ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

OFERTAS EN ZAPATOS DE MARCA

ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

HOTELES BARATOS

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Tuesday, March 31, 2015

Sierra Nevada estación de esquí, Granada: una estación de esquí con demasiada gente

La Sierra Nevada estación de esquí, Granada, es una estación de esquí con demasiada gente. Parece un Corte Inglés los primeros días de rebajas. 

Queda a unos 27 kilómetros de Granada ciudad. Esta proximidad a Granada hace que esté hasta los topes de gente. Hay muchos turistas que se apuntan al esquí. 

Yo estuve con mi marido, no para esquiar, sino para descansar mientras él esquiaba con sus amigos. Me pareció una estación grande con sus 120 pistas. Mi marido quería que fuera a una de las pistas verdes que es donde van los principiantes. Preferí acompañarlo en la pista negra donde fue a esquiar. Yo no esquiaba, pero miraba. 

Es bastante cara esta estación. Como todas. Esquiar no sale barato en ningún sitio. Entre la entrada que hay que pagar y lo que tomas en los locales de ocio te dejas un pastón. 

Lo que me pareció más interesante fueron los restaurantes. Podías ir directamente desde las pistas en el telecabina. Yo tuve que tomar una sopa caliente porque estaba muerta de frío. Mi marido se apuntó a un menú de bocatería que hubiera hecho las delicias de mis hijas: muchas patatas fritas y una hamburguesa que quitaba el hipo. 

También están muy bien las terrazas que encuentras en las pistas. Son perfectas para disfrutar de los días de sol. Lamentablemente, cuando estuvimos nosotros poco sol hacía. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar la Sierra Nevada estación de esquí, Granada. Lo que sí os recomiendo es no ir con prisas. Nosotros tuvimos que esperar media hora larga para subir al telesilla. En las pistas del norte hay menos gente, pero, aún así, te encuentras más rodeada de personas que de nieve.

Almuñecar Playa Spa Hotel, Almuñécar: un hotel con estilo andaluz

El Almuñecar Playa Spa Hotel, Almuñécar, es un hotel con estilo puramente andaluz en el que nos sentimos muy cómodos durante el puente de San José, pese a algunas desventajas que tiene. 

El edificio me recordó mucho la Alhambra de Granada por su color rojizo y los arcos y azulejos que tiene en el interior. El mismo estilo andaluz lo encuentras en el interior. 

A nosotros nos dieron na habitación con vistas al mar decorada con muebles de madera oscura y sillas de mimbre. Estaba todo muy limpio. A mí no me gustan nada las sillas de mimbre, pero reconozco que le daban un aire desenfadado a nuestro cuarto. No parecía que estuvieras en un cuatro estrellas orientado al turismo de sol y playa de Almuñecar. 

Menos me gustó el cuarto de baño. Necesitaba una reforma. Los grifos se veían antiguos y los sanitarios todavía más usados. Encima en la bañera había una cortina que quité por pura higiene. Las cortinas en la bañera me dan asco por limpias que se vean. El secado de pelo parecía comprado en los chinos. Casi no te secaba el pelo de la poca potencia que tenía. 

Tampoco me gustó que no hubiera conexión wi fi en las habitaciones. Tuvimos que bajar a una zona común donde sólo te daban una hora gratis. Un desastre total. 

No acabaron ahí nuestras desilusiones. Mis hijas quisieron ir a la piscina infantil y casi tuvieron que hacer cola para meterse en la piscina de los toboganes, como la llamaba Patricia. Acabé arrastrándolas para la playa.Aquella piscina estaba saturada de niños. La misma saturación había en la piscina de mayores. Ambas se quedaban diminutas para tanta gente como había en el hotel. 

¿Más desventajas? Por supuesto. Si querías una toalla para ir a la piscina tenías que dejar diez euros en depósito en recepción. Cuarenta euros tuve que dejar en depósito. Me los devolvieron, pero había que tenerlos para conseguir las toallas. 

La única ventaja del Almuñecar Playa Spa Hotel, Almuñécar es su buena ubicación. Está en primera línea de playa y el casco histórico de Almuñecar queda cerca.

Viena: una ciudad tranquila a las orillas del Danubio

Viena me pareció una ciudad muy tranquila pese a que tiene bastante turismo. Nosotros estuvimos el pasado verano un par de días en plan romántico, solos y sin críos. fueron dos días de visitas a museos y mucho callejear por las tranquilas calles de Viena. 

Nuestras visitas a los museos fueron rápidas. Estuvimos en el Museo de Historia del Arte y en el de Historia Natural. Nos acercamos hasta el palacio donde vive el Presidente de Austria. Tiene unos jardines muy bonitos. Mi chico decía que allí debía haber fantasmas de los Husburgo porque vivieron unos seis siglos. Es allí donde está la Escuela Española de Equitación. Nosotros pasamos de esa escuela y nos fuimos directos a visitar las estancias de la famosa Sisi. 

Pasamos de entrar a la Catedral de San Esteban. A mí los templos como que no me van mucho. Esa catedral tiene estilo gótico y ya me llegó verla por fuera. Justo delante tiene una plaza peatonal. Me llamó la atención la gente que había disfrazada de Mozart para hacerle publicidad a los conciertos. Mi chico quería ir a la Ópera. Me negué. No estaban mis oídos para gritos. La ópera no va conmigo tampoco. Preferí acercarme a unos jardines que hay en el palacio de Belvedere. Son unos jardines con tres niveles que están llenos de estatuas. Jardines hay un montón en Viena. Los de Práter son los más famosos. También fuimos. Allí lamenté no haber llevado a mis hijas porque se lo hubieran pasado pipa en las noria que tienen. Es una noria con las cabinas rojas. El jardín es enorme. Tiene unas calles arboladas por las que es un gusto pasear. 

Os recomiendo Viena para una escapada romántica. No importa que no te guste la música clásica. En Viena no te aburres. Es una ciudad perfecta para callejear sin rumbo y comer e algún pequeño restaurante o disfrutar del buen hacer de los artistas callejeros.

Restaurante Vegetariano Al Natural, Madrid: un restaurante vegetariano cerca del Museo del Prado

Mis amigas se están apuntando mucho a la comida vegetariana. De ahí que acabemos yendo muchas veces a comer a restaurantes en los que la carne brilla por su ausencia. Uno de estos restaurantes es el Restaurante Vegetariano Al Natural, Madrid, que está cerca del Museo del Prado. 

Al entrar te encuentras con una barra y un par de mesas. Al fondo hay más mesas. A nosotras nos habían reservado una mesa del fondo. El local tiene una decoración muy campesina. por todos los sitios cestas de mimbre con calabazas, tomates, pepinos y demás alimentos vegetarianos. 

Me animé a pedir una ensalada de frutas que me recomendó el camarero. Llevaba kiwi, naranja, manzana, mango, piña y papaya. Estaba buena y me pareció menos fuerte que una ensalada de queso que estaban comiendo en la mesa vecina a la nuestra. No pedí otra cosa. A mí aquellos platos llenos de verduras y quesos que había en la carta no me apetecían en absoluto. Me sentí como se deben sentir mis hijas cuando no quieren comer espinacas. Demasiada verdura para mí gusto, y demasiados quesos también. Me olía todo a queso. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Restaurante Vegetariano Al Natural, Madrid. Para empezar ya no me gustó a decoración campesina. Había algunas cestas de mimbre colgadas que parecían que te iban a caer encima. Encima había un camarero agobiante. A fuerza de intentar ser simpático te cansabas de oírlo. Lo tenías siempre a tú lado con mil recomendaciones que no venían a cuento. Yo no soporto el personal del restaurante pesado. Una de mis amigas decía que aquel tipo quería ligar con nosotras. A mal sitio venía porque todas estamos felizmente casadas.

Monday, March 30, 2015

Imperial Hotel Toledo, Toledo: un hotel céntrico y tranquilo

El Imperial Hotel Toledo, Toledo, está enfrente del alcázar, e la calle Horno de los Bizcochos, 5, una calle un tanto escondida del centro. La zona es bastante tranquila. 

A nosotros nos dieron una habitación triple no demasiado grande. No era lujosa. en la decoración primaban la madera y el color blanco, lo cual le daba cierta luminosidad. Las camas eran cómodas. Había tres, dos juntas y otra en un rincón. También había una mesa de escritorio, un buen televisor y una caja fuerte. 

El cuarto de baño estaba bien. Tenía una bañera muy grande en la que te podías dar un baño relajante como en tu casa. Nos dejaron tres juegos de toallas y un montón de gel y champú. Los sanitarios se veían limpios aunque no muy nuevos. 

El desayuno lo servían en un comedor pequeño. Era un buffet bien surtido y en grandes cantidades. Había yogures, bollería, cafés, infusiones, zumos, cereales, pan... No salías con hambre. Yo agradecí que hubiera yogures porque mis hijas es básicamente lo que desayunan cuando estamos en un hotel. En casa le metes unos cereales, pero en los hoteles sólo quieren yogures y bollos industriales a poder ser. 

Os recomiendo este tres estrellas. Tiene una ubicación excelente para ir en plan turista a Toledo. Todo te queda a mano y puedes prescindir del coche. El personal es muy amable, sobre todo los que están en recepción. A nosotros nos ofrecieron una especie de taquillas para guardar maletas si no nos llegaba el espacio en la habitación. Yo siempre llevo mucho equipaje. También os lo recomiendo por la tranquilidad que hay. Apenas se oían ruidos de la calle por la noche. El hotel está en una calle muy tranquila.

Hostal Bellido, Montilla en Córdoba: un hostal muy sencillo

En el Hostal Bellido, Montilla, en Córdoba tuvimos tantas camas en nuestra habitación como casi en toda nuestra casa. Nos dieron una habitación con cinco camas iguales, todas ellas con colchas vistosas en colore rojos. Aquello parecía una habitación e soldados en el ejército. 

El edificio por fuera es de color rojo, muy bien pintado. Dentro las habitaciones y estancias comunes están pintadas de color blanco. No hay lujos. La caja fuerte la tienen en recepción, cosa que me llamó mucho la atención. Nosotros no la utilizamos porque no nos pareció nada recomendable una caja fuerte que tienes fuera de tu habitación. 

El cuarto de baño me gustó más. No era muy grande, pero se veía recientemente reformado. Los sanitarios se veían nuevos. 

El hotel queda a unos 40 kilómetros de Córdoba, pero no hace falta desplazarse hasta allí para encontrar un buen restaurante para comer o cenar. Nosotros salimos mucho por los alrededores del hotel aprovechando que está muy céntrico. A unos dos minutos de caminata tenías el ayuntamiento y todo lo de interés que hay que ver en Montilla, una pequeña ciudad muy centrada en la producción de aceite de oliva. 

Es un hotel tranquilo. Me gustó mucho el pequeño patio interior que tiene. Es ideal para sentarte a leer. Allí leía la prensa mi chico. 

Os lo recomiendo. No es un hotel con lujos, pero está limpio y es acogedor con su sencilla decoración bastante rural. Nuestra habitación tenía un balcón con vistas a la calle. No todas las habitaciones disponían de balcón. Nosotros la pedimos con balcón.

Fonda del Tozal, Teruel: una fonda en un edificio del siglo XVI

La Fonda del Tozal, Teruel, está en la calle del Rincón, en un edificio que data del siglo XVI bastante bien conservado. 

No es un hospedaje al que llevaría a mi familia, pero me parece correcto para alojarte sola cuando quieres ahorrar. Todo está limpio y el trato es muy correcto por parte de los empleados. 

a mí me dieron una habitación con el techo abuhardillado y cubierto de madera. No me gusta nada este tipo de techos. La cama era de matrimonio, con el cabezal de hierro forjado y un colchón cómodo. La colcha de la cama era blanca, a juego con el mismo color de las paredes. El armario era como de los años cincuenta, con un espejo por fuera de las puertas. 

Peor me pareció el cuarto de baño. Azulejos en blanco y azul. Hasta la mitad de las paredes me recordaban los azulejos romanos. La bañera era pequeña y tenía una cortina que acabé quitando porque me daba asco aunque se veía limpia. La pileta era para quitarle una foto. No era más que un plato de cerámica a juego con los azulejos metida en la encimera. El resto de los sanitarios se veían muy usados. 

La fonda no es muy silenciosa, más bien todo lo contrario. Me dijeron que a mí me había tocado una noche de fiesta en la calle. También el bar de la fonda tenía mucha vidilla. Con el billar, los dardos y demás la gente estaba muy animada. 

Lo que no me gustó nada fue que admitieran mascotas. Una señora que estaba a dos habitaciones de la mía tenía un gato que maulló toda la noche. Un desastre. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar la Fonda del Tozal, Teruel. Tiene sus ventajas como el wi fi gratuito o la calefacción regulable, pero también tiene desventajas como el televisor antiguo que había en mi habitación o la minúscula bañera con grifos antiguos en los que es casi imposible poner el agua templada para ducharte.

Saturday, March 28, 2015

Hostal Restaurante Casa Juana: un hostal en un polígono industrial

El Hostal Restaurante Casa Juana en La Coruña sólo tiene 30 sencillas habitaciones. Está en el polígono de Pocomaco, a unos cinco minutos del centro de Coruña si vas en coche. Ir andando no es muy recomendable por el tráfico que hay en la zona. No es un hospedaje nada aconsejable para personas que vayan a hacer turismo a La Coruña. Para ir en plan turismo es mucho mejor alojarte en un hotel de la propia ciudad que te quede a mano de todo. 

Yo estuve sólo una noche y no me quedaron ganas de volver. Los empleados eran unos estirados, empezando por el señor de la recepción y acabando por las que limpiaban las habitaciones. Te miraban como si no estuvieras a la altura de su hospedaje. Por lo que supe después era porque estaban con un proceso de selección y temían quedar sin trabajo. 

Mi habitación tenía una sencilla cama de matrimonio que casi ocupaba toda la estancia. Justo encima me quedaba una ventana en un techo abuhardillado. No me gustó mucho. Lo que sí me gustó fue que los suelos fueran de madera. Detesto las moquetas que aún hay en muchos hoteles. 

No me quedé a comer ni a cenar en el restaurante de esta Casa Juana. Una compañera mía sí se quedó y me contó que se comía bien. Debe ser la única ventaja que tienen en este hospedaje que podría ser mucho mejor si tuvieran unos empleados más amables. Mi amiga les dejó un currículum y vio como el chico de la recepción lo tiraba en una papelera. Un desastre.

Nature Rural en Madrid: tres casas rurales a 40 minutos de la ciudad

Nature Rural está en Berzosa del Lozoya, a unos 40 minutos de Madrid. Es un complejo rural formado por tres pequeñas casas muy modernas en su estilo rural. Tan modernas son que tienen un estilo rural forzado que no pueden con él. 

Nosotros estuvimos un fin de semana y no me quedaron ganas de volver. Los techos de las habitaciones estaban tan bajos que era como dormir en una buhardilla. Me sentí como los niños de Flores en el ático. Aquello no era para mí. Temí que me cayeran aquellas vigas de madera que podía tocar con la mano desde la cama encima. 

El cuarto de baño no era gran cosa. Me apreció pequeño. Estaba limpio, pero lo hubiera preferido más grande y con unos sanitarios más modernos. 

Las camas de las habitaciones eran cómodas en su estilo antiguo. No me gustó encontrar tantas mantas en cada cama. Mi chico decía que eran como las camas de los esquimales. 

La nuestra era la Casa Bambú. Una casa que alquilan para diez personas. Nos sobró espacio. Había cuatro habitaciones, dos cuartos de baños, una buhardilla, na cocina con todo el menaje que necesitabas. Los suelos eran de madera por toda la casa y buena parte de las paredes estaban a piedra pelada, sobre todo en la sala. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar Nature Rural. Para quien le guste la naturaleza estilo bosque salvaje están bien estas casas. Por los alrededores hay un montón de monte y pocas casas. Es un sitio tranquilo. Además, si no tienes ideas para divertirte, ellos te organizan las actividades que suponen que te divierten.

Con Dos Fogones, Madrid: un restaurante decorado con estilo étnico

Con Dos Fogones, Madrid es un restaurante decorado con estilo étnico. No puedo decir que me guste demasiado. La encuentro bastante chillona. 

Lo que encuentro muy bien es el precio del menú en este restaurante. Comer por 10,50 euros no me parece mucho pagar sobre todo teniendo en cuenta que en el precio va incluido el postre y las bebidas. 

Los platos que te sirven son de cocina de fusión. Nos sirvieron un primer plato de ensalada de pepino y patata, de segundo plato trajeron un bacalao con guarnición y de postre un sorbete de mojito que no me gustó demasiado porque le encontré trozos de hierbabuena. 

Yo no me animé con las carnes rojas cocinadas con estilo argentino. Mi chico, en cambio, se puso hasta las cejas con un buen chuletón. 

Os recomiendo este restaurante por sus precios y sus ofertas. A mi cuñada la invitaron a un menú gratis cuando había ido a comer diez veces. Todo un detalle con los clientes fieles. 

El ambiente de este restaurante es tranquilo. Tienen una música de fondo muy suave y relajante que no interrumpe las conversaciones en las mesas. Las luces también son suaves. Las raciones de los platos son generosas. 

Os recomiendo este restaurante de Madrid. El Con Dos Fogones, Madrid, tiene más de taberna que de restaurante. Es un local sin lujos en el que se come bastante bien a unos precios muy asequibles. No lo recomiendo para una cena romántica, pero sí para una comida con amigos en plan informal. Los camareros son muy majos. Te atienden rápido y no te agobian con recomendaciones.

Friday, March 27, 2015

Cortijo Entresierras en Córdoba: una casa rural entre olivos

El Cortijo Entresierras es una casa rural que está en Córdoba, en concreto en un pueblo que se llama Carcabuey. Es todo tranquilidad para quien se quiera apartar del mundanal ruido unos días. 

Nosotros estuvimos con las niñas un fin de semana largo. Era como estar apartados del mundo. La casa está en mitad de un olivar. No tienes ninguna otra casa cerca. 

Es un cortijo del montón, sin lujos. Las habitaciones tienen suelos de baldosas al igual que el resto de la casa cuarto de baño incluido. Lo que tienen más descuidados son los baños. Los sanitarios piden a gritos un relevo de aquellos baños donde la mitad de los azulejos son como un tablero de ajedrez en verde. 

Tampoco me gustó la cocina con aquellas cortinitas tapando los bajos de la encimera y un tejadito sobre la cocina de gas y resto de electrodomésticos viejos. 

Lo demás estaba bien. Teníamos una sala con sillones y una chimenea que no nos hizo falta encender. a mí no me gusta ese tipo de fuego dentro de casa y menos cuando llevamos las niñas. Vete a saber tú si arde correctamente o no arde tan correctamente y nos intoxicamos. 

Las habitaciones tenían unas camas con los cabeceros de hierro forjado y unas vistosas colchas haciendo juego con las pequeñas cortinas que cubrían las ventanas. Eran habitaciones luminosas y decoradas con un estilo desenfadado entre lo rural y lo de Ikea. 

Lo mejor era la piscina. Una piscina en la que podía meterse toda la familia y estaba rodeada de hamacas. Dese la piscina había unas vistas preciosas de los alrededores. 

Os recomiendo Cortijo Entresierras, un cortijo entre olivares que te sale muy bien de precio y en el que encuentras toda la tranquilidad que buscas.

Mercado Victoria, Córdoba: un mercado moderno en el centro de Córdoba

El Mercado Victoria, Córdoba, está en el centro de la ciudad, en concreto en la Avenida de la Victoria. Se ubica en la antigua caseta de feria Círculo de la Amistad. 

Es un mercado con un horario muy amplio. Nosotros fuimos un domingo y tenían abierto hasta las dos de la madrugada. Por la semana abren hasta las doce de la noche desde las nueve de la mañana. 

Este mercado me sorprendió. Yo pensaba encontrarme un mercado como los de toda la vida, pero no. Es un un mercado muy orientad hacia los turistas. No sólo puedes comprar productos frescos de excelente calidad sino que también puedes participar en las actividades que organizan los responsables del mercado a modo de promoción del mismo. En este Mercado Victoria predominan las actividades lúdicas. cuando estuvimos nosotros había un concierto y unas horas antes había habido una conferencia. 

Nos lo pasamos bien. En el stand La Salmoreteca probamos un montón de variedades de este plato. No era el único puesto dirigido por un chef. Había otro de Kisko García, el chef del Restaurante el Choco. 

Os lo recomiendo. El Mercado Victoria, Córdoba, es un auténtico lujo para el paladar. No me extraña que suela estar hasta los topes. No descartamos volver a pasarnos por allí. Yo quiero ir a la Feria de Mayo y mi marido quiere participar en una cata de vinos. Cuando estuvimos había stands que tenían unos caldos excelentes. Bueno, en este mercado todo es excelente. Apuestan mucho por el turismo gastronómico y la innovación. 

El Mercado Victoria, Córdoba, es un mercado que ha sabido recoger la tradición de los mercados de toda la vida adaptándola al siglo XXI.

Alojamiento Rural El Concejo en Granada: una casa rural en una zona muy tranquila

El Alojamiento Rural El Concejo en Granada está en un pueblecito con mucho encanto, el mismo que tiene esta pequeña casa rural donde nos alojamos con las niñas un fin de semana que nos apetecía pasar en el campo andaluz. 

La casa es acogedora, con todas las comodidades que necesitas hoy en día. Hacía frío, pero la calefacción funcionaba a las mil maravillas. Estuvimos como en nuestra casa. 

Las habitaciones son normales, como las de una casa de pueblo. Nos dejaron menaje en la cocina más que suficiente. No tuvimos que salir a comer ni a cenar por los alrededores. Fue un dinero que nos ahorramos. Los productos que preparamos para comer los llevamos de casa. Suelo hacerlo cuando vamos a una casa rural porque siempre supongo que no encontraré en los alrededores ningún supermercado que merezca la pena. 

Esta casa rural es recomendable tanto para el verano como para el invierno. Si quieres ir de compras puedes acercarte a Granada. Te queda a unos 20 minutos. Si quieres ir a las playas, tampoco tienes mucho trayecto en coche. En una media hora te pones a pie de mar. 

El Alojamiento Rural El Concejo es muy tranquilo. La zona es de tranquilidad de pueblo y no hay nada de turismo masivo por los alrededores, cosa que valora mucho mi chico. 

De su dueño, Roque, sólo puedo decir maravillas. Es un señor encantador. Lo mismo puedo decir de la gente del pueblo. Te tratan como si fueras una vecina de toda la vida. Nosotros nos sentimos como en el paraíso. No descarto volver.

Thursday, March 26, 2015

Meliá Lebreros, Sevilla: un hotel próximo a la estación de Santa Justa

En Sevilla muchas veces viene bien alojarse cerca de la estación de Santa Justa cuando te vas a desplazar en AVE. Fue lo que hicimos nosotros la última vez que estuvimos en la capital andaluza. Nos resultó muy cómodo elegir el Meliá Lebreros, Sevilla. 

Es un cuatro estrellas enorme. Tiene 400 habitaciones repartidas en trece plantas. Nos dieron a elegir entre una habitación más barata y otra más cara. Nos quedamos con la más cara porque era enorme y estaba reformada, cosa que la que tenía menos precio no estaba. Yo temía que se escuchara mucho ruido de noche porque las ventanas daban a la calle donde está el Corte Inglés. No fue así. La noche fue silenciosa gracias a lo bien insonorizado que está este hotel. 

El televisor era grande y de plasma. Estaba colocado para verlo desde la cama. No había manera de verlo cómodamente desde el sillón porque lo tenían incrustado en la pared que te quedaba justo enfrente de la cama. Debían temer que se lo robasen. 

En la decoración de la habitación primaba el blanco. Esto hacía que pareciese más grande de lo que era. Me pareció una habitación bastante moderna. 

El desayuno en el hotel nos salió un poco caro. Nos cobraron 15 euros por cabeza. Sólo desayunamos un día. Al día siguiente nos buscamos una cafetería por la zona. Yo prefería un zumo de cartón a pagar tanto dinero por un desayuno con zumo natural rico, pero caro. 

Del personal no tengo queja. fueron muy amables pese a que estaban hasta los topes de gente cuando estuvimos nosotros. Las chicas de recepción eran un encanto. 

Os recomiendo este hotel. Te queda lejos del centro de Sevilla, pero perfecto para coger el AVE.

Husa El Bedel, Alcalá de Henares: un hotel céntrico recientemente remodelado

El Husa El Bedel, Alcalá de Henares es un hotel que tiene una buena ubicación. Está en la Plaza San Diego, un sitio muy céntrico. Otra ventaja a tener en cuenta es que ha sido recientemente remodelado. 

Nosotros estuvimos hace cosa de un mes. Nos dieron una habitación amplia, sencilla, con las paredes pintadas de blanco y ventanas con contras y unas cortinas de color marrón que hacían juego con parte de la colcha de la gran cama de matrimonio. Lo que no me gustó fue que el suelo fuera de moqueta. La moqueta siempre me da sensación de suciedad por muy limpia que la tengan. 

Este hotel está en un edificio un tanto antiguo. Por fuera tiene aspecto de casona castellana. No es grande. Sólo tiene 50 habitaciones, todas ellas muy similares. 

En la nuestra había un televisor de plasma con canales internacionales, una buena calefacción gracias a la que no pasamos nada de frío, wi fi gratis, caja fuerte, minibar y un servicio de lavandería muy rápido. 

Era una de las 18 habitaciones Premium. Nos daban una normal, pero preferimos pagar un poco más para tener mejores vistas desde las ventanas. 

El personal del hotel es muy amable y profesional. Lo tienen todo limpio como los chorros del oro. Tanto la habitación como las estancias comunes estaban impolutas. Lo mismo puedo decir del cuarto de baño. 

Os lo recomiendo. El Husa El Bedel, Alcalá de Henares es un tres estrellas muy céntrico. El buffet que sirven en el desayuno es bastante surtido. Esperaba algo peor. También me gustaron la comida de su cafetería y sus vinos.

Lloret de Mar: el pueblo donde veraneaban mis padres

Cuando era pequeña fui muchos veranos a Lloret de Mar con mis padres y mi hermana. Es un pueblo de la Costa Brava, en la provincia de Girona. Bueno, lo de pueblo habría que matizarlo porque anda con los ochenta mil habitantes y a esos habitantes hay que sumar los turistas que son multitud. 

Nosotros íbamos por las playas. Tiene unas cinco y las cinco merecen mucho la pena para unas vacaciones de sol y playa en familia. 

Los hoteles de esta localidad son los típicos hoteles de tres o cuatro estrellas pensados para turistas de verano. en todos los que me he alojado primaba la funcionalidad. 

Nosotros solíamos ir a la playa por la mañana. Estuve hace poco tiempo con las niñas y volvimos a ir por la mañana a la playa porque es cuando está todo más limpio. Los servicios de limpieza del Ayuntamiento recogen toda la basura que han dejado los turistas por la mañana temprano. si vas por la tarde hay más gente y no encuentras la misma limpieza. 

Como os decía, estuve hace poco tiempo con mis hijas y volvimos a probar aquellas tartas de fresas que tango nos gustaban a mí y a mi hermana. Las venden hasta en las heladerías y están deliciosas. En Lloret de Mar no te salen las vacaciones familiares muy caras. Puedes salir a comer por unos diez euros. También puedes ir de tapas por los locales de la zona por unos cuatro euros la buena tapa de cocina local. 

Os recomiendo Lloret de Mar para unas vacaciones de sol y playa a un precio arreglado. En verano hay mucha vidilla. No te aburres aunque vayas sola.

Hotel Preciados: un hotel con encanto en Madrid

El Hotel Preciados está en la calle del mismo nombre en Madrid, en concreto en el número 37. A unos cinco minutos de caminata te queda la Puerta del sol. Es un hotel perfecto para hacer turismo en Madrid. 

Nosotros no o elegimos por su ubicación sino por el edificio. Es un edificio del siglo XIX con mucho encanto. Pero la decoración de su interior no es lo que yo esperaba. Esperaba una decoración más señorial, no encontrarme con unos pasillos y unas habitaciones de un cuatro estrellas del montón. 

Nuestra habitación no era muy grande. La cama sí lo era. Era una cama muy cómoda con una colcha en tono crema a juego con los cortinones de las ventanas. Teníamos un minibar bien surtido y gratuito. Todo un detalle. El televisor era de plasma y grande. Un armario sencillo y un escritorio con una silla cómoda completaban el mobiliario de la habitación. 

El cuarto de baño tenía mucho mármol blanco. Las toallas nos la dejaron en un toallero que ocupaba todo el bajo de las piletas. También teníamos más en un estante alto. Lo que no me gustó fue encontrarme con un ramo de flores en una esquina de las piletas. Ni que decir que lo quité. NO me gustan las flores y menos en el cuarto de baño. La ducha funcionaba bien y la pequeña bañera me llegó para hacer mi baño relajante. 

Como os dije, no me gustaron los pasillos del hotel. No tenían gracia ninguna. Puede decirse que el encanto del Hotel Preciados queda en la fachada. 

En todo caso, os lo recomiendo. Este hotel tiene parking propio y no te lo cobran. Os recomiendo también pasaros por el legendario Restaurante Café Varela que en su día fue frecuentado por Pio Baroja y los hermanos Machado. Es el restaurante de este hotel.

Catering Ya, Aspe en Alicante: una empresa de catering de Alicante con muchos años de experiencia

Catering Ya, Aspe fue la empresa de catering de Alicante que se encargó del banquete de boda de una prima mía. Lo hizo en una finca de esas que alquilan para eventos. 

Dicha empresa se encargó de poner los camareros, el maitre, los someliers y de traer la comida a la finca además de hacer el montaje de mesas y sillas y del servicio de fotógrafos y decoradores. Es, pues, una empresa muy completa. 

Mi prima quedó encantada con ellos. Siempre estuvieron dispuestos durante los meses de preparativos de la boda a resolver todas sus dudas por teléfono y también por e-mail y el evento salió perfecto. 

El banquete empezó con un coctel en el que los invitados esperamos la llegada de los novios. Después siguió el menú con sus ocho platos más un show-cooking o, lo que es lo mismo, una cocina en directo que hizo las delicias de los invitados. 

Nadie marchó con hambre. Me encantó el rascacielos de verdura que pusieron como primer plato. Hasta mis hijas lo comieron y eso que a ellas no hay manera de meterle un plato de verduras. Hubo platos que no eran tan de mi gusto como, por ejemplo, el timbal de berenjena, bacon, cebollita y gratinado que sirvieron de segundo plato. Lo dejé porque mi paladar no lo aceptaba. Lo que me gustó mucho fue el rollito de ternera relleno de bacon y verduritas. Me recordó mucho una carne de ternera rellena que prepara mi madre en casa. El postre que más me gustó fue el coulant de chocolate caliente. Mis hijas se pusieron hasta las cejas. Mi marido prefirió un helado artesano que olía a dulce desde su plato al mío. 

Os recomiendo, pues, Catering YA, Aspe para hacer la comida de cualquier evento. Son muy profesionales. Siempre se adaptan a todo lo que les pides.

Saturday, March 21, 2015

Pensión Las Rías, La Coruña: una pensión limpia cerca de la playa

La Pensión Las Rías, La Coruña, es una pensión que está en la cale San Andrés de dicha ciudad y que vale mucho la pena para cuando no andas sobrada de dinero y viajas sola. Siempre digo que a mi familia no la metería en una pensión por buena que fuera para pasar unas vacaciones, pero una se mete en cualquier sitio siempre que sea decente. 

Esta pensión no te sale muy barata. Me cobraron 40 euros por una noche. Por un poco más encuentras alojamiento en un hotel de La Coruña. 

Me dieron una habitación bien iluminada, con suelo de moqueta, un cuarto de baño propio donde había geles y champú. Era una habitación que más parecía de un hotel que de una pensión que está en un edificio antiguo con escaleras de madera cerca del ayuntamiento de La Coruña. 

No faltaba en la habitación un buen televisor de plasma, un hervidor eléctrico en el que me preparé mis tilas y un buen armario. Como os decía, no parecía una habitación de pensión. 

Me comentó la chica de la pensión que tenían muchos turistas en la temporada de verano. De hecho, me quería dar unos folletos con toda la información necesaria para hacer turismo por La Coruña. No los quise porque no me hacían falta. La Coruña la conozco como la palma de mi mano. 

La ubicación de la pensión es buena, pero no para llevar coche propio porque no tienes ni donde dejarlo, a no ser que lo metas en un parking subterráneo que cuesta un dineral. Es mejor ir sin coche y desplazarte en transporte público. Por delante de la Pensión Las Rías pasan buses urbanos que te llevan a todos los sitios de la ciudad. Las playas te quedan a un paso. No necesitas bus para ir a la Playa de Riazor o a la del Orzán.

Os recomiendo, pues, la Pensión Las Rías. La recomiendo por su buena ubicación, por lo limpio que lo tienen todo y por lo bien que te tratan.

Thursday, March 19, 2015

Conduciendo gratis un Jaguar XE en Navarra

 A mi marido le encantan los coches caros, pero no siempre podemos permitirnos comprar un coche tan chulo como el Jaguar XE que pudimos disfrutar gratis en Navarra gracias a las Muestras Gratis de mi blog. No me podía creer cuando me llamaron diciéndome que había sido agraciada con el premio.

 Mi marido tampoco se lo podía creer. Lo último que le había conseguido gratis fue un curso de chino que le regalamos a mi suegra. A la madre de mi chico le encanta todo lo chino. Una vez que la llevamos al país e la muralla pensamos que se nos quedaba en China a vivir porque no la encontramos en el hotel cuando teníamos que regresar a nuestra España.

 La experiencia en el Jaguar fue total. Una vez que arrancamos nos desnudamos para hacerlo más escandaloso.  Pensé que nos detenían unos municipales que se dieron cuenta del desnudo de pareja que estábamos practicando, pero no lo hicieron. Se rieron y nos dejaron pasar. Fuimos por todas las calles de Navarra y menos mal que era noche. No quiero ni pensar lo que dirían los más recatados si vieran lo que estábamos haciendo.

 Creo que deberíamos repetir la experiencia ya sea en el Jaguar XE o en otro coche. Mi marido cree que es mejor dejarlo. Lo siguiente que quiere son unas entradas de cine gratis que también hay en las Muestras Gratis de mi blog. Yo casi prefiero el descuento que te hacen en un montón de restaurantes. La comida es muy importante. Si no comes no vives.

Wednesday, March 18, 2015

Syrah, Girona: un restaurante marroquí en Girona

Es fácil encontrar en Girona el Syrah, Girona que nos recomendaron unos amigos. Está delante del parque de la Devesa, en concreto en Ramón Turró, 37. 

Es un restaurante familiar que regentan un chico catalán y su esposa marroquí. De ahí que puedas comer por un precio muy razonable. A nosotros nos cobraron 10,50 euros por cabeza por un menú que incluía la bebida y el postre. 

Nos pusieron un primer plato de langostinos con sopa. Yo preferí la sopa a los garbanzos con bacalao que pidieron nuestros amigos. Los garbanzos nunca me sentaron demasiado bien. El bacalao tampoco puedo decir que me encante, aunque el bacalao de este restaurante huele que es una delicia. 

De segundo nos trajeron pollo rebozado con verdura. La verdura también estaba robozada. Me recordó los fritos de espinacas que hace mi madre para mis hijas. 

El postre fue un flan de huevo casero que estaba muy bueno. También nos ofrecieron sorbete con frambuesa. Yo pedí flan porque son muy flanera. Me van hasta los flanes que venden en formato yogur en los supermercados. 

Os recomiendo, pues, el Syrah, Girona por su ambiente muy marroquí y su comida sencilla. La decoración es marroquí total. Cuando fuimos nosotros había bastante gente. No me extraña porque sus precios son razonables y el trato es muy amable. Te sientes como en casa. Además, los platos no son nada extraños. Una cuando va a un restaurante extranjero, aunque sea en España, espera encontrarse con comidas raras. En el Syrah, Girona los platos tienen un toque marroquí, pero se comen y te gustan.

Santa Pau, Gerona: un bonito pueblo catalán

Santa Pau, Gerona, está a unos 12 kilómetros de Olot. Es un bonito pueblo que vale la pena visitar. Nosotros paramos en este pueblo y nos lo pasamos muy bien con las niñas. 

El casco urbano es pequeño. No me cansé nada de callejear por él subida a mis altos tacones. Mi marido quería ir a ver un volcán que hay cerca del pueblo aprovechando que te los dejan ver por dentro, pero yo me negué. Prefería pasar una tarde haciendo turismo gastronómico y de pequeñas compras. En este tipo de pueblos siempre encuentras alguna artesanía interesante para reglar. 

Me sorprendió que hubiera tantos turistas en Santa Pau. Tuvimos que dejar el coche bastante lejos, después de los puentes que cruzan el río. Después nos fuimos a comer a un restaurante que se llama Cal Sastre, el cual no os recomiendo mucho porque tiene unos precios bastante subidos a las nubes. 

Mi chico quería apuntarse a todo lo que hacían los turistas. Suele hacer lo que hace la multitud, cosa que yo detesto. Me dio mil ideas: desde un viaje en una especie de carroza destartalada por un parque natural de los alrededores de Santa Pau hasta un viaje en globo por toda la comarca. Ni loca me subiría yo a un globo. Sólo faltaba que dejara a mis hijas sin madre. Después de hacer algunas compras por el pueblo, fuimos hasta el volcán de Santa Marguerida. Queríamos ver si era cierto que tenía una capilla en la mismísima boca del volcán como nos había dicho uno de los camareros del restaurante donde habíamos comido. Así era. Flipé a colores. Mi marido hizo mil fotos. Aquello era como una aparición mariana. 

Os recomiendo Santa Pau, Gerona, una localidad catalana que tiene hasta marquesado. La marquesa es Ágata Ruiz de la Prada. Un motivo más para ir a conocer este pequeño pueblo de la provincia de Girona.

Restaurante Asador Imanol, Madrid: un restaurante para comer buenas carnes

Si te gusta la carne, un buen restaurante para comer carnes de todo tipo es el Restaurante Asador Imanol, Madrid. Nosotros vamos de vez en cuando no tanto por los platos que sirven sino para ahorrarte cocinar en casa. La ley del mínimo esfuerzo en la cocina nos lleva a comer fuera de casa casi todos los días. 

Este Restaurante Asador Imanol, Madrid, tiene varios locales en Madrid. Yo suelo ir al que está en Chamartín, el Imanol Belaúnde. 

Es un local amplio, bien iluminado gracias a sus cristaleras. Tiene cuatro salones, uno de ellos privado. La decoración no me gusta mucho. Demasiada madera por doquier para mi gusto, sobre todo en el techo. Los suelos son de cerámica y tiene alguna pared de piedra sin cubrir. Las mesas y las sillas son de madera. Los manteles son blancos y no hay mesa en la que falte un jarrón de flores. Siempre les tengo que decir que me las quiten porque no aguanto flores delante mía. 

Lo más bonito del local son las láminas que decoran las paredes. Son láminas de paisajes que le dan cierta vidilla a un local decorado con estilo bastante rústico. 

Algunas veces quedamos en la barra y pedimos tapas. Tienen una carta de pintxos muy variada. Oras veces vamos más en plan de disfrutar de la cocina vasca a mantel puesto y pasamos al comedor. 

A mi marido le encanta el Bacalao ajorriero que sirven. Está bueno. Yo lo que no aguanto son sus platos de alubias, verduras de temporada y judiones. Me tira para atrás el olor. Lo que me encanta es su rabo de toro y el pastel de puerros. El pastel de puerros les gusta hasta a mis niñas, que son alérgicas a las verduras como dice mi suegra. 

Un día pedí unas croquetas y tampoco me gustaron. Eran de rulo de cabra. En este restaurante hay de todo: platos que están deliciosos y otros platos que es mejor no probar como, por ejemplo, el revuelto de morcilla y piñones. 

En pescados os recomiendo el rape a la parrilla. Está que te chupas los dedos. Lo mismo puedo decir de las delicias de merluza rebozada o del bacalao a la bilbaína. La última vez que estuve en el Restaurante Asador Imanol, Madrid, nos sirvieron unos morritos de bacalao rebozados que estaban que te chupabas los dedos. 

En carnes, ya os hablé del rabo del toro. También están muy buenos el solomillo y un chuletón enorme que dicen que es para compartir. 

Os recomiendo pasaros por el Restaurante Asador Imanol, Madrid, una cadena de restaurantes vascos donde siempre encuentras una comida que te guste entre la amplia variedad de platos que tienen.

Tuesday, March 17, 2015

Itinerario de Hernán Cortés, Madrid: sólo hasta el 3 de mayo del 2.015

El Itinerario de Hernán Cortés, Madrid, sólo se puede hacer hasta el 3 de mayo de este año 2015. Por tanto, si te interesa conocer más cosas de las que te contaron en el colegio del famosos conquistador tienes que apurarte. 

Este itinerario se trata de una exposición sobre Hernán Cortés que abarca toda su vida. Yo fui con mi hermana y nos pareció a las dos interesante. Lo que más llamó mi atención fueron los trozos de pirámides aztecas que había expuestas. Mi hermana, en cambio, quedó prendada de la espada del conquistador. No creo que fuera la que empuñó en su día Hernán Cortés, pero seguro que era parecida. Los cuadros en los que aparecían otros conquistadores también eran como un homenaje a la moda masculina antigua. Los hombres tenían en aquellos años un vestuario muy distinto al que tienen en la actualidad. 

En la exposición también hay objetos de plata. No son de Hernán Cortés sino de la Catedral de Sevilla. Se supone que se han hecho con la plata que venía de las Américas conquistadas, pero vete a saber si no los ha hecho algún orfebre de años más cercanos. Yo nunca me creo a antigüedad de los objetos. Hay mucho timo. 

Creo que volveré a esta exposición con mis hijas. Me interesa que vean la sala en la que hay todos los ruidos de un barco de la época cruzando el Atlántico. Seguro que la disfrutan. A mis hijas les encantan los barcos. 

El Itinerario de Hernán Cortés, Madrid, está en la Sala de exposiciones Canal, justo al lado de la Plaza de Castilla. Los lunes tienen la exposición cerrada. 

Os la recomiendo. Mi hermana consiguió entradas gratis con una tarjeta de desempleo. Hay que echarle imaginación a la vida para poder disfrutar lo que nos gusta. La entrada sin descuento es de 7 euros. Tienen entradas de 1 euro para colegios y de 3,5 euros para jubilados, profesores, estudiantes y familias numerosas. 

Esta exposición cojea algo desde el punto de vista histórico. La inician en los romanos, cosa que no viene a cuento. Faltan referencias a Malinche, la india que tan importante fue para Hernán Cortés. Muchos de los objetos expuestos son copias de los originales. Por lo demás, está muy bien.

Tryp Macarena, Sevilla: un hotel con piscina en la azotea

El Tryp Macarena, Sevilla, es un hotel necesitado de reformas. Es una pena que no piensen en reformarlo pronto porque le podrían sacar mucho más dinero dada la buena ubicación que tiene de cara a los turistas. 

Está cerca de la Puerta de la Macarena. Hay hoteles más céntricos en Sevilla, pero este hotel no te queda mal ya que está en la entrada del centro histórico de la ciudad. 

Nuestra habitación era de penita pena. Cuando entramos y vi los suelos enmoquetados casi me cae el alma a los pies, no tanto por la moqueta sino por lo vieja que se veía. Desde la ventana teníamos vistas del Parlamento de Andalucía y de una muralla. Mi marido echaba chispas con la mesa del escritorio. Justo encima estaba el televisor y no le quedaba espacio libre para trabajar. Optamos por poner el televisor en el suelo. Yo acabé con un dolor de cabeza horrible gracias al aire acondicionado. No es que hiciera mucho ruido, pero tenía un sonido tan machacón que me ponía de los nervios. Llamé a recepción y me dijeron que no se podía regular porque no tenía termostato. 

Del minibar no cogimos nada. Tampoco había mucho que coger. Sólo seis latas entre refrescos y agua. Cada bebida costaba dos euros. 

El cuarto de baño era mucho peor que la habitación. Era tan pequeño que casi no podías hacer pipí. El váter estaba bien pegado a la bañera. Nos dejaron poco jabón de manos y menos gel y champú. Aquello no parecía un cuatro estrellas por ningún lado. 

Lo mejor fue el desayuno. Era un buffet muy variado. No salías con hambre. Mi chico se puso hasta las cejas con unas galletas de jengibre que estaban deliciosas. A mis hijas le encantaron los yogures y no le hicieron asco a los cereales, cosa que en casa sí hacen. Yo me comí un trozo de pastel de zanahoria que me quitó el hambre para todo el día y no pude pasar de probar el pan. Me encantó. Lo mismo puedo decir de la bollería. Era bollería casera, riquísima. Sólo por el desayuno ya vale la pena alojarse en el Tryp Macarena, Sevilla. El desayuno hace que te olvides de la cutrez de las habitaciones o de lo pequeña que es la piscinita que tienen en la azotea.

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

ENCUESTAS PAGADAS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA