ILOVECPA: un vale de compra de 1000 euros

PRÉSTAMOS RÁPIDOS SIN PAPELEO

GANA 2 EUROS POR ENCUESTA

ALIMENTOS PARA ANIMALES DE COMPAÑÍA

HOTELES BARATOS

CITAS NUDISTAS

MODA CHIC PARA CHICAS CHIC

DESCUBRE TU FUTURO GRATIS

DINERO RÁPIDO SIN PREGUNTAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

Monday, August 24, 2015

Comiendo y bebiendo en Madrid

1

El Restaurante Bodegas La Ardosa en Madrid es una taberna de barrio a la que ya iba con mis padres hace un montón de años. Es la típica taberna de toda la vida que le encanta a mi padre y horroriza a mi madre porque a ella le gusta todo muy chic y elegante. 

A mí me encantan sus patatas bravas. Por eso vamos muchas veces a comerlas con las niñas. Las patatas bravas nos gustan a todos. Los boquerones en vinagre también están muy buenos. alguna vez hemos llevado a mi suegra y se nos ha puesto hasta las cejas de morcilla. Dice que la morcilla de esta taberna es mejor que la que hacen en Asturias. 

Os recomiendo el Restaurante Bodegas La Ardosa en Madrid. Es un buen sitio para ir a picar algo, para el aperitivo como dice mi santo. El local es muy de andar por casa, nada lujoso, pero limpio y acogedor. 

La única desventaja que tiene es que es pequeña y suele estar hasta los topes. Es casi imposible coger una de las pocas mesas que tiene libres. Debería ser más grande. Nosotros solemos acabar comiendo alguna ración rica en la barra. La tortilla la hacen muy buena y lo mismo puedo decir de los callos. Es una comida muy casera, sin inventos que no le hacen falta ni en presentación ni en elaboración. 

Esta bodega es muy castiza. El personal es muy amable. Son un encanto todos los camareros. Te sirven rápido y siempre con una sonrisa en la cara, cosa que no es frecuente en estos tiempos de crisis económica.

-------------------------------------------

2


La ruta del vermut en Madrid es una web que recomienda bares no turísticos. Yo la conocí gracias a una amiga que es una gran aficionada a este tipo de bebida que le gustaba a una tía mía cuando los médicos le permitían beber bebidas alcohólicas. A mí no me gusta mucho el vermut, pero me agrada el buen rollito que hay en esta ruta. 

En la Ruta del vermut te relacionas con la gente y obtienes conocimientos sobre una bebida que se bebía más en los años ochenta que hoy en día. Es la bebida de nuestros padres, como dice mi marido. 

Nosotros fuimos en dos ocasiones. La ruta dura unas tres horas, cuesta 20 euros y te dan dos vermuts incluidos en el precio. Es como ir con un guía turísticos bien enrollado. Me llamó la atención que a esta ruta del vermut se apunten muchos turistas. Cuando me hablaron de ella, pensé que irían un montón de españolitos que añoran aquellas salidas en familia con los padres, cuando tus progenitores pedían un vermut y tú querías probarlo y no te dejaban. 

Yo me lo pasé de cine. Ni que decir que pienso repetirla. Puede o parecerte muy barata porque hay que pagar 20 euros, pero, lo pasas tan bien, que te compensa lo que pagas. NO importa que no vayas acompañada. En la ruta ya encuentras compañía. Es más, yo la recomiendo muy mucho para personas solas. Conoces gente y desconectas de la soledad. Yo la primera vez fui sola y la segunda vez también venía mi santo. Me sirvió tanto para disfrutar de la bebida como para practicar mi inglés con los tres ingleses que venían la segunda vez que la hice.

No comments:

ENCUENTRA PAREJA PARA PRACTICAR EL AMOR LIBRE

LOS MEJORES HOTELES

ENCUESTAS PAGADAS

ENCUESTAS PAGADAS

ZAPATOS ÚLTIMA MODA

TRABAJA DESDE CASA