ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

OFERTAS EN ZAPATOS DE MARCA

ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

HOTELES BARATOS

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Wednesday, December 30, 2015

Mis estancias en camas ajenas

1

El Intur Palacio San Martín es un hotel cuatro estrellas en el centro de Madrid que tiene unas habitaciones mejores que otras, pero que, en general, está bastante bien. Yo me esperaba encontrar unos interiores mucho peores al ver que el edificio no es nada nuevo. 

A nosotros nos tenían reservada una habitación grande con suelo de moqueta. Nos la cambiaron por otra más pequeña con suelos de tarima porque a mí aquella moqueta roja gastada me ponía de los nervios. Preferí tener menos espacio y tener una habitación más actual y también más luminosa. 

La cama era cómoda, aunque no era tan grande como la de la primera habitación. Tenía un cabecero de piel o algo que se le parecía al cuero demasiado grande para mi gusto. a ambos lados de la cama había dos mesillas de noche que no eran más que dos cubos de madera que parecían salidos del Ikea. Eran blancas y hacían juego con la colcha de la cama, con el color blanco de las paredes y con el estor blanco que hacía las veces de persiana y de cortina. 

Lo que no me gustó nada fue el buffet del desayuno. Pusieron la comida muy tasada. La fruta parecía contada, la bollería industrial igual, los zumos de cartón no daban para mucho beber. Salías con hambre. 

Lo que más me gustó del hotel fue el patio interior. Era muy tranquilo y tenía unas mesas y unas sillas muy cómodas. Bueno, el hotel entero es tranquilo. No es nada ruidoso pese a estar ubicado en el centro de Madrid, a un paso de todo lo que merece la pena visitar en la capital de esta España nuestra. 

Os lo recomiendo. El Intur Palacio San Martin está en la Plaza San Martín. Quitando alguna habitación más moderna, en todas las estancias del hotel predomina la decoración clásica, pero cuidada. Tienen algún armario antiguo en alguna habitación que parece sacado de un anticuario. También es antiguo el ascensor. Mis hijas se morían de miedo porque no están acostumbradas a esos ascensores de antes que suben por el medio de las escaleras y lo ves todo.

----------------------


2



En todo caso, está muy bien, quitando ese detalle de las vidas del techo de las habitaciones. Las estancias comunes son muy modernas con su decoración en blanco y sus muebles más cercanos a los de un hotel recién construido que a los de una antigüedad como esta. 

Nuestra habitación tenía alguna de sus paredes de piedra descubierta. No podías olvidar que estabas alojada en un hotel viejo y modernizado. Más me gustó el cuarto de baño con su pequeña bañera sin mampara, su lavabo como el de casa y mucho color blanco pro todos los lados. 

No nos cobraron la conexión wi fi. Lo que sí te cobran es la lavandería y bien cobrada. para conectarte a internet no tienes problema en tu habitación aunque no lleves portátil porque te dejan una tableta que es casi un mini ordenador. El televisor que nos dejaron era de pantalla plana, pero pequeño. En este hotel que está a unos 450 metros de la famosa Plaza del Obradoiro lo tiene todo pequeño. El minibar, por ejemplo, era gratuito y pequeño. Tenía cuatro latas y dos botellas de agua. No me extraña que no cobraran suplemento por el minibar dichoso. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Smart Boutique Hotel Literario San Bieito. Para mí sería perfecto si no se le vieran las vigas de madera en el techo. Aquello no ponía ningún romanticismo en mis noches, más bien miedo. Tenías la impresión de que se te vendría el techo encima.


------------------------

3

Los Apartamentos Orión son un alojamiento discreto que está al lado de la calle Serrano en Madrid. Te quedan a una caminata de todo lo que tiene interés en la capital de España, lo cual es genial si estás en plan turista por los madriles. 

Los apartamentos son como pisos de estudiante. No tienen lujos, pero sí las comodidades suficientes como para que te sientas cómoda. Yo estuve en uno de ellos con mi madre. Mamá es de hacerse ella misma la comida y en la cocina del apartamento pudo preparar sus exquisiteces culinarias. La cocina no es grande, pero tiene todo lo que necesitas en menaje para hacer lo que gustes. 

El cuarto de baño era muy pequeño para mi gusto. Tenía los sanitarios nuevos, pero estaban como apelotonados en el poco espacio que tenía. la bañera estaba casi pegada al lavabo. 

La habitación tenía una cama que parecía recién comprada en un Ikea. Mi madre decía que le recordaba la cama que tenía yo de soltera en su casa. el televisor que nos dejaron era de plasma, pero muy pequeño para mi gusto. 

En todo caso, os recomiendo estos Apartamentos Orión por su buena ubicación. Están bien para una estancia en Madrid con la familia. Te ahorras una pasta en transporte público y también en comida porque te la puedes preparar tú misma en la pequeña cocina. 

Están peores los pasillos del edificio que los apartamentos. En los pasillos se necesita una buena mano de pintura, sobre todo donde están los ascensores viejos.

------------------------------

4

El Hotel Anacapri está en el centro de Granada, en concreto en la calle Joaquín Costa. Está ubicado en una casa que data del siglo XVIII, perfectamente restaurada. 

Yo me sentí como si me hubiera alojado en la casa de una marquesa venida a más. La decoración es muy clásica: camas grandes, habitaciones luminosas, tonos cremas y amarillos en paredes y ropa de cama... 

Me gustó nuestra habitación por lo espaciosa que era, pero la hubiera preferido más moderna. Tenía en la pared una especie de radiador alto que quedaba como un pegote. El cuadro que había sobre el cabecero de la cama estaba como doblemente enmarcado. Tampoco me gustó. Lo que sí me gustaron fueron los suelos de tarima, lo limpio que estaba todo y el ordenador que nos dejaron para la conexión wi fi. 

El cuarto de baño no era grande. Tampoco era moderno aunque sus sanitarios se veían nuevos. Había una bañera igualita a la que tiene una tía mía en su casa. Las toallas estaban limpias y las cambiaban a diario. 

Pero lo mejor de este Hotel Anacapri son las estancias comunes. Por ejemplo, el patio interior que tiene con sus sillones de mimbre es muy acogedor. Menos me gustó la sala de reuniones. No pegaba con la antigüedad de la casa. Era como una oficina metida en un hotel antiguo. 

Os lo recomiendo. El personal es muy amable y profesional. Lo tienen todo muy bien limpio. La sala de lectura, por ejemplo, estaba limpia como los chorros del oro. Mis hijas miraban atónitas los artesonados de madera del techo y mi marido decía que tenían arañas. Nada de eso. Tanto los artesonados de madera de la sala de lectura como de la cafetería estaban bien limpios. 

Pasamos unos días fantásticos en este hotel. Pudimos ir andando hasta la Alhambra por la calle peatonal que pasa por allí.

------------------------


Thursday, December 24, 2015

Mis vacaciones en Menorca

La Villas Finesse es una de las mejores casas en las que me he alojado. No es grande. Tiene una capacidad pensada para que la habiten seis personas, es decir, una familia, pero estás como en el séptimo cielo. En mi vida había estado en una casa tan tranquila rodeada de un entorno tan bonito. 

No es que sea lujosa. Es acogedora. Te sientes como si la casa fuera tuya con una decoración en la que priman los colores claros, que tiene ciertos toques de modernidad y que conserva muebles antiguos en las habitaciones que se mezclan con otros que parecen sacados del Ikea. 

Lo que más me gustó fue la cocina. Tenía unos toques en rojo que le daban un aire muy moderno. Los suelos eran de baldosas igual que los del resto de la casa. 

Menos me gustaron los cuartos de baño. Eran pintoresco con sus azulejos azules, pero a mí me gustan más modernos. 

El lujo de esta casa está en las piscinas. Son estupendas, grandes, a la puerta de la casa. Te sientas en el porche, en una de las sillas que tiene rodeando las mesas, y ves como tus hijas se divierten nadando y jugando en el agua. Al lado de las piscinas tienen unas tumbonas muy cómodas. 

Las habitaciones de la Villas Finesse son como las que podrías tener en tu chalé de la aldea, quitando una cama con dosel que yo no hubiera tenido en mi casa jamás. Detesto este tipo de camas. Por lo demás tenías camas con cabeceros de madera pintada de bolanco que parecían haber sido comprado en un Ikea. La misma sencillez encontrabas en los sillones, con estilo años setenta, y en las mesas de las estancias comunes. 

Nosotros alquilamos la casa completa. Falta nos hacia porque somos cuatro y mi suegra sumaba el número cinco de la familia en vacaciones. 

Os recomiendo alquilar una de las Villas Finesse. Están muy bien para unas vacaciones en familia. Tienes todas las comodidades que necesitas. Desde una cocina equipada con todos los electrodomésticos hasta un buen televisor de plasma en el salón de la casa o la maravillosa playa de Son Bou de Menorca está a 5 minutos a pie, andando sin prisas. El aeropuerto de Menorca se halla a unos veinte minutos en coche.

Tuesday, December 22, 2015

Comiendo en Bilbao y durmiendo en Carballo

1

El Restaurante Plaza Nueva, Bilbao, es un restaurante que tiene buenos vinos y buenos platos también. Está en la Plaza Nueva del casco viejo de Bilbao. 

En este restaurante hay buenos pinchos. Tienes pinchos tradicionales de pulpo, camembert, tortilla de varios tipos y sabores, atún, pimiento... En vinos tienen mucha variedad de vinos tintos y blancos (el txacolí famoso es la estrella de la casa), todos ellos típicos caldos vascos. 

No es un restaurante lujoso, todo lo contrario. Conserva la decoración tradicional de las tabernas vascas que incluye una barra más antigua que la casa de mi abuela en la aldea. Afortunadamente, lo tienen todo muy limpio y esto hace que sea más acogedor. 

Los camareros sirven rápido. Esto se debe a que el dueño del local está siempre encima supervisando todo. Son camareros amables y muy profesionales. Se les nota que conocen todos los pinchos y platos de la casa. Pueden informarte si necesitas información. Yo nunca la necesité, pero, algunos amigos nuestros son de mucho preguntar. 

Los precios son razonables. Un pincho de cualquier cosa te sale en 2,30 euros. Un vino por 2,50 euros te lo tomas. La cerveza anda por los 2 euros. 

Os recomiendo la Tartaleta de txistorra, un pincho que no será muy sano, pero está delicioso. Lo mismo puedo decir de los pequeños choricitos o de la tortilla de pimientos. 

También os recomiendo el restaurante. El Restaurante Plaza Nueva, Bilbao, está muy bien para ir a comer unos pinchos acompañados de unos buenos caldos vascos en la zona de más movida de Bilbao. Además, no tienes que esperar una eternidad a que te sirvan. Sólo por eso merece mucho la pena.

------------------


2

El Pazo do Souto en Carballo, A Coruña, es una casa rural que te lleva al pasado con sus paredes de piedra que no cubren ni dentro de la casa y sus techos de madera. 

Yo fui con mi marido y mis hijas a pasar unos días tranquilos sin que nos faltaran comodidades. No sé si me faltaron comodidades porque a mí los techos de madera no me gustan. Por muy bien que esté colocados, me da la sensación de que no son seguros. Tampoco me gustan las pareces con piedras descubiertas en las habitaciones. 

Nos dieron una habitación tan amplia que por tener teníamos hasta un pequeño saloncito dentro de lo que era el cuarto. La cama era antigua, de madera, y con una colcha en tonos rojos que parecía haber salido de un antiguo palacio gallego. Los suelos eran de baldosas con unas cuantas alfombras que olían a viejo. 

Hay mucha piedra en esta casa rural. Las escaleras son de piedra, el comedor tiene las paredes de piedra descubierta, lo mismo puedo decir del cuarto de baño, que tenía unos sanitarios nuevos, pero sin lujos. 

El lujo del Pazo do Souto en Carballo, A Coruña, está en una comida muy bien colocada en los platos. En las comidas y en las cenas te ponían las gordas cigalas bien colocadas y mejor contadas en los platos. Te quedabas con ganas de comer más. Lo mismo nos ocurrió con el desayuno. Todo muy bien colocadito y las cantidades escasas. Mucha fruta pelada, yogures, unas fresas que te abrían el apetito nada más verlas, unos huevos cocidos sin descascar... Lo de los huevos me dejó a cuadros. Yo espero que los huevos cocidos me los sirvan sin cáscara, no en hueveras individuales tal cual salen de la pota. 

El Pazo do Souto en Carballo, A Coruña, es muy tranquilo. No hay ruidos y, si los hay, no llegan a tu habitación gracias a las paredes de metro y medio de grosor que tiene el pazo. 

Nos gustó la piscina. Tienen una piscina grande y muy bien cuidada. Estuvimos en hoteles que no tenían la piscina que tiene esta casa rural. Los jardines también los tienen muy bien cuidados. 

Os recomiendo el Pazo do Souto en Carballo, A Coruña si estás buscando una casa antigua para alojarte. A pocos minutos de coche estás en el Carballo urbano, una pequeña ciudad donde puedes comprar de todo, sobre todo si tienes la cartera bien llena de dinero. Carballo es un sitio caro para comprar.

Friday, December 18, 2015

Mis vacaciones en Jerusalén

Todos deberíamos visitar Jerusalén y sus restaurantes. Tiene locales en los que puedes comer las comidas más pintorescas del mundo. Nosotros estuvimos en el Azura, que es uno de los restaurantes más famosos de Jerusalén. 

Fuimos por recomendación de mi suegra. Ella fue hace un montón de años aprovechando que hizo su luna de miel por la zona de Tierra Santa. Este restaurante fue fundado en 1952 en el Mercado Mahane Yehuda. Yo pensé que no cogíamos sitio porque todos los días había una cola de turistas que te quitaba la gana de esperar vez. De hecho, el primer día nos marchamos, pero el segundo día aguantamos mi santo esposo y yo como dos campeones por el turno. 

La comida que sirven en este famosos restaurante es turco-judía. Me gustó la Sopa Red/Hamusta Kube, el Sofrito me gustó menos, el Moussaka hizo las delicias de mi esposo, el famoso arroz con frijoles que me recomendó mi suegra también estaba bueno y la cola de res me hizo pedir otra ración de lo buena que estaba. 

No descarto volver al Azura. Me gustaría llevar a mis hijas cuando sean un poco más grandes. Lo que podrían mejorar es la presentación de los platos. Todos los platos son blancos y no están nada bien ordenados los alimentos. Pero esto es lo de menos. Los platos son sabrosos y las cantidades generosas. Por eso os recomiendo muy mucho el Azura. También es recomendable por las colas de lugareños y turistas que se forman a sus puertas. Es una experiencia más que te llevas de tu viaje a Israel.

---------------------------

Mi estancia en el Museo del Diseño

En el Museo de diseño en Barcelona tiene una gran colección de fotografía de moda que me ha encantado. Es un museo todavía poco conocido porque sólo lleva un año con sus puertas abiertas. Yo lo conocí gracias a una amiga mía muy aficionada al tema de la moda. 

La colección tiene 170 fotografías que recorren un siglo de moda, sobre todo de moda femenina. Vemos un nuevo modelo de mujer en publicidad, revistas ilustradas, fotografías en las que triunfa la alta costura en la clase acomodada, modelos sofisticadas, otras modelos más urbanas a partir de los años cincuenta hasta llegar a las chicas jóvenes con camiseta y tejanos que se llevan las portadas de las revistas de moda de hoy en día. 

Este Museu del Disseny de Barcelona abre de martes a domingo a partir de las diez de la mañana. Cierra sus puertas a las 20 horas. El horario es lo suficientemente amplio como para que puedas recorrer sus salas con tranquilidad. 

Lo que no me gusta es el precio de las entradas. Me cobraron 6 euros por la entrada. No parece mucho para una persona sola, pero sí es mucho dinero para una familia de cuatro miembros como la mía. Multiplicas seis por cuatro y te salen 24 euros. Tienen unas entradas reducidas de 4 euros que deben ser para colegios o para mayores de 65 años. Mi amiga les preguntó si podíamos comprar una y nos dijeron que para nosotras no había descuento. 

Aun así, os recomiendo el Museu del Disseny de Barcelona, un museo centrado en el diseño y en la moda a lo largo de los últimos cien años. Este museo tiene una cafetería donde puedes picar algo. Los catalanes piensan en todo. Son unos expertos en ganar dinero.

------------------

Saturday, December 12, 2015

Mis vacaciones más dulces en México

1

Nuestra estancia en el Hotel NH Mexico City Reforma no fue tan romántica como esperábamos mi marido y yo. coincidió que fuimos hace unas semanas cuando acababan de cerrar la piscina y el gimnasio del hotel para reformarlos, y así estarán hasta febrero o marzo del próximo año, según nos comentaron los empleados. 

Yo no soy nada de piscinas, pero basta que no la haya para que la eche en falta. Tuve ganas hasta de ir a quemar calorías en el gimnasio que estaba cerrado. Pudimos practicar deportes como el tenis en las pistas del hotel, pero como que no era lo mismo para bajar el peso que siempre coges cuando comes esas raciones tan generosas que sirven en los restaurantes mexicanos. 

La ubicación de este hotel es muy buena cuando vas por motivos de negocios a la capital mexicana. Te queda a unos dos minutos de caminata de la zona financiera de la ciudad. El Hotel NH Mexico City Reforma está en la llamada Zona Rosa. 

Nos dieron una habitación de las plantas superiores. Son las mejores. Muy luminosas y desde sus ventanas ves los edificios del distrito financiero. 

La habitación era muy moderna. Estaba decorada en tonos blancos, con un toque de rojo en la mantita que nos dejaron encima de las dos camas de matrimonio enormes que había en la habitación. También había cómodos sillones blancos, un buen escritorio, ordenador con wi fi gratis y un televisor de plasma mejor que alguno que tenemos en casa. Estuvimos mejor que en nuestro dulce hogar. 

Lo que no me gustó fue que nos dejaran sobre el escritorio un ramo de flores. Lo quité y les dije que no quería flores. Me hicieron caso. En el Hotel NH Mexico City Reforma el personal es muy atento con los huéspedes. 

El desayuno estaba muy bien colocadito, pero no era abundante. Mi marido se quedó con hambre eso que se comió el solo todo el plato de fruta pelada, kiwis incluidos. Los kiwis no le gustan. Tiene que tener mucha hambre para comerlos. Yo me contenté con un café con leche y con un zumo de naranja que sabía a zumo de cartón por mucho que te lo sirvieran en una jarra de cristal. 

Os recomiendo el Hotel NH Mexico City Reforma más que nada por su buena ubicación. Me encantan los hoteles céntricos y más cuando están tan limpios como este hotel de cuatro estrellas de la cadena NH.

--------------------


2

Casa Mira en Madrid es una pastelería en la que puedes comprar estos días los más deliciosos turrones artesanales. 

La tienda que tienen en Madrid es un clásico que data del siglo XIX. Presumen tanto de antigüedad que no la renuevan. La tienen igual desde que yo la recuerdo. Hasta los escaparates no cambian de estilo. Yo creo que es un desacierto por su parte porque les resta clientela joven. Sus clientes suelen ser personas mayores y gente con dinero. Falta hace tener dinero para comprar Casa Mira porque sus dulces tienen precios prohibitivos para la clase trabajadora. 

Lo que más me gusta de su tienda es su olor a caramelo, a chocolate y a almendras tostadas. Huele que enamora el local. 

También me gustan sus pasteles. Lo último que les compré fue un turrón de Jijona que me costó 16,95 euros y que ya comí. Era para regalar, pero no pude evitar caer en la tentación de zampármelo con mis hijas. 

Os recomiendo Casa Mira para hacer regalos. Envías un turrón artesano de los suyos y quedas genial. Lo mismo puedo decir de sus tartas que superan los 50 euros y no son muy grandes. Yo les compraría más si tuvieran unos precios más asequibles. Estos de Casa Mira hacen pasteles para millonarios. 

En todo caso, vale la pena pasarse por su tienda aunque sólo sea para ver una tienda de hace casi dos siglos que se mantiene como si el tiempo no hubiera pasado por ella. Es una pastelería que huele a lujo desde su escaparate clásico.

Friday, December 11, 2015

Comiendo carne a la brasa en La Coruña

El Restaurante El Roble está en el número 14 de la calle de Los Mallos en La Coruña. Es un restaurante donde se puede comer una deliciosa carne a la brasa. Nosotros vamos mucho con mi padre. A él le gusta la carne muy bien pasada, tal como te la sirven en este restaurante. 

Mariscos, pescados, carnes son los manjares que encuentras de martes a domingo en el Restaurante El Roble. Los domingos por la noche y los lunes está cerrado. 

Nosotros nunca hemos tenido problema para encontrar mesa. La crisis se nota mucho en La Coruña. Por eso siempre hay hueco en el salón clásico de este restaurante, un salón que invita con su decoración más a la gente añosa que a la gente joven. 

Lo que más me gusta de este restaurante es el ambiente tranquilo. La terraza es más movida con las idas y venidas de la clientela, pero, lo que es el salón, parece el salón de una casa particular lleno de invitados. 

Os recomiendo su pulpo a feira. Lo hacen sabroso. También me gusta mucho el queso de Arzúa que te ponen como entrante. Lo que no me gusta nada es el bacalao encebollado que hacen al horno. Le sobra la cebolla. 

Mi plato favorito de El Roble es la calderada de raya. Está que te chupas los dedos y son generosos con la raciones de este plato, cosa que no puedo decir respecto a las raciones de mariscos. En pescados más caros y en mariscos te echan las cantidades muy medidas. 

No es un restaurante barato. Por el chuletón de ternera a la brasa con patatas panaderas te cobran 21 euros. Es el plato favorito de mi padre. No me extraña porque está delicioso. Me gusta más que el chuletón de buey, también a la brasa. 

Os recomiendo el Restaurante El Roble. Es un Restaurante con buenos platos para una comida familiar o de empresa. Las carnes a la brasa las hacen deliciosas.

Monday, December 07, 2015

Mis vacaciones de Miss Culta

1

La Plaza Mayor de Cáceres está en el centro de Cáceres, en el sitio de mayor interés turístico. Es lo que se llama una visita obligada. En esa zona están Ayuntamiento de la ciudad, el Arco de la Estrella, la Torre de Bujaco y el Palacio Episcopal. 

Lo que más me gusta de esta plaza es el ambiente que tiene. No te aburres. Puedes ir a comer a un restaurante de aquellos que ocupan buena parte de la plaza con sus mesas y sillas o divertirte contemplando las fachadas de las casas salpicadas con pequeños balcones. Mirar no cuesta nada. 

La última vez estuve con mi marido cuando caía la noche. Había una puesta de sol maravillosa. Pudimos pasear tranquilamente por la plaza pues es peatonal. Mi marido quería ir a cenar a un restaurante de la zona, pero lo convencí para tomar un bocadillo en unos bancos que había. Hay que ahorrar. 

Os recomiendo visitar la Plaza Mayor de Cáceres. Es preciosa. Me gustan mucho sus casas pintadas de blanco, con balconcitos en todas sus ventanas. En algunos balcones tienen plantas muy floridas. 

Todo el ambiente de la ciudad parece que se concentra en la plaza. Todas las veces que estuvimos por allí estaba hasta los topes de gente. No sólo había turistas sino que había cantidad de lugareños. 

En esta Plaza Mayor están los hoteles la Boheme y el hostal Alameda Plaza Mayor, dos alojamientos muy recomendables si estás en Cáceres sólo para hacer turismo. Te quedan céntricos. Hace unos años también tenían en esta plaza la oficina de información turística. Ahora la han cambiado para donde está la Iglesia de Santa María.

-----------------------


2

El Hostal Central Palace Madrid está en el centro de Madrid y, pese a tener sólo una estrella, no está nada mal, al contrario. Las habitaciones no parecen de un hostal sino de un hotel con tres o cuatro estrellas. 

A nosotros nos dieron una habitación amplia, bien iluminada, con vistas a los jardines de Sabatini. Tenía una puerta-ventana por la que entraba mucha luz, hasta cuando tenías las cortinas blancas corridas. 

La cama era de matrimonio, grande, con un cabecero acolchado en tonos azules que recordaba al que tienen las camas de algunos palacios. Los suelos eran de tarima de madera. Había una mesa pequeña con unos sillones bastante duros. Peor era el armario, también blanco igual que los bordes del cabecero de la cama. El armario era tan pequeño que no me cabía ni media maleta de las mías. Opté por no deshacer el equipaje. Así no habría peleas por sitio en el armario. 

Me gustó mucho el desayuno. No era abundante, pero estaba bien presentado. Nos pusieron unos zumos naturales, unas tostadas con aceite de oliva para untarles y una especie de puré de tomate que se suponía que podías echar en el pan. Yo el puré de tomate lo dejé. No me gusta el tomate. 

Mi marido, en cambio, no quedó nada contento con el desayuno. Él es de desayunos abundantes, no de desayunos de cuatro tostadas para repartir para dos y unos churros también contados. Prefiere un desayuno a tope de bollería industrial a un desayuno más sano si no tiene la mesa llena de manjares. 

Os recomiendo el Hostal Central Palace Madrid. Está bien para ir a Madrid a hacer turismo. Todo te queda a una caminata de distancia. Te ahorras un pasta en transporte público. Se encuentra a 200 metros de la estación de metro Ópera y a unos 10 minutos a pie de la famosa Puerta del Sol.

----------------


3

El Castañar Nazarí es un pequeño hotel con encanto que está en la provincia de Granada, en el medio de la nada. Es perfecto para apartarte delo mundo sin lujos. 

Lujoso no lo es. Su único lujo es el silencio. Sólo se escuchan los pájaros y otros ruidos de la naturaleza. Lo demás es silencio total. 

A mí me pareció demasiado sencillo. Su decoración es de Ikea. Ahí radica su encanto: en que es una casita de pueblo andaluz en la que no falta un pequeño patio interior llenos de flores y tiene todas sus estancias decoradas con muebles baratos. 

Tampoco han gastado mucho en la remodelación del edificio. En muchas de las estancias mantienen el techo sujeto por vigas de madera bien barnizadas. Que nadie dude que está en un hotel rural. 

Nuestra habitación era tan sencilla que pensé que había regresado a la casa de mi abuela. Una cama que temía que se rompiera bajo el peso de mi chico y servidora, unos sillones que me parecían igual de frágiles y para de contar. 

El cuarto de baño conservaba el estilo andaluz en unos azulejos que no llegaban al techo, cosa que a mí no me gusta. Esas paredes con sólo azulejos hasta la mitad no me dan sensación de limpieza. Pero tenían todo bien limpio. En eso no hay queja. 

El Castañar Nazarí es recomendable para parejas que quieran hacer una escapada romántica sin gastar mucho. Mi marido no me enamoró con los dos días que pasamos en este pequeño hotel rural con cierto encanto de estilo Ikea, pero me consolé pensando que la escapada a la naturaleza granadina no nos arruinó.

Saturday, December 05, 2015

Hoteles donde no tuve problemas para aparcar el coche



1

El Hotel Pilar Plaza Zaragoza está en la Plaza de Nuestra Señora del Pilar 11 en Zaragoza. Tiene una ubicación céntrica que lo hace idóneo para las personas que van a la capital aragonesa a hacer turismo. Todo te queda a mano. También está muy bien para los que vamos en coche. Lo puedes dejar en el parking gratuito del hotel. 

A nosotros nos dieron una habitación estupenda. Grande, luminosa, con suelos de baldosa gris cubiertos en parte por una gran alfombra blanca a juego con la decoración. La cama era enorme. Los sillones muy cómodos. Teníamos un televisor de plasma que cogía un montón de canales. 

Lo que no me gustó nada fue el cuarto de baño. Tenía una decoración que metía miedo. Por ejemplo, la gran bañera estaba justo debajo de un techo en forma de arco de piedra y tenía en sus cuatro esquina unas velas grandes que tuve que sacar porque me horrorizaban. No me sentí cómoda duchándome en el cuarto de baño y, menos mal que era grande, porque, de ser pequeño hubiera sido todavía más tétrico con aquella decoración digna de la casa de Drácula. 

Aun así, os recomiendo este hotel de Zaragoza. El Hotel Pilar Plaza de Zaragoza es un tres estrellas que está bien en general, quitando los cuartos de baño de las habitaciones que echaron a perder con una decoración poco acertada. 

Las vistas que teníamos desde nuestro cuarto eran muy buenas. Veías todo el centro de Zaragoza, unos edificios muy bonitos. También es bonito el edificio en el que se ubica el hotel. Es un edificio antiguo muy bien conservado. 

El desayuno fue un buffet generoso, pero sin excesos de calidad. Nos sirvieron mucha bollería industrial. Mis hijas la disfrutaron. Ellas se mueren por todo lo que es bollería que engorda y no es sana. Los zumos eran de cartón. Tuve que pagar a mayores un zumo natural porque a mí los zumos industriales no me van.

------------------------------


2

El Castañar Nazarí es un pequeño hotel con encanto que está en la provincia de Granada, en el medio de la nada. Es perfecto para apartarte delo mundo sin lujos. 

Lujoso no lo es. Su único lujo es el silencio. Sólo se escuchan los pájaros y otros ruidos de la naturaleza. Lo demás es silencio total. 

A mí me pareció demasiado sencillo. Su decoración es de Ikea. Ahí radica su encanto: en que es una casita de pueblo andaluz en la que no falta un pequeño patio interior llenos de flores y tiene todas sus estancias decoradas con muebles baratos. 

Tampoco han gastado mucho en la remodelación del edificio. En muchas de las estancias mantienen el techo sujeto por vigas de madera bien barnizadas. Que nadie dude que está en un hotel rural. 

Nuestra habitación era tan sencilla que pensé que había regresado a la casa de mi abuela. Una cama que temía que se rompiera bajo el peso de mi chico y servidora, unos sillones que me parecían igual de frágiles y para de contar. 

El cuarto de baño conservaba el estilo andaluz en unos azulejos que no llegaban al techo, cosa que a mí no me gusta. Esas paredes con sólo azulejos hasta la mitad no me dan sensación de limpieza. Pero tenían todo bien limpio. En eso no hay queja. 

El Castañar Nazarí es recomendable para parejas que quieran hacer una escapada romántica sin gastar mucho. Mi marido no me enamoró con los dos días que pasamos en este pequeño hotel rural con cierto encanto de estilo Ikea, pero me consolé pensando que la escapada a la naturaleza granadina no nos arruinó.




Friday, December 04, 2015

Mis vacaciones con más encanto

1

El Marriott Hotel Surfers Paradise es un hotel con cierto encanto informal que lo hace ideal para pasar unos días con tu pareja dentro de las formalidades de un trabajo serio o de esas vacaciones por trabajo que no son vacaciones ni son trabajo del día a día. 

Está en 158 Ferny Ave, Surfers Paradise QLD 4217, Australia. A mí me gustó tanto por fuera como por dentro. Es un hotel muy bonito. La decoración del hotel es muy cuidada. Lo que es la zona de recepción es amplia. En este hotel todo es grande. 

La piscina, por ejemplo, es enorme. Parece un mar en pequeño. Yo no salía de la piscina y eso que no soy nada de piscinas, yo menos cuando tengo una playa cerca, como era el caso. La piscina estaba siempre muy concurrida, pero, al ser tan grande, no tenías sensación de estar como en una lata de sardinas. El tobogán hacia las delicias de los más pequeños. Mis niñas no salían del dichoso tobogán. 

En la laguna que había donde la piscina podías nadar entre peces. Era una sensación inolvidable. 

De la habitación sólo puedo decir maravillas. Era grande, luminosa, estaba decorada de manera moderna. Me recordó las habitaciones que tienen algunos hoteles en Las Vegas. 

Os recomiendo el Marriott Hotel Surfers Paradise, un hotel en el que te sirven un desayuno muy completo con zumos naturales. El personal es muy amable y muy eficiente. Lo tienen todo muy limpio. 

Como os decía, me encantó la piscina, la laguna de agua salada llena de peces. También era muy buena la playa privada. Cuando estuvimos nosotros había muchas parejas en escapada romántica. Aun así, noté bastante ruido sobre todo de día.

-------------------


2

El Tian Yi Hostel, tiene una ubicación céntrica en la grandiosa ciudad china de Pingyao. Te viene genial para hacer turismo sin necesidad de recurrir al transporte público para visitar los sitios de mayor interés de la ciudad. 

No es un hotel lujoso. Más parece una casa de pisos baratos que un hotel, tanto en las estancias comunes como en las habitaciones. No me gustó, por ejemplo, lo que es la entrada, la zona de recepción. Recordaba una escuela con todos aquellos papeles colgados con dibujos de los huéspedes que habían pasado por allí. Aquello no era serio. 

La habitación tampoco era muy de mi gusto. Demasiado sencilla. Pero esto no quitaba que tuviera una cama con dosel que parece que es muy típica de las casas chinas. A mí no me gustan este tipo de camas. 

Menos mal que tenían todo bien limpio. El personal es muy amable, incluso demasiado diría yo. No estoy acostumbrada a los excesos de amabilidad que se gastaban en este hotel chino. 

Eche de menos que la habitación fuera más grande. Mi chico y yo nos sentimos como dos sardinas en una lata. Encima el armario era minúsculo. Yo no deshice las maletas porque no me hubiera cabido ni media maleta en aquel armario. 

No os recomiendo el Tian Yi Hostel, Pingyao, ni os lo dejo de recomendar. Los hoteles chinos son todos parecidos. Son muy antiguos en cuanto a decoración. Parece que se han quedado en la antigüedad remota. En nuestra habitación nos dejaron el televisor más viejo que yo no había visto nunca. 

Lo peor de todo era el cuarto de baño. No había bañera ni ducha sino una especie de manguera con la que tenías que ducharte. El agua se iba por un desagüe del suelo. No quisiera volver a tener que utilizar un cuarto de baño tan cutre.

Thursday, December 03, 2015

Comiendo en Granada

El Restaurante El Huerto de Juan Ranas, Granada, es un restaurante con vistas a la Alhambra que vale mucho la pena. Se come bien y tiene una excelente ubicación. 

El Huerto de Juan Ranas se encuentra junto al conocido mirador de San Nicolás, un lugar que no debes dejar sin visitar. Es precioso. En concreto, está en el Barrio del Albaicín, uno de los núcleos antiguos de la Granada musulmana que mantiene las calles de aquellos lejanos años. 

Tiene muchos platos de cocina andaluza, pero también han introducido innovaciones que no son de muy de mi gusto. Tal es el Melón foie caramelizado que me resultó sencillamente repugnante. Lo probé porque una amiga con la que fui a comer a este restaurante me convenció para pedirlo de aperitivo. Fue un desacierto. 

Lo que me encantó fue la Pastela, un pastel de hojaldre y carne con un buen toque de canela que le daba un sabor inolvidable. 

Siguiendo con lo que me gustó tengo que mencionar el Atún con salsa cordobesa acompañado por un exquisito puré de coliflor y langostinos. Estaba también muy rico el Solomillo de buey, jugoso y blandito, como a mí me gusta. Le pusieron una guarnición de puré de manzana y patatas. 

De postre tanto mi amiga como yo pedimos Tarta de manzana con espuma de cuajada y reducción de amaretto. 

Los platos tienen una presentación muy cuidada. Casi es mejor la presentación que la comida. En vinos no tengo queja. Tenían buenos caldos 

Lo que no debes perderte es la terraza. Está genial para tomar algo mientras disfrutas de las vistas a la Alhambra. Sólo por la decoración del restaurante ya os lo recomiendo. Es una pena que sea un restaurante tan caro. Yo iría más veces cuando voy a Granada si no tuviera los precios que tiene.

Mis vacaciones en Lisboa y Benidorm

1

El Hotel está situado en el centro de la ciudad de Lisboa. Tiene una ubicación muy buena para los turistas porque todos los puntos de interés de la ciudad te quedan cerca. 

Este hotel de 4 estrellas está muy bien cuidado. Tiene una decoración moderna, buenas habitaciones y un ambiente intimista que te pone mística. Es el hotel que necesitas cuando quieres reflexionar sobre tu vida. Yo sólo me alojé dos noches y salí melancólica. 

Los huéspedes de este hotel pueden ir al vecino hotel Tivoli Lisboa, donde puedes disfrutar de todos los espacios comunes, desde los bares y restaurantes a la magnífica piscina exterior. Yo no fui. Estaba sola y no tenía muchas ganas de fiesta. 

Mi habitación era grande. Tenía una cama de matrimonio inmensa. Los colores de la decoración eran blancos, naranjas y marrones. Me encantó un sillón naranja que había. Era más cómodo que la cama. 

Lo que no me gustó nada fue el cuarto de baño. Me recordó los cuartos de baño de los gimnasios. Era tan grande que parecía que iba a entrar un equipo de fútbol femenino en cualquier momento para compartir la ducha. Encima mirabas para el techo y veías una cubierta de una especie de plástico que no contribuía a que te sintieras cómoda. Me consolé pensando que estaba todo muy limpio y que los sanitarios aprecian recién colocados de lo nuevos que se veían. 

Toda la decoración del hotel es moderna. Tanto en las habitaciones como en las estancias comunes. En algunas estancias pecan de exceso de modernidad. En el restaurante, por ejemplo, las mesas parecen un reservado en sí. Esto te hace sentir más sola cuando vas a comer sin compañía, como era mi caso. 

Os recomiendo este hotel de Lisboa por su ubicación sobre todo. El Hotel Tivoli Jardim se encuentra junto a la principal avenida de la ciudad de Lisboa, Avenida da Liberdade, al lado del Tivoli Lisboa y a pocos metros de la zona histórica de la ciudad. A unos 8 Km. está el aeropuerto de Portela, Lisboa. 

La estación ferroviaria está a unos 800 metros, el metro de Lisboa queda a unos 150 metros y el bus pasa por delante de la puerta del hotel.

--------------------


2

El Hotel Dynastic en Benidorm esuna hotel que tiene unas habitaciones grandes, espaciosas, luminosas y con terraza. Estás mejor que en tu casa. 

Nosotros pasamos en este hotel unos días en familia. No tuvimos problemas de espacio. La cama de matrimonio era inmensa. Lástima que no tuviera un colchón más cómodo. Nos pusieron un colchón tan duro como el suelo. 

El Dynastic se encuentra en una zona residencial de Sierra Helada, a unos 600 metros de la playa. si te gusta ir andando, puedes darte una caminata y llegar sin necesidad de coche. Era lo que hacía yo cuando iba sin las niñas. Mis hijas no se apuntaban a mis caminatas. Son muy señoritas. Si no tienen un coche delante de la puerta del hotel, son capaces de quedarse todo el día mirando la tele. 

El hotel cuenta con spa, piscinas cubiertas y piscinas al aire libre. No te aburres. Tampoco se aburren los niños. Los puedes llevar a un parque infantil que hay cerca de las piscinas y dejar que se entretengan solos mientras tu te relajas pro los alrededores. 

Las habitaciones son todas estupendas con sus terrazas privadas. Las habitaciones del Dynastic Hotel son amplias y confortables, con suelos de mármol bien limpios, aire acondicionado y ventanas grandes. La nuestra me gustó mucho. Abrías las cortinas color crema a juego con las colchas de las camas y veías la terraza. 

Nos vino bien la caja fuerte y también nos vino genial la conexión inalámbrica a internet. Lo que no me gustó fue tener que pedir ambas. 

Casi temía que tuviera que pedir también permiso para usar las dos piscinas. A mí no me gusta pedir permiso como si estuviera en un colegio de monjas en vez de estar en un hotel donde pago una buena pasta todos los días en los que me alojo con mi familia. 

Alrededor de la piscina de 25 metros hay una terraza con tumbonas muy cómodas. Daba gusto tomar el sol en ellas. 

En el spa y centro de bienestar del Hotel Dynastic hay un gimnasio bastante bueno, una sauna, un jacuzzi y un baño turco que me dejó nueva. 

Además, los niños tienen a su disposición un parque infantil muy completo en columpios y una mesa de ping-pong para los más grandecitos. 

Nosotros comimos y cenamos en el restaurante del hotel. El restaurante del Dynastic sirve un amplio bufé de platos mediterráneos e internacionales que satisfacen hasta al exigente paladar de mi marido. Cuenta con una cocina a la vista, como a él le gusta. 

De noche fuimos al piano bar a tomar una copa. Es un sitio muy romántico. Sólo por este piano bar ya vale la pena alojarse en este hotel. 

También os recomiendo el mercado que hacen como a unos dos minutos del hotel. Fue donde compré los regalos para mi suegra y para mi madre. Siempre tengo que llevarles alguna cosilla para tenerlas contentas. 

Para aparcar nuestro coche no tuvimos problemas. Unos días lo dejamos fuera y otros días lo metimos en el parking del hotel.

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

ENCUESTAS PAGADAS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA