces con mis hijas. Las tres somos muy dulceras y en esta cafetería te puedes poner hasta las cejas de pasteles a un precio razonable. 

El local tiene una decoración moderna, con predominio del blanco y el negro en mesas, sillas y paredes. También predomina el cristal. El mostrador, por ejemplo, es de cristal. 

Mis hijas y yo solemos sentarnos en unas mesas bajas que tienen, muy del tamaño de los niños. La última vez que estuvimos tomamos cola calo las niñas y café cortado servidora. De pasteles pedimos: coulant de chocolate para Patricia, un croissant de mantequilla para mí y un bretzel de chocolate para mi chiquitina Paula. Estaban deliciosos. 

También había tarta de zanahoria, torrijas y otros dulces que olían que enamoraban. 

Os recomiendo esta cafetería de Alicante. La bollería es casera y está calentita. Además, la sirven muy bien colocada. 

Esta cafetería se encuentra cerca de la estación del tren en Alicante. En concreto, está en la Avenida Aguilera número 21. Es muy fácil de encontrar. 

Debes tener cuidado con los precios. Oscilan mucho. Tanto te ponen una oferta que incluye café y un trozo de tarta casera como te cobran un bollo que no es mucha cosa a precio de lujo. Esta es la desventaja que le encuentro: la inestabilidad en sus precios. Te puede salir el desayuno o la merienda a un precio razonable si vas a las ofertas que suelen tener. No pidas lo que se te antoja porque te puedes llevar una gran sorpresa cuando te traen la cuenta.

Sunday, July 12, 2015

Un hotel sucio

El Hotel Playalinda Roquetas de Mar es un hotel que deja bastante que desear. Tal vez lo haga porque sus huéspedes habituales no son exigentes. Yo sí lo soy. Cuando viajo con mi familia espero encontrar un hotel limpio, no un hotel con habitaciones en las que las camas están con las sábanas sucias. 

Fue lo que nos ocurrió en este hotel de Roquetas de Mar. Menos mal que miré las sábanas antes de acostarnos. Estaban sucias, con manchas. Aquellas sábanas estaban más usadas que las alfombras de la casa de mi suegra. Tuve que llamar a recepción y pedir unas sábanas limpias. Yo misma hice las dos camas: la de matrimonio y la auxiliar para las niñas. 

Tampoco el desayuno estuvo a la altura de un hotel de cuatro estrellas. Sólo había bollería industrial y el fiambre se reducía a un bacon de oferta tirando a malo malísimo. Lo mismo puedo decir de los zumos. Optamos por marchar a desayunar a una cafetería de los alrededores. A mí no me iba ni el café. 

Mi marido fue a la piscina con las niñas y le echaron una bronca por poner las toallas antes de las diez. Le dije que no volviera. Pero mi marido volvió al día siguiente y pudo comprobar que el responsable de las piscinas no les decía nada a otros huéspedes que ponían sus toallas antes de las diez de la mañana. Debía ser porque le daban propina. 

No me gustó nada este hotel. Necesita una reforma y mucha limpieza. La habitación acabé limpiándola yo misma porque no había manera de que las señoras de la limpieza la dejaran limpia como Dios manda. Cuando entramos llegamos nosotros a la habitación había hasta hormigas. Un asco. Miré en el cuarto de baño y también me encontré con los asquerosos insectos al lado del váter. Casi me muero de asco. Tuve que comprar un desinfectante y limpiar habitación y cuarto de baño a fondo para poder pasar cinco días en el hotel. 

Lo mejor de nuestra habitación era la terraza. Fue donde acabamos los cuatro tomando el sol. A mí no me apetecía pelearme por una tumbona en la piscina. Pero ni siquiera por la terraza vale la pena el hotel. No os lo recomiendo.

Sunday, July 05, 2015

Hoteles de película

1

El Hotel Best Mojacar, Mojácar, Almería, está muy bien ubicado para los amantes del golf. E sus proximidades hay un campo de golf que está siempre lleno de gente. Justo por eso nos alojamos nosotros en él. A mí no me gusta el golf, pero mi marido es un gran aficionado a este deporte inglés que practica siempre que puede. 

Pasamos más tiempo en el campo de golf que en la playa. La playa que está cerca del hotel no me gustó nada por la zona de piedras que tenía. Las niñas no podían ir descalzas y lidiar con ellas para que se pusieran las chanclas era acabar estresada. 

El hotel es un cuatro estrellas que está bastante bien cuidado. Tiene una fachada banca muy parecida a las de oros edificios del pueblo. Está muy bien para ir con niños por sus programas de animación. Los niños no se aburren, lo cual es muy importante para que los pares y madres podamos disfrutar de las vacaciones. 

Nosotros fuimos con nuestro coche. Lo dejamos en la calle. No hay problemas para aparcar fuera y el parking del hotel suele estar lleno porque no es muy grande. Me llamó la atención que no cobraran extra por el parking. Deberían hacerlo para que hubiera sitio libre. Por lo que sí nos cobraron fue por la conexión wi fi de nuestra habitación. 

También nos cobraron un suplemento por la habitación porque tenía vistas al mar. Preferí pagar antes de tener una habitación con vistas a un patio interior. La habitación no era nada lujosa. Quitando lo de las bonitas vistas, parecía un cuarto de un piso de un barrio obrero. La colcha de la cama estaba tan gastada que me vinieron ganas de tirarla a la basura. Menos mal que el televisor si estaba a a altura. Era un televisor de plasma vía satélite. 

Igual de sencillo era el cuarto de baño. Bañera con mampara y ducha, toallas limpias, geles y champúes contados, secador de pelo tirando a malo. Muy básico. 

Nos quedamos a cenar, desayunar y comer en el hotel. Nos sirvieron mucho arroz a todas horas. No me quedaron ganas de comer paella en casa durante meses. 

Os lo recomiendo. Este hotel está muy bien para unas vacaciones en familia con niños. La zona que más me gustó del hotel fue el jardín. Tenía hamacas para todos los huéspedes y unos árboles que daban unas sombras que quitaban el calor.

-------------------------------------

2

Lo mejor del Barcelo Maya Beach, Xpu-Ha, es su playa. Lamentablemente, las habitaciones no están a la altura del precioso arenal que pudimos disfrutar durante un fin de semana largo solos. 

El hotel está en primera línea de playa, en una zona que hay otros cuatro hoteles del mismo estilo. Puedes ir de un hotel a otro subida a un trenecito que te lleva gratis por todo el complejo. Me recordó el tren de la bruja. 

También podías ir a una piscina y otra, según tus gustos. Nosotros probamos una olímpica, pero no compensaba. La playa estaba mejor. Las piscinas estaban hasta los topes de gente. encima, en las zonas de las piscinas hacían las actividades de animación. No podías estar tranquila con tanto barullo. 

Yo pasé de actividades acuáticas y demás deportes. el deporte lo reduje al baile en la discoteca Coco Bongo, la discoteca más famosa de la Playa del Carmen. Desde el hotel había autobuses para ir y regresar de la discoteca. 

Como os decía, la habitación que nos tocó no era gran cosa. Tenía un ventilador del techo que me quitaba el sueño. No aguanto los ventiladores de techo ni en mi casa ni en los hoteles. Mi marido quería encenderlo, pero yo le obligué a apagarlo. Su ruido me ponía de los nervios. La cama era sencilla, de madera de pino o alguna madera similar, igual que las mesillas de noche, los sillones y una mesa larga a modo de escritorio donde estaba el televisor y el ordenador. Las cortinas parecían de cuarto de baño; azules y estampadas. Estuve a punto de quitarlas. 

Peor era el cuarto de baño. Los sanitarios parecían tener en su haber varias décadas. Me costó usarlos. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Barcelo Maya Beach, Xpu-Ha, un hotel nada lujoso en sus habitaciones. Las zonas comunes eran mejores y la animación muy animada. No me extraña que hubiera muchas familias con niños. Durante todo el día había actividades de animación para los críos.

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

ENCUESTAS PAGADAS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA