ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

REGALOS DE ARTISTAS

REGALOS CHIC

AMOR

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

GANA DINERO ALQUILANDO TU COCHE

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Sunday, December 31, 2017

Mis vacaciones mediterráneas y vascas


1


Can Durán es un restaurante que está en Rambla Angel Guimerà, 18, 08328 Alella, España; un restaurante de cocina mediterránea que vale mucho la pena. Es una cocina muy de restaurante popular que siempre agrada cuando vas con tu familia sin buscar cocina creativa sino más bien huyendo de las creatividades de los cocineros famosos o que intentan alcanzar la fama con artistadas en sus platos. 

Nosotros comimos "Pesols" la "Escalvada" el "Pollastre al Forn" y "Ous con Patates" por un precio muy razonable. La mayoría de platos van con una buena ración de patatas fritas. Como os decía no es un restaurante nada caro. Una ración de patatas fritas te sale en unos cinco euros y no son sólo patatas fritas sino que llevan su buen trozo de pollo frito. Comes como en la casa de tu madre, pero sin ayudar a tu progenitora a lavar los platos. 

Os recomiendo Can Durán, un restaurante con un personal muy amable y atento. No tienes que esperar horas ni para pagar ni para que te traigan los platos que les has pedido. Mi marido apreció mucho que tuvieran el vinagre de Jerez que tiene su madre en casa siempre. No es capaz de tomarse si no lleva este vinagre. Dice que es un vinagre sin colorantes que no lleva azúcar. 

No descarto volver a este restaurante. Te sientes como en tu casa tanto por el trato recibido como por los platos del menú. Yo prefiero comer una patatas fritas con pollo frito a un plato de cocina creativa que me deje con hambre. 

Este restaurante lleva muchos años abierto. Por eso es tan conocido. Tiene un comedor muy grande, decorado sin lujos. En este restaurante prima la funcionalidad. Tiene muchos platos de cocina casera catalana. Todo está muy rico. a nosotros nos lo recomendaron unos amigos que saben que nos gusta la comida casera, sobre todo para comer cuando llevamos a las niñas. Fue una buena recomendación.




2


Lo que menos me gustó del Hotel Marsol fue el restaurante. Fuimos a comer el primer día de los tres días que pasamos alojados en este hotel y nunca más. Nos sentamos en la mesa con las niñas y esperamos media hora antes de que aparecieron ante nosotros unos platos de patatas bravas y unos calamares. No eran gran cosa ni los calamares y ni las patatitas. para mi estaban algo crudos ambas. Me gusta la comida muy hecha, es decir, bien cocida. 

No acabó ahí nuestra decepción. Faltaba ver la factura de la comida. Echamos cuenta y nos salían los calamares a unos diez euros por cabeza y eran dos o tres, no más y otro tanto había que sumar de las patatas bravas. Nos alió la comida en veinte euros por comensal. 

La habitación era para no dormir. Estábamos rodeados por ventanales, uno de ellos con una puerta que daba a una terraza. Mi marido decía que era una de las mejores habitaciones. Me informé y supe que todas las habitaciones eran iguales: habitaciones sin paredes de tabique y en el sito de los tabiques ventanales que no te dejaban dormir por la luz que entraba por sus cristales. Las cortinas no te quitaban tanta luminosidad. Pasé tres días sin dormir. 

Mi marido se quejaba por los canales del televisor. Encontró seis canales rusos que no le interesaban y sólo TV1. No sé por qué quería ver la televisión. Yo me centré en lo mejor del hotel: las playas que tiene justo delante y las piscinas. Es un hotel para estar siempre metida en el agua que lo rodea cual sirena española. 

No os lo recomiendo ni os lo dejo de recomendar. Podría mejorar mucho si le pusieran unos cortinones en las ventanas de las habitaciones que restaran luminosidad a unos cuartos no sobrados de espacio. Menos mal que tenían tanto cristal bien limpio. Hay que darle un diez al servicio de limpieza.




3


Ir a comer al Martín Berasategui de Lasarte es un lujo más por lo que pagas que por lo que comes. Mi marido fue echando dinero en la hucha de los caprichos para ir a cenar conmigo. Yo no quería ir porque eso de comer con raciones tipo tapa de bar de barrio no va conmigo. Estos restaurantes de cocinero elitistas me parecen una estafa. 

Lo que más me gustó fue el servicio. Son atentos, discretos y no te agobian. Tal vez me vieron ganas de no querer explicaciones. Esto lo valoro mucho. No me gusta que me den explicaciones que no pido sobre platos y vinos. 

El restaurante está en una casa de pueblo vasca en medio del pueblo de Lasarte. Me llamó la atención. Una no espera que un restaurante en plena aldea sea tan famoso. Casi habría que pagarles a los clientes por ir en coche hasta allí. Va gente de toda España y también del extranjero. 

Nosotros pedimos el Gran Menú Degustación que es como un batiburrillo de propuestas del chef. Es lo mejor que puedes pedir para saborear lo mejor de este restaurante Tres estrellas Michelin. Son catorce platos que se quedan en catorce tapas muy bien presentadas y con unos olores que les ponen en la cocina echándoles sabe Dios qué. Se trata de cocina creativa. Cocina para saborear, no para alimentarte. No me imagino comiendo tapitas bien colocaditas todos los días. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Martín Berasategui. Lo que sí os recomiendo es ir invitados. Es un restaurante muy caro. Cuando fuimos nosotros había una familia que estaba celebrando el cumpleaños del abuelo, un señor de 90 años que se ponía de vino hasta las cejas. 

Lo mejor del restaurante son sus vistas. Desde las ventanas del comedor ves un paisaje rural de postal de Navidad invernal. El restaurante está en una zona muy tranquila. Te olvidas del mundanal ruido mientras comes. Vuelves a la realidad cuando te pasan una factura de más de seiscientos euros por cabeza. Mucho dinero para lo que comimos. Yo comí una ensalada que sabía a ensalada, pero tenía unos ingredientes que no reconocías como ingredientes de ensalada. Después de la ensalada me animé con la "Tortilla galo celta de jamón y trufa" que es sublime, pasé al marisco (increíble la ostra cocina al estilo de la casa, su preparación y presentación), unas verduras, algo que parecía carne, un pescado que me recordó la merluza y extraordinarios postres. 

¿Y la bebida? Decidimos beber un Cava, Juve Camps Gran Reserva, que maridaba perfectamente con este tipo de menú de múltiples platos en pocas cantidades.

Thursday, December 28, 2017

Marisco y mantequilla en Navidad



1


No puede faltar en una casa una tarrina de mantequilla y más en estas fiestas Navideñas cuando todos hacemos dulces en nuestros dulces hogares porque comprar tanto dulce hecho sale muy caro y, además, los dulces industriales no son tan sanos como los que cocinas tú. Pues bien, yo estoy comprando estos días la Mantequilla Pascual porque es más barata que la mantequilla asturiana, mi mantequilla favorita. También la compro porque a mis hijas les gusta más. Debe ser que la notan como más suave o, más bautizada como dice mi suegra. 

En todo caso, la mantequilla Pascual es más que aceptable. Tampoco se puede decir que sea baratita. Cuesta 1,79 euros la tarrina de 250 gramos. La misma tarrina de mantequilla Asturiana te sube de los dos euros. No parece mucha la diferencia, pero sumando unos céntimos que ahorras en mantequilla con unos céntimos que ahorras en otra cosa vas haciendo una hucha. 

La tarrina es azul con el logotipo de Pascula en rojo con letras blancas. Es una tarrina bonita, pero no tan llamativa como la de la mantequilla Asturiana, toda ella en tonos amarillos que recuerdan el mismísimo color de la mantequilla. 

Esta mantequilla unta bien, aunque sea la mantequilla entera. En untar es muy parecida a la mantequilla asturiana en su variedad fácil de untar. Se arastra bien por todo tipo de pan con el cuchillo. 

Os la recomiendo. Es una mantequilla a un precio razonable y tiene una calidad también razonable. La encuentras a vender en muchos supermercados y grandes superficies. Lo malo es que no suele estar de oferta. Debe ser que los señores de Pascual consideran que ya hacen bastante fijando un precio ligeramente inferior al de la competencia y los supermercados tampoco te la meten en ofertas de tres por dos ni de descuentos en la segunda unidad. Ellos sabrán por qué. Yo creo que deberían promocionarla un poquito para venderla más.




2


El mejor marisco de Lisboa se come sin duda en el Restaurante Gambrinus de la capital portuguesa. Es un restaurante con buenos platos de marisco y pescado en general. Yo suelo ir con mi marido siempre que vamos por allí. No es un restaurante muy caro dada la calidad de los platos que sirven, pero tampoco es barato. 

Mis hijas también van muy contentas porque les encanta un creppe de helado que tienen de postre. Mis hijas eligen el restaurante según los postres. Es lo único que miran en la carta. Lo demás le da igual, siempre que no sea carne, claro, y como en el Restaurante Gambrinus en Lisboa reinan los pescados en las cartas, van encantadas. También tienen buenos caldos, sobre todo portugueses. 

La atención es exquisita. Te tratan como a una Reina. tienen unos camareros muy atentos y rapídisimos. No tienes que estar horas esperando a ser atendida. También cobran rápido. Al personal hay que darles un diez absoluto. 

Lo mejor de este restaurante es que te hacen la comida casi al momento e incluso al momento. Yo le spedí una tortilla francesa y me la hicieron allí delante. Deberían tomar nota en algunos restaurantes de España donde recurren a lo precocinado más que yo en mi casa. 

Os lo recomiendo. Pero llevad la cartera bien llena. Por una sopa te clavan seis euros y por un plato de fruta para el postre suben a los doce euros. Yo en mi vida había comido unos melocotones más caros. Eso sí, me supieron a gloria bendita. Parece que todo lo que es caro es más sabroso. 

Lo que no me gusta mucho es la decoración del local. Está decorado al modo antiguo, incluso los uniformes de los camareros parecen de hace cien años. Tampoco me gusta que tengan una sala para fumadores de pipa. Yo defiendo los locales libres de humos. Los fumadores de pipa que fumen fuera.

Sunday, December 24, 2017

Mis vacaciones surferas en Navidad


Este verano me inicié en el surf. No pretendo ser una profesional del salto de olas con una tabla, pero me gusta hacerlo y, si puede ser, con una tabla de surf bonita. Por eso he optado por personalizar las tablas a mi gusto en Tablas Surf Shop, una tienda de Gijón que hace envíos a toda España. 

A mí me han enviado tres sin cobrarme nada por coste de envío. Todo un detalle. Una amiga mía me había dicho que cobraban un coste de envío muy pequeño, pero a mí no me incrementaron el precio de venta de las tablas ni en un céntimo. 

En Tablas Surf Shop encuentras tablas de surf para personas de todos los tamaños. Les compré amis niñas una para cada una, aprovechando la variedad de tablas de surf de esta tienda y sus precios muy razonables, sobre todo en lo que se refiere a tablas para niños. 

No quiero decir que los precios estén tirados. Las mías me vinieron saliendo a unos 300 euros y una que compró mi marido le costó 360 euros. Más barato tampoco encuentras nada que merezca la pena en tablas de surf. Piensa también que una tabla de surf es para toda la vida. Mi cuñado tiene una que debe tener unos veinte años y está como nueva. La va pintando y cuidando. Por cierto, también la llevó a Tablas Surf Shop para reparar. En Tablas Surf Shop, además de vender tablas personalizadas a tu gusto, te reparan esa tabla que ha llevado un golpe con una roca, como le había pasado a la tabla de mi cuñado. Se la dejaron genial. 

Os recomiendo Tablas Surf Shop, una tienda de tablas de surf muy variada. También os recomiendo entrar en su web. Puedes hacer los pedidos online. Ellos hacen envíos a toda España. Te aseguro que son gente seria. Los envíos llegan rápido y perfectamente bien.

Monday, December 18, 2017

Mis comidas más caras en Madrid



A mi marido le gusta mucho el Restaurante Zalacaín por lo bien que decora los platos. Yo no puedo decir lo mismo. Te ponen los alimentos muy ordenaditos, pero en cantidades mínimas. Después de comer un trozo de bacalao a la vasca sobre una guisantada con tomate te vienen ganas de ir a la pescadería y comprar un bacalao entero. Yo estoy acostumbrada a ver comida en el plato. Lo que sirven en el Zalacaín son tapas en platos de ración. 

Es un restaurante con mucho renombre. Lo fundaron el año 1973 y sigue con sus puertas abiertas gracias a una familia que se ha sabido ganar a los poderosos. Los restaurantes tocan el éxito cuando empiezan a sentarse en su mesa políticos y famosos. Suben los precios, reducen las raciones y te dicen que reserves mesa. 

El salón de este restaurante es pequeño, tipo comedor de clase madrileña bien y está decorado en tonos rojos. Los manteles son blancos, por supuesto. Unos manteles rojos como las paredes sería mucho rojo. 

Los camareros me parecieron siempre un poco agobiantes. Quieren tratarte tan bien que te agobian con sus explicaciones de los platos. Un día les pedí unos huevos fritos y me dieron tal explicación sobre aquel huevo decorado con unos perejiles por encima que me quitaron el hambre. No te quiero ni contar sus explicaciones sobre vinos. Te dan una clase magistral sin pedírsela. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Restaurante Zalacaín. Si quieres comer abundante, no es el restaurante que necesitas. Si estás a dieta, es perfecto porque sus raciones no son más grandes que las tapas que sirven en el bar de mi calle. Eso sí, te colocan los alimentos de una manera que parece una artistada del cocinero que anda sobrado de tiempo. Tampoco lo recomiendo para pobres. Te arruinan con sus precios. La fama te la cobran bien cobrada.

Wednesday, December 13, 2017

Mis vacaciones en Valencia



El Caro Hotel es un hotel que está en el centro de Valencia. Tiene una buena ubicación y está en un edificio donde se combinan elementos de arquitectura antigua con elementos de arquitectura moderna. 

Yo me sentí un tanto extraña en una habitación tan grande como minimalista. Los sillones, por ejemplo, los habían minimizado tanto que no eran más que unas sillas con unos respaldos duros de color canela clara. Mi marido decía que le gustaba la habitación. a mí lo único que me gustó fue el espacio. Era tan espaciosa que pudimos bailar como si tuviéramos una pista de baile a los pies de la cama. También me gustó, aunque no tanto como el espacio, que el minibar fuera gratuito. Mi santo decía que lo había pagado en el precio de la habitación. Por eso aproveche para darme unos tragos de felicidad. Podía permitírmelo porque estaba en Valencia como mujer florero. Acompañaba a mi santo esposo a unas reuniones de trabajo. 

El Caro Hotel me pareció muy romántico. Tiene unos salones con unos arcos tipo arcos de bodega que te ponen romántica. Del apetito se encargan los de la cocina del restaurante haciendo exquisiteces que te meten hambre con sólo olerlas. En mi vida había comido unos arroces más sabrosos. Me venían ganas de repetir plato. 

Os recomiendo este hotel. Tiene una piscina al aire libre abierta todo el año. Si hace frío, le ponen agua caliente y puedes nadar como si estuvieras en pleno verano. Todo un detalle. En todo caso, yo no la frecuenté mucho. Pasé más tiempo disfrutando la televisión en el maravilloso televisor de plasma y de la conexión a internet gratuita, imprescindible para mí. 

Lo que eché en falta fue una cafetera o tetera para hacer el café y las infusiones en la habitación. Este hotel es muy caro. No puedes ir mucho a su bar a no ser que quieras dejar la herencia de tus hijas entre el bar y el restaurante con un cocinero que tiene una estrella Michelín.


-------------------------

http://modadebarrio.blogspot.com/ 



Mis vacaciones de navidad con Greg



Mis hijas son fans de Greg. Por eso les compramos el Diario de Greg 12, la nueva entrega de este niño que ahora huye de la Navidad con su familia. Se nos van a una isla del Caribe donde nada recuerda unas Navidades con árbol de Navidad y villancicos. 

Mis hijas disfrutaron mucho leyendo las aventuras del amigo Greg por ciudades que quieren conocer, ciudades como las de la Riviera Maya, Acapulco. Es un libro que combina el texto con las ilustraciones. Tiene bastante texto. Esto está bien porque los niños deben irse acostumbrando a leer. 

También destacaría lo que tiene de educativo este libro. Vemos como Greg hace travesuras y recibe los castigos correspondientes. Yo me fijo mucho en estos detalles a la hora de comprarles libros a mis niñas. son pequeñas y deben leer lecturas rectas, como dice mi suegra. Cuando sean más grandes, que lean lo que se les antoje. 

Os recomiendo Diario de Greg 12. No hace falta que haya leído entregas anteriores de Greg. Este libro se puede entender sin haber leído nada sobre este travieso chiquillo. Es un libro que los niños leen enseguida gracias a la buena dosis de humor que tiene es sus textos. 

Me parece un buen regalo para estas Navidades. Cuesta casi 15 euros. Lo encuentras a vender en muchas librerías. Me dijeron en la librería de El Corte Inglés que lo están vendiendo como churros. Es uno de los libros que más están comprando para regalar a niños de hasta 12 años.


-----------------------


http://modadebarrio.blogspot.com/ 



Saturday, December 09, 2017

Mis vacaciones de desempleada


El NH Ourense es un hotel sensacional. Está en una de sus principales calles comerciales. Esto es perfecto para las mujeres que nos morimos por las tiendas. Yo aproveché nuestra estancia para renovar parte de mi vestuario. Tal vez pienses que en Ourense no encuentras nada que te vuelva loca, pero te aseguro que sí lo encuentras. Hay tiendas de marca muy interesantes en la zona de este hotel de cuatro estrellas que os recomiendo. 

Este hotel ofrece WiFi gratuita, bañera de hidromasaje, sauna, acceso al gimnasio y habitaciones elegantes, como la que nos dieron a nosotros. Nuestra habitación estaba equipada con TV de pantalla plana vía satélite. Me vino genial. Hacía mal tiempo y pude pasar alguna tarde mirando series extranjeras mientras mi marido hacía sus negocios en esta bonita ciudad gallega. 

Me gustó el hotel por dentro y por fuera. El NH Ourense ocupa un edificio restaurado del centro de la ciudad y que data de principios del siglo XX. Lo tienen muy cuidado. Se nota que está bien gestionado. Sus habitaciones presentan un diseño moderno con muebles italianos muy interesantes (yo me hubiera llevado los sillones si me los vendieran), aire acondicionado y minibar perfectamente surtido con todo lo que te apetece beber. Nuestra habitación era de las que incluyen balcón privado. Pagamos más, pero nos compensó. Era una habitación más grande y con un balconcito muy chulo. 

Volvería a este hotel sin pensarlo dos veces. También os recomiendo el desayuno del hotel. El restaurante del hotel sirve el desayuno saludable del NH. Es un desayuno con pan calentito, mantequilla, mermelada, fruta, yogures y zumos de naranja que a mí me parecieron de naranjas exprimidas. Mi marido decía que eran zumos de cartón de naranja con pulpa. Estoy segura que eran de naranjas por su sabor y porque a mis hijas no les gustaban. Las tengo acostumbradas a tomar zumos de cartón. Por eso no le gustan los zumos naturales. Para comer fuimos a los restaurantes de la zona. A menos de 10 minutos a pie hay una gran variedad de bares de tapas a precios razonables. En Orense los precios de las tapas no son nada caros. También encuentras restaurantes típicos gallegos para comer y cenar sin gastar mucho dinero, como hicimos nosotros.


---------------------------

http://inmobiliaria-coruna.blogspot.com/ 




Tuesday, December 05, 2017

MJs vacaciones en Oleiros


Estuve con mi marido mi suegra y mis niñas en el Attica21 As Galeras, un hotel tres estrellas de Oleiros en A Coruña y nos fuimos con ganas de volver. Es un hotel que merece una estrella más por sus instalaciones modernas, por la amabilidad de su personal y por lo bien que se come en su restaurante.

Cogimos dos habitaciones, una para nosotros y las niñas y otra para mi suegra. Eran habitaciones muy grandes, con una cama de matrimonio más otra cama supletoria, en la nuestra casi tan grande como la cama principal. Los suelos de la habitación eran de tarima de madera con una alfombra muy finita alrededor de la cama. Estaba todo muy limpio.

El cuarto de baño tenía una ducha con una buena potencia en el chorro de agua, algo muy importante para nosotros cuatro. En invierno no estamos para baños relajantes sino para duchas rápidas por muy caliente que se te ponga el agua. Hace frío. Afortunadamente, los días que pasamos en Oleiros se estaba bien de temperatura. Pudimos pasear por los alrededores sin paraguas. También fuimos a Coruña de compras. En diez minutos de viaje en coche te pones en la bonita ciudad gallega que tanto me gusta.

Os recomiendo este hotel. En el restaurante de Attica21 As Galeras hacen un cordero que te chupas los dedos. Yo con el cordero y con una tarta que me pusieron de postre quedé feliz. Mi suegra comió mucho más. Ella es más de platos de cuchara y de mariscos. Lo mismo le pasa a mi marido. No puede ir a Galicia y no comer sus percebes.

El Attica21 As Galeras es perfecto para pasar unos días con tu familia. No te cobran las camas extras para los niños ni las cunas para los bebés. Las habitaciones más grandes te salen mejor de precio. Por eso mi suegra pidió la habitación que tenía tres camas. Creo que durmió en las tres. Un día en cada una.


------------------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/




Tuesday, November 28, 2017

Mis vacaciones jugando al golf


Los entusiastas del golf tienen una cita para un fin de semana en Juvignac cerca de Montpellier, me dijo mi marido para convencerme. En el sur de Francia, a medio camino entre las playas de Languedoc-Rosellón y un interior muy pintoresco, yo fui a relajarme mientras mi santo se divertía con los palos y las pelotas de yeso. 

Quality Hotel Montpellier Juvignac Golf *** es el lugar ideal para su estancia de golf en Herault . Cerca de las playas, esta es la oportunidad perfecta para perfeccionar su swing y relajarse. Te sientes otra, sobre todo porque estás rodeada de huéspedes con mucho dinero. Es el lugar ideal para hacer negocios. A mí no me gusta nada el golf, pero voy a estos hoteles para conocer a gente que se acaba convirtiendo en clientela de la empresa de mi marido. Las relaciones personales hacen milagros. 

La vista panorámica desde nuestra habitación era inolvidable, una sala de estar o terraza te pone de buen humor de inmediato. Para el golf no hay problemas: puedes mejorar su deporte a través de lecciones individuales y grupales impartidas por profesionales. Yo me apunté a las lecciones grupales para hacer amigos y amigas. La dulzura occitana toca a tu puerta y no debes dejarla escapar. 

No es un hotel grande. Sólo tiene 46 habitaciones con una decoración contemporánea, y 40 suites-apartamentos con encanto provenzal. Para nuestra estancia, nos quedamos en una habitación estándar. No hay que hacer derroches. 

Decorados con el estilo del golf los interiores, sobre todo unas habitaciones que tienen TV (con Canal Sat y canales extranjeros), teléfono, baño con ducha y secador de pelo, y una esquina despacho. En la habitación encontrarnos todas las comodidades con aire acondicionado, Wi-Fi, mini-bar y bandeja de cortesía llena de exquisitos pasteles y una botella de champán del bueno. 

Os recomiendo este hotel para pasar un fin de semana de golf y negocios. Te sientes la Reina de Francia siendo sólo Reina de tu casa. Yo volvería sin pensarlo dos veces.


-----------------------------


http://tiendacoruna.blogspot.com/ 




Sunday, November 19, 2017

Mis vacaciones sola



Nada mejor que un edificio nuevo, dice siempre mi madre. Y no le falta razón. Entras en el Hotel Vincci Frontaura 4* Valladolid y parece que está todo más limpio porque es un edificio de reciente construcción. Me gustó más por dentro que por fuera. La fachada, pese a ser de un edificio nuevo, es sencilla; no te llama la atención. 

En cambio, su interior está muy bien para pasar unos días mientras estás en ese viaje de trabajo que tiene lejos de ti a tu familia. No te sientes mal porque estás en un hotel más de negocios que de familias en vacaciones. Cuando estuve yo, no se veían críos corroteando por los pasillos. Esto hizo que no echara tanto de menos a mis hijas. 

Me dieron una habitación minimalista, muy de hotel donde se alojan mayoritariamente personas solas. Le sobraban cortinas. Tenía tanta cortina que no entraba la luz del día. Las descorrí nada más entrar. La mesilla no era más que una caja de madera convertida en mesilla, pero con estilo. La cama era grande (dormí en camas más grandes); fue suficiente para mí sola. Me gustó el espejo que estaba en las puertas del armario. Es un gustazo verte desnuda a cuerpo completo. 

Os recomiendo este hotel para viajes de negocios. El Hotel Vincci Frontaura 4* Valladolid es un hotel perfecto para hombres y mujeres de negocios que viajan solos. Está bien comunicado por transporte público con todas las partes de la ciudad. Yo lo encontré perfecto. Sólo le sobraban cortinas, como os he dicho. Unas cortinas que barren el suelo de tarima de madera me ponen de los nervios. Aquellas cortinas no estaban bien limpias. Es como cuando llevas un vestido hasta los tobillos. Acabas barriendo las escaleras con los bajos del vestido. 

Lo que le daba un toque pintoresco a la habitación eran las lamparillas de las mesillas de noche. Me recordaron unas que vi en el Ikea. Tenían la pantalla también como de papel arrugado color granate. 

No quedé a desayunar ni a comer, pero creo que el desayuno era bastante completo. Una amiga mía que también se alojaba en el hotel me dijo que había muchos yogures, bacon y todo tipo de fiambre. Ella se trajo un tapper lleno de exquisiteces mañaneras a nuestra junta de mujeres emprendedoras.


------------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/ 



Monday, November 13, 2017

Mis vacaciones de esposa chic


El Hotel Begoña se encuentra en el centro de Gijón, a 10 minutos a pie de las playas de San Lorenzo y Poniente. Es un hotel perfecto para unas vacaciones de sol y playa sin alejarte de las comodidades de una ciudad donde encuentras un montón de tiendas y restaurantes donde adelgazar la tarjeta de tu marido. Por eso elegí este hotel para pasar unos días con mi familia, suegra incluida. 

Nuestra habitación era de las más grandes, sin poder decirse que fuera grande de verdad. Teníamos dos camas, la nuestra y una cama auxiliar para las niñas, casi del mismo tamaño que la cama de matrimonio. Los suelos eran de tarima de madera. La habitación de mi suegra, en cambio, era de las pequeñas. Tenía una cama de niño, según ella. No sé para qué quería una cama más grande: es una mujer delgada que duerme sola. Debería bastarle la cama de su habitación, con mejores vistas que la nuestra, por cierto. También era mejor la conexión wi fi gratuita en su habitación. Mi marido decía que teníamos que cambiársela. Yo pasé de la conexión wi fi del hotel y me fui a un ciber que había cerca para hacer lo que tenía que hacer en mis webs a una buena velocidad de conexión. Mi marido se las apañó en la habitación de su suegra. Era como un hijo que volvía al calor materno. 

El hotel no es lujoso. Casi podría decirse que es una pensión. Los cuartos de baño, por ejemplo, son de pena penita. Tienen unos sanitarios viejos que parecen los de los aseos públicos de alguna estación de tren olvidada por RENFE. Yo tuve que limpiar todo a fondo con un desinfectante. Otra desventaja es que no tienes sensación de limpieza. No sé si es porque las habitaciones son pequeñas y una habitación grande, aunque no esté muy limpia no se ve tan sucia. Yo tuve que limpiar todo a mi manera. Mi suegra hizo lo mismo. La limpieza es la única virtud que nos une. 

En todo caso, os recomiendo este hotel. Es un hotel que está muy bien para pasar unos días en Gijón si no eres muy exigente.


-----------------------

http://modadebarrio.blogspto.com/ 

http://diarioescritoraanonima.blogspot.com/ 




Saturday, November 04, 2017

Mis vacaciones de altos vuelos


1


En transavia.com encuentras precios para volar a cualquier parte del mundo a precios muy interesantes. Yo tengo siempre mis temores a volar con una compañía de bajo coste, pero mi marido acaba convenciéndome. Hay que ahorrar. Viajamos mucho y no nos queda otra si queremos ir los cuatro juntos. Por eso acabamos volando en aviones de líneas aéreas de bajo coste. 

Los aviones de transavia.com no desmerecen. Están limpios, son bastante cómodos en sus estrecheces de la clase turista y no te pierden las maletas. Por lo menos las nuestras nunca las perdieron. Cruzo los dedos. Espero que sigan llegando las maletas a su destino sin novedad. Es horrible que te pierdan el equipaje o que te entreguen un equipaje que no es tuyo. 

Mi suegra, en cambio, está que los mata porque en el vuelo que hizo con nosotros a París le entregaron una maleta un poco arañada. Era su maleta favorita. Protestó, pero no le dieron ninguna compensación. Le dijeron que en sus normas no está compensar por maletas dañadas en la cinta transportadora. Mi suegra juro no volver a viajar con ellos. Lo tendrá que seguir haciendo si mi marido, su hijo, le paga el viaje. No somos tan millonarios como la abuala de mis hijas cree. 

Nosotros viajamos desde Barcelona con esta compañía, desde un aeropuerto de los que te aceptan facturación online. Es comodísima. No sabes el tiempo que te ahorras hasta que te beneficias de ella. 

Otra cosa que debes tener en cuenta es el número de facturación. Cada vez que reserva uno o más vuelos en Transavia, recibes un número de confirmación de reserva (denominado también código de reserva). Si ha reservado directamente en Transavia,como hacemos nosotros, encontrarás tu número de confirmación de reserva en el billete electrónico que se recibe tras efectuar una reserva. Si no has reservado un billete directamente con los de Transavia sino a través de otra página web o de una agencia de viajes, encontrarás este número en la documentación de viaje que haya recibido del ofertante. Esto es lo que más me lía.




2


Me encantan los cruceros. Cuando empecé a apuntarme a este tipo de vacaciones no lo hacía muy convencida, pero, como nunca tuve sustos en el mar, empezaron a gustarme. Nunca estás más lejos de tu cotidianidad que cuando te metes en un barco. Todo queda lejos porque no estás accesible a los problemas de los que te rodean. Mi marido y yo siempre bajamos del barco más enamorados. Por eso solemos ir de crucero solos. Nos vale para desconectar de familia, amigos y dedicarnos a nosotros mismos y a conocer a extraños. Me gusta mucho conocer a gente nueva en los barcos. 

Nosotros cogimos el AIDAaura en Mallorca. Nos había hablado de este barco mi hermana. Ella hizo un crucero también de cuatro días desde Vigo. Es un barco que te deja más que satisfecha porque tienes todo lo que necesitas para ser feliz dentro del barco. No me hubiera importado ir sola. Es un barco en el que no te aburres. No me extraña que tenga tanto éxito. 


----------------------------

http://modadebarrio.blogspot.com/ 





Sunday, October 29, 2017

Mis vacaciones de it girl mamá


Me sorprendió el Hotel Mainare Playa by Checkin Hoteles casi negativamente porque esperaba unas habitaciones más lujosas en un cuatro estrellas. Todas las habitaciones eran habitaciones limpias, grandes, sin casi decoración y sencillas a más no poder. Se notaba que estabas en un hotel para sacarnos el dinero a los turistas que no queremos gastar mucho en alojamiento cuando buscamos el sol y la playa. 

El hotel no te queda a pie de playa, pero sí cerquita. Puedes ir andando con los niños. Esto es una ventaja. También es una ventaja que la habitación sea grande. Se veía todo barato, pero estaba limpio, lo cual me consolaba. Las colchas de las camas tenían colchas blancas impolutas. 

Es un hotel que está muy bien para unas vacaciones de sol y playa en familia, con niños y con suegra, sin gastar mucho dinero. Suelen tener ofertas interesantes, sobre todo las de último momento. El Hotel Mainare Playa te permite disfrutar de una ubicación estupenda en Fuengirola, cerca de la playa y a pocos minutos de Playa de Torreblanca y Playa Las Gaviotas. Son playas que suelen estar hasta los topes. En eso radica su encanto. No te aburres entre tanta gente. Y, lo que es más importante, mis hijas hacen muchas amiguitas y amiguitos. Son unas niñas muy sociables. Las metes en un sitio lleno de críos y se lo pasan pipa. Este hotel de 4 estrellas se encuentra muy cerca de Parque Yacimiento romano y Playa de Fuengirola. Mi marido fue a ver el Yacimiento romano solo. Yo no estaba para yacimientos. Mi santo, en cambio, disfrutó mucho la historia de nuestros antepasados in situ. 

Os recomiendo este hotel. No es lo mejor de lo mejor, pero para unas vacaciones baratas te vale de sobra. Además, el personal es amable. Tanto las camareras de habitación como el personal de recepción es muy majo. Es algo que yo valoro mucho.


--------------------------

http://dinero-beruby.blogspot.com/ 




Friday, October 27, 2017

Mis vacaciones perfectas


El Villa Magalean Hotel & Spa me pareció un hotel perfecto. Yo casi esperaba encontrar una casa rural con paredes de piedras peladas por todas partes cuando mi marido me dijo que había hecho una reserva en un hotel rural del País Vasco. Nada de eso. El edificio es antiguo, pero dentro está ideal. También fuera. Tienen la fachada bien pintada. En el Villa Magalean Hotel & Spa está todo impecable. 

Las habitaciones no son enormes, pero no tienes la sensación de estar enclaustrada. La cama es grande, el colchón cómodo, almohadas tienes las suficientes, el cuarto de baño está limpísimo. Estaba tan limpio y tan ordenado que ni te importaba que la bañera no fuera apta para personas a las que no nos gustan las barreras arquitectónicas. Aún así eché en falta una ducha. Cuando quieres acabar pronto por la mañana no estás para bañeras y menos cuando tienes dos niñas pequeñas que le tienen más miedo al agua que al veneno. Yo acostumbro a las niñas a la ducha diaria. Mi pelea con las bañeras ya me las han ganado ellas con un no rotundo. 

Os recomiendo este hotel. Está muy bien para pasar unas vacaciones familiares tranquilas. Nosotros nos alojamos porque íbamos a la boda de unos amigos en una iglesia cerca del hotel. Otro motivo para recomendarlo son los buenos caldos que tiene. La vinoteca está muy bien surtida. Tienen vinos de toda España. 

Tampoco debes perderte su muy recomendable spa. Yo no iba por el spa, pero tan bien me hablaban de él los empleados que no pude resistirme a probar las aguas de manantiales en mi precioso cuerpo. Son estupendas. Mi marido también se apuntó al spa. A mi santo le gustan más las aguas medicinales que a servidora. Tiene razón: su madre goza de muy buena salud gracias a los balnearios que frecuenta durante todo el año.


---------------------------------


http://inmobiliaria-coruna.blogspot.com/ 





ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

REGALOS CHACHIS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA